Algunos obispos de EE.UU. desalientan a los católicos de recibir la vacuna de Johnson & Johnson si hay otras disponibles

(CNN) — Mientras los funcionarios y los expertos en salud están en la carrera para vacunar a los estadounidenses contra el covid-19, algunos obispos católicos han intervenido para disuadir a los miembros de la Iglesia de ponerse la vacuna recientemente aprobada de solo una dosis de Johnson & Johnson.

La Conferencia de Obispos Católicos de EE. UU., así como al menos otras 6 diócesis de todo el país, han publicado declaraciones que expresan «preocupaciones morales» por la vacuna debido al uso de células cultivadas en laboratorio que descienden de células extraídas del tejido de fetos abortados en la década de 1980.

La vacuna es la tercera que se autoriza en Estados Unidos. A diferencia de sus predecesores, de Pfizer/BioNTech y Moderna, la vacuna Johnson & Johnson requiere solo una inyección y se puede mantener a temperaturas normales de refrigerador, lo que facilita su transporte.

Los expertos en salud han advertido que los estadounidenses deben recibir la vacuna que se les ofrezca.

MIRA: Obispos católicos de EE.UU. llaman a no aplicarse la vacuna de Johnson & Johnson

«Si a las personas se les ofrece la vacuna Johnson & Johnson, no deberían decir: ‘No la quiero’», dijo el mes pasado el Dr. Paul Goepfert, director de la Clínica de Investigación de Vacunas de Alabama. «No estamos en un escenario en el que podamos elegir vacunas».

Antes de la autorización de uso de emergencia de EE.UU. para la vacuna Johnson & Johnson, la oficina doctrinal de la Iglesia católica romana, la Congregación para la Doctrina de la Fe, dijo que «es moralmente aceptable recibir las vacunas contra el covid-19 que han usado líneas celulares de fetos abortados en su proceso de investigación y producción».

La nueva declaración de la Conferencia de Obispos contradice una nota aprobada por el papa Francisco, quien recibió una vacuna en enero. La nota de diciembre decía que «el uso de tales vacunas no constituye una cooperación formal con el aborto del que derivan las células utilizadas en la producción de las vacunas».

En un comunicado a CNN, Johnson & Johnson dijo: «Estamos orgullosos de llevar nuestra vacuna covid-19 al mundo y de contribuir a poner fin a esta pandemia. Nuestra vacuna covid-19 de inyección única utiliza un vector de adenovirus no infeccioso inactivado – – similar a un virus del resfriado – que codifica la proteína del «pico» (S) del coronavirus, y no hay tejido fetal en la vacuna. Podemos fabricar cientos de millones de dosis utilizando nuestro sistema de línea celular diseñado y esperamos poder administrar esas dosis en todo el mundo y ayudar a satisfacer la necesidad crítica».

La Casa Blanca rechazó la declaración de la Conferencia de Obispos sobre la vacuna de Johnson & Johnson

Un funcionario de la administración señaló a CNN la declaración del Vaticano de diciembre, y agregó que la administración Biden también está «abordando las dudas y trabajando con mensajeros locales sobre cómo abordar eso, incluso con líderes religiosos».

El presidente Joe Biden es un católico practicante.

Hacer una vacuna con células que descienden del tejido fetal

Los fabricantes de vacunas a veces usan líneas de células fetales cuando desarrollan una vacuna.

Pfizer / BioNTech y Moderna utilizaron líneas celulares originadas en tejido fetal para probar sus vacunas, mientras que Johnson & Johnson las utilizó en el «desarrollo, confirmación y producción», según el Dr. James Lawler, experto en enfermedades infecciosas de Nebraska Medicine.

Esas células están a miles de generaciones extraídas del tejido fetal original, dijo Lawler.

Junto con el uso de células, la vacuna de Johnson & Johnson se fabrica de manera diferente a las otras dos vacunas autorizadas.

La compañía desarrolló una vacuna de vector de adenovirus, en la que el adenovirus, que ha sido modificado para no causar enfermedad, transporta material genético con una proteína de pico de coronavirus al cuerpo para que las células de una persona puedan producir la proteína de pico por sí misma y activar su sistema inmunológico contra el virus, dijo Lawler.

Johnson & Johnson utilizó la línea de células fetales porque es «un estándar industrial bien estudiado para la producción segura y confiable de vacunas de vectores virales», dijo Lawler.

Lo que dicen los obispos sobre la vacuna

Pero ahora, las declaraciones de los obispos estadounidenses están animando a los católicos a optar por recibir la opción Pfizer / BioNTec o Moderna cuando sea posible.

La Arquidiócesis de Nueva Orleans calificó la vacuna de Johnson & Johnson como «moralmente comprometida» en un comunicado la semana pasada, y las diócesis de Baton Rouge, Nueva Orleans y Burlington, Vermont, han emitido declaraciones que expresan su preocupación por la vacuna.

El obispo Michael Duca de la Diócesis de Baton Rouge emitió una declaración que dice: «Si por alguna circunstancia razonable sólo puede recibir la vacuna de Johnson y Johnson, debe sentirse libre de hacerlo por su seguridad y por el bien común».

MIRA: ¿Qué medidas deben adoptar los que ya están vacunados? Los CDC preparan nueva guía

La declaración, que tuvo eco en Burlington, continuó diciendo que la decisión de recibir la vacuna es entre una conciencia individual y su proveedor de atención médica, pero que «de ninguna manera la posición de la Iglesia disminuye las malas acciones de quienes decidieron usar líneas celulares de abortos para fabricar vacunas «.

Si bien las vacunas Pfizer y Moderna deben elegirse sobre las de Johnson y Johnson siempre que sea posible, la Conferencia de Obispos Católicos de EE.UU. dijo en un comunicado el martes que es «moralmente aceptable» recibir vacunas cuando las opciones «éticamente irreprochables» no están disponibles.

«Dado el sufrimiento mundial que está causando esta pandemia, reafirmamos que vacunarse puede ser un acto de caridad que sirve al bien común», dijo el comunicado.

La declaración fue una actualización de una publicada en diciembre que se hizo eco de la declaración del Vaticano, diciendo que las vacunas Pfizer y Moderna eran moralmente aceptables a pesar de su «conexión remota con líneas celulares moralmente comprometidas» debido a la gravedad de la pandemia.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up