Equipo de la OMS visita el laboratorio de murciélagos chino en el centro de las conspiraciones del coronavirus

Hong Kong (CNN) — Un equipo de investigadores de la Organización Mundial de la Salud en Wuhan visitó el miércoles un laboratorio que ha sido el foco de teorías de la conspiración y especulaciones sobre el origen de la pandemia de coronavirus.

Los investigadores de la OMS comenzaron la investigación en la ciudad central de China la semana pasada, luego de una cuarentena de 14 días y demoras burocráticas. Su trabajo ha estado sujeto a un intenso escrutinio y presión política tanto dentro como fuera del país.

Pocos lugares que visitan son tan controvertidos como un laboratorio administrado por el Instituto de Virología de Wuhan, que funcionarios de la administración del expresidente Donald Trump sugirieron, sin proporcionar evidencia, que podría haber sido el origen del coronavirus.

El laboratorio en cuestión, que está afiliado a la Academia de Ciencias de China administrada por el gobierno central, es el único en China continental equipado para el nivel más alto de biocontención, conocido como Nivel 4 de Bioseguridad (BSL-4).

Los laboratorios BSL-4 están diseñados para estudiar los patógenos más peligrosos del mundo: los que presentan un alto riesgo de transmisión, con frecuencia son fatales y, por lo general, no tienen una cura confiable, como los coronavirus.

Peter Daszak, miembro del equipo de la OMS que investiga los orígenes del covid-19, habla con los medios de comunicación a su llegada al Instituto de Virología de Wuhan.

LEE: Un año después del encierro, Wuhan regresa a la vida normal, pero todavía está atormentado por cicatrices emocionales

Laboratorio de Wuhan dirigido por la ‘mujer murciélago’ de China

El laboratorio de Wuhan fue creado a raíz de la mortal epidemia del síndrome respiratorio agudo severo (SARS), que se extendió por China y otras partes de Asia en 2002 y 2003.

En particular, el equipo de laboratorio de Wuhan dirigido por la viróloga Shi Zhengli, conocida como la «mujer murciélago» de China durante años de expediciones de búsqueda de virus en cuevas de murciélagos, se ha centrado en los coronavirus transmitidos por murciélagos, exactamente por lo que se cree que ha sido causada la pandemia actual.

Los murciélagos son un reservorio importante de virus, y aunque no los padecen gracias a la resistencia natural, son portadores conocidos de muchos patógenos infecciosos que son devastadores para los humanos, incluidos el ébola, la rabia, el SARS y el síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS). El consenso científico actual es que el SARS-Cov-2, el virus detrás de la pandemia de covid-19, también evolucionó en murciélagos y luego se propagó a los humanos, potencialmente con un huésped animal intermediario.

Esto hace que el trabajo de laboratorios como el de Wuhan sea aún más importante, ya que comprender cómo los virus evolucionan y se propagan de los murciélagos a los humanos podría permitir a los científicos luchar mejor contra futuras infecciones. Sin embargo, también significa que dichos laboratorios pueden albergar una serie de patógenos potencialmente mortales y deben ser muy cautelosos para asegurarse de que no escapen.

Aunque la administración de Trump, estridentemente anti-China, sugirió que esto podría haber ocurrido en Wuhan, la mayoría de los expertos no están de acuerdo.

En un artículo publicado en la revista Nature Medicine en marzo pasado, los principales especialistas en enfermedades infecciosas de Estados Unidos, Reino Unido y Australia dijeron que era «improbable» que el nuevo coronavirus hubiera surgido de un laboratorio, citando un análisis comparativo de datos genómicos.

«Nuestros análisis muestran claramente que el SARS-CoV-2 no es una construcción de laboratorio o un virus manipulado a propósito», dijo el documento.

Peter Daszak, miembro del equipo de la OMS actualmente en Wuhan y presidente de EcoHealth Alliance, una organización sin fines de lucro de salud ambiental, dijo que confiaba en los protocolos de seguridad del laboratorio.

«Conozco muy bien ese laboratorio», dijo Daszak, quien ha trabajado de cerca con la viróloga Shi en el pasado.

«Es un buen laboratorio de virología que estaba haciendo un buen trabajo que estuvo cerca de encontrar cuál sería el próximo coronavirus relacionado con el SARS. Pero no lo encontró hasta donde yo sé. Pero sabes, desafortunadamente, tal vez estuvo tan cerca que la gente ahora, irónicamente, empieza a culparlo».

LEE: Los cazadores de virus que buscan cuevas de murciélagos para predecir la próxima pandemia

Algunos han especulado que el equipo de la OMS puede estar limitado en lo que puede ver durante las inspecciones en China, particularmente cuando Beijing ha comenzado a impulsar teorías alternativas, a menudo completamente infundadas, sobre el origen del virus. Pero Daszak dijo que esperaba que sus relaciones personales con el liderazgo del laboratorio significarán que obtendrán todo lo que necesitan.

«Ya hemos hablado con (Shi) Zhengli, y ella está abierta sobre estas cosas. Espero que tengamos el mismo nivel de apertura y transparencia», dijo.

Sin embargo, Daszak expresó su preocupación de que la investigación más amplia pueda ser demasiado tarde para encontrar información importante en Wuhan, donde ocurrió el brote inicial del virus y se cree que se originó.

«Podríamos haber estado aquí hace un año haciendo un buen trabajo», dijo Daszak, aunque agregó «estamos obteniendo un buen acceso… todo el tiempo, estamos investigando para encontrar más y más información sobre cada posible ruta.»

La Dra. Shi Zhengli del Instituto de Virología de Wuhan en su laboratorio con Peter Daszak, presidente de la EcoHealth Alliance, en un video de 2014.

Visita al mercado de mariscos de Wuhan

El domingo, el equipo de la OMS visitó el mercado de mariscos de Huanan ahora desinfectado y cerrado, donde se detectó por primera vez un grupo de casos similares a la neumonía a fines de 2019 y que durante mucho tiempo se pensó que era un origen potencial del brote.

Peter Ben Embarek, líder del equipo de la OMS y especialista en seguridad alimentaria, le dijo a CNN que «incluso si el lugar hubiera sido desinfectado hasta cierto punto, todas las tiendas están allí, y el equipo está allí. Te da una buena idea del estado del mercado en términos de mantenimiento, infraestructura, higiene y flujo de mercancías y personas».

El equipo pudo hablar con los lugareños y los trabajadores, dijo Ben Embarek, y agregó que era demasiado pronto en sus investigaciones para sacar conclusiones.

«Está claro que algo sucedió en ese mercado», dijo Ben Embarek. «Pero también podría ser que otros lugares tuvieran el mismo papel, y ese solo fue elegido porque algunos médicos fueron lo suficientemente inteligentes como para vincular algunos casos esporádicos».

Otra miembro del equipo de la OMS, la profesora Thea Fisher, le dijo a CNN que le había sorprendido la «utilidad» de ver un mercado que había estado desierto durante el año pasado. «Teníamos gente muy buena de salud pública con nosotros que de hecho habían estado realizando algunos de los muestreos ambientales en el mercado… explicándonos exactamente dónde tomaron las muestras del sistema de ventilación».

Daszak, que se especializa en zoonosis, enfermedades que pueden transmitirse de animales a humanos, dijo que la visita al mercado fue «para mí un punto crítico del viaje».

LEE: Los mercados húmedos de China no son lo que algunas personas piensan

«Pudimos ver el lugar donde cada persona infectada que se confirmó en ese mercado tenía un puesto, se dio una idea de lo nuevo que era, cómo es la infraestructura», dijo. «¿Habría sido un lugar desordenado, un lugar concurrido y lleno de gente? Así que fue extremadamente útil».

Todo el equipo de la OMS ha advertido que es probable que cualquier hallazgo de la investigación actual lleve una cantidad considerable de tiempo y ha hablado de la necesidad de «manejar las expectativas», incluso cuando los ojos del mundo están puestos en ellos.

Nectar Gan de CNN contribuyó con este reportaje.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up