«Mi padre de 81 años nunca habría podido resolver esto por sí solo»: el difícil proceso de registro de vacunas contra el covid-19 en EE.UU.

(CNN) — Para Caroline Brant, intentar conseguir una cita de vacunación para sus suegros en Pensilvania fue como intentar «conseguir un asiento en un gran espectáculo».

«Excepto que en Pensilvania, todavía no hay programa», le dijo Brant a CNN. «Solo algunos sitios aleatorios».

La mujer de 48 años, que vive en Collegeville, se refiere a la confusión sobre los sitios web donde las personas que son elegibles para la vacuna pueden inscribirse y recibir la tan codiciada inyección.

Por el momento, en la mayoría de los estados, las personas que son elegibles incluyen trabajadores de la salud y personas mayores. Pero muchos de los 50 millones de adultos mayores del país, incluidos los suegros de Brant, han estado luchando por descubrir cómo navegar por los diversos sitios web que brindan información sobre la vacuna o que permiten que las personas se registren.

«Mis suegros no me pidieron ayuda, pero me di cuenta de inmediato que era una pesadilla logística», dijo Brant. «Ninguno de ellos sabía siquiera por dónde empezar».

Es por eso que Brant, que es dueña de una juguetería, les ofreció su ayuda. Dijo que también está ayudando a algunos de sus empleados que son adultos mayores y a sus propios padres, que viven en Arizona.

El 60% de estadounidenses no saben dónde o cuándo recibir la vacuna contra el covid-19, según una encuesta

Caroline Brant está ayudando a familiares y colegas a inscribirse en las citas de vacunación.

Y ella no es la única: a medida que continúa el lanzamiento de la vacunación en los estados de todo el país, aumenta la confusión sobre cómo inscribirse para recibirla. Los planes de distribución de vacunas pueden diferir de un estado a otro y, en algunos casos, de un condado a otro.

Como resultado, muchos están dando un paso al frente para tratar de ayudar a sus seres queridos que son elegibles para la vacuna, pero que están confundidos acerca de cómo hacerlo, para obtener sus citas.

Algunos esperan en sus computadoras, presionando actualizar

La comunicación al público sobre en qué fase se encuentra un estado, cómo encontrar una vacuna y adónde ir para vacunarse se deja en manos del estado, generalmente el Departamento de Salud del estado, que puede luego deje que los condados la organicen y administren.

Sin embargo, independientemente de la ubicación, las personas en todo el país han experimentado la misma frustración al intentar conseguir una cita para un ser querido: el proceso de reserva ha resultado más difícil de lo que debería ser.

«Estoy en la sala de espera. Mi papá de 81 años nunca habría podido resolver esto por sí solo», escribió una persona en Minnesota en un tuit. «Nuestras personas mayores necesitan que la familia haga esto por ellos, y muchas personas mayores no tienen una familia que las ayude».

«Sentado frente a una computadora, haciendo clic en actualizar constantemente con la esperanza de ser el primero en tener acceso a Eventbrite cuando se publique un evento», tuiteó otra persona. «¿Cuál evento? Una posible vacuna contra el covid para mis padres. Así es. Florida está ejecutando su programa de vacunas a través de Eventbrite».

En ausencia de un plan de distribución nacional o estatal, varios condados de Florida utilizaron Eventbrite, un sitio de programación de eventos y venta de entradas, para distribuir su número limitado de dosis de vacunas por orden de llegada a los grupos de personas elegibles. Esto incluye a los residentes mayores de 65 años.

Al menos tres de los condados que utilizan Eventbrite para la distribución de vacunas (Pasco, Collier y Sarasota) han reconocido recientemente estafas en la plataforma.

Nancy Morrow-Howell, directora del Centro Harvey A. Friedman para el Envejecimiento de la Universidad de Washington en St. Louis, le dijo a CNN Business a principios de este mes que las plataformas como Eventbrite son inaccesibles para «las personas más desfavorecidas».

Will Howell, que vive en Oakland, California, dijo que ha estado ayudando a su madre de 75 años, que tiene diabetes, a inscribirse para recibir una vacuna en Evanston, Illinois. Allí, dijo, la ciudad está utilizando un sitio de Internet diferente para ayudar a coordinar las citas de vacunas.

«La ciudad está haciendo que la gente complete formularios de SurveyMonkey para medir su nivel de prioridad», dijo Howell a CNN.

La ciudad de Evanston dijo en una publicación de Facebook el 7 de enero que el formulario de SurveyMonkey «no es un formulario de registro de vacunas», sino un «formulario de interés de vacunación».

Howell, de 41 años, dijo que llenó el formulario para su madre después de pasar horas buscando en varios sitios web, incluido el Chicago Tribune, Twitter y el sitio web de la ciudad de Evanston, para tratar de encontrar instrucciones.

«Ojalá no se vaya solo al éter», dijo sobre el formulario, que envió el miércoles.

Otros logran reservar citas, pero…

Incluso antes de la pandemia, Amanda Rykoff, de 50 años, dijo que era el «soporte técnico» para sus padres, ayudándolos con sus computadoras, decodificador de cable y conexión a Internet.

Amanda Rykoff y sus padres durante una caminata con distanciamiento físico.

Entonces, cuando sus padres, de 84 y 78 años, se volvieron elegibles para la vacuna en Los Ángeles, donde viven, Rykoff dijo que se ofreció como voluntaria para ayudarlos a inscribirse.

«Honestamente, no sabía mucho sobre el proceso», le dijo a CNN. «Escuché a través de amigos en las redes sociales que el sitio web era confuso … Sabía que sería difícil seguir el sitio web».

Cuando intentó por primera vez programar una cita para su padre, un sobreviviente de cáncer, el sitio web del Departamento de Salud del Condado de Los Ángeles dijo que aún no era elegible para la vacuna y que probablemente tendría que esperar hasta mayo.

El martes, sin embargo, llegó la noticia de que todos los residentes del condado de Los Ángeles mayores de 65 años eran elegibles para la vacuna incluso si no eran trabajadores de la salud, por lo que Rykoff rápidamente llamó a sus padres y fue al sitio web de vacunación del condado.

«Debo haber accedido al sitio antes de que colapsara por la tarde», dijo. Hizo clic en algunas páginas antes de llegar a la designada para concertar citas. Ella reservó con éxito uno para el jueves al mediodía, en el sitio de drive-thru del Forum.

«Tuve la suerte de no tener problemas técnicos con el sitio web de reservas», dijo. «Soy tecnológicamente competente y puedo trabajar en sitios web, incluso si no son intuitivos».

Otros también tuvieron éxito, o como ellos lo describen, tuvieron suerte, pero solo después de varios intentos.

«Se necesitaron varios intentos porque el espacio se acabaría antes de completar el proceso», dijo Ryan Newell, residente de Phoenix, quien reservó citas para sus padres en Arizona. «Tomó alrededor de cuatro intentos y tuve que registrar a mis padres por separado».

«Tampoco pudimos editar las citas, así que si habíamos ingresado algo incorrecto en el proceso de registro teníamos que empezar de nuevo», agregó.

Dijo que hizo falta convencer a sus padres, de 68 y 70 años, antes de que le permitieran concertar una cita para ellos. Él y su hermana, Jennifer Newell Davies, que se encuentra en San Diego, finalmente lo lograron.

«Parecían tener poca fe en que sería un proceso viable y que el estado podría incluso ejecutarlo, por lo que parecieron darse por vencidos antes de comenzar», dijo Newell a CNN. «Sin embargo, los convencí de que se registraran para al menos intentarlo. Hice la mayor parte del proceso de registro para ellos en línea durante mi hora de almuerzo».

Algunos funcionarios públicos han expresado su preocupación sobre el proceso

Los problemas se deben a que los departamentos de salud locales se redujeron después de 10 meses de la pandemia, más décadas de inversión insuficiente en infraestructura para hacer frente a un esfuerzo de vacunación masiva.

Los funcionarios públicos han expresado su preocupación por los problemas de tecnología y comunicación que enfrentan muchas ciudades con sus planes de distribución de vacunas.

«Me preocupa que esto indique fallas iguales en el alcance y tecnología por parte de la ciudad», escribió el Contralor de la Ciudad de Nueva York, Scott Stringer, en un tuit el domingo, señalando que había 200 citas de vacunas sin cubrir para la semana siguiente.

Matt Haney, miembro de la Junta de Supervisores de San Francisco, pidió a sus seguidores de Twitter que expresaran sus quejas sobre el proceso de registro para poder ayudar a abordarlas.

«El Departamento de Salud de San Francisco ha comenzado a programar personas para la vacuna que tienen más de 65 años y que están en SF Health Network», escribió en un tuit del 18 de enero. «Kaiser y otras redes también programan citas. Aún no hay suficiente claridad y respuestas. Por favor, compartan conmigo sus experiencias y preguntas, me ayudará a defender y mejorar las cosas».

Como era de esperar, recibió una gran cantidad de respuestas; algunos sugirieron que la ciudad creara un panel de control de vacunas que agregue la distribución de vacunas, y otros simplemente compartieron sus quejas.

«En serio, los comentarios que recibo me están elevando la presión arterial; todos luchan por conseguir una cita para sus seres queridos, y la mayoría fracasa», escribió el Dr. Arghavan Salles, médico de socorro en casos de desastre de covid-19 de Palo Alto.

En Pensilvania, Brant hizo eco de una frustración similar. Dijo que siente que «el flujo de conocimientos ha sido un completo desastre porque todos están perdiendo toneladas de tiempo tratando de encontrar información y no hay una dirección clara sobre cómo asegurarse de que está inscrito».

«Está causando mucho estrés innecesario», dijo. «Y si supiéramos que podemos registrarnos, ponernos en una lista y recibir una notificación cuando sea nuestro turno, sería genial».

— Sandee LaMotte y Sara Ashley O’Brien de CNN contribuyeron a este informe.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up