El primer ministro de Hungría Orban se entrevista con Xi durante su visita sorpresa a Beijing, días después de reunirse con Putin

(CNN) — El primer ministro de Hungría, Viktor Orban, se reunió con el líder chino Xi Jinping en Beijing este lunes, días después de una polémica visita a Moscú y otra a Kiev que el líder europeo de extrema derecha describió como una “misión de paz.”

Orban, muy criticado en Occidente por su posicionamiento favorable a Rusia en medio de la embestida de Moscú contra Ucrania, publicó en la plataforma de redes sociales X una foto de su llegada a un aeropuerto de Beijing con la leyenda “Misión de paz 3.0”.

Xi y Orban discutirán “asuntos de interés común”, dijo el Ministerio de Asuntos Exteriores de China este lunes en su primera declaración sobre la visita no anunciada previamente. Los dos líderes comenzaron su reunión en la Casa de Huéspedes del Estado de Diaoyutai este lunes por la mañana, informaron los medios estatales chinos.

La visita de Orban se produce un día antes del comienzo de la cumbre de la OTAN en Washington, en la que el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, recibirá a los líderes del bloque, que incluye a Hungría, y pedirá apoyo para la defensa de Ucrania.

También se espera que China figure en el orden del día de esa reunión, ya que los dirigentes de la OTAN están cada vez más alarmados por lo que consideran su apoyo al esfuerzo bélico de Moscú mediante el suministro de productos de doble uso y otros apoyos económicos y diplomáticos.

Beijing, el aliado diplomático más importante de Moscú, dijo que no ha proporcionado armas a ninguno de los bandos del conflicto y defendió lo que denomina sus estrictos controles sobre las exportaciones de doble uso.

China reclama neutralidad en la guerra a pesar de los estrechos y profundos lazos con Rusia, que Xi y el presidente ruso Vladimir Putin saludaron recientemente durante una reunión al margen de la cumbre de la Organización de Cooperación de Shanghai celebrada la semana pasada en Kazajstán.

ANÁLISIS | EE.UU. suena las alarmas por el apoyo de China y Corea del Norte a la guerra de Rusia en Ucrania

Beijing pidió un alto el fuego en Ucrania sin estipular primero la retirada de las tropas rusas, una propuesta que los críticos occidentales consideran posicionada para ayudar a Rusia a consolidar sus ganancias territoriales ilegales.

Orban, que ha sido durante mucho tiempo el mayor aliado de Putin en Europa, también ha hecho campaña a favor de un alto el fuego en contraposición al apoyo militar a Ucrania.

China es una “potencia clave en la creación de las condiciones para la paz” en la guerra, escribió Orban en un post X este lunes. “Por eso he venido a reunirme con el Presidente Xi en Beijing, justo dos meses después de su visita oficial a Budapest”, añadió.

Orban y Xi se reunieron por última vez en mayo, cuando el líder chino fue recibido a bombo y platillo para una visita de Estado a Hungría.

Entonces, Orban desafió la creciente preocupación europea por la amenaza a la seguridad que suponía Beijing y elevó los lazos entre ambos países a una “asociación estratégica integral para todos los tiempos”.

La visita de Orban a Beijing y sus paradas de la semana pasada en Rusia y Ucrania se producen justo una semana después de que Hungría asumiera la presidencia rotatoria del Consejo de la Unión Europea, un cargo que ha sido visto con escepticismo por muchos líderes del bloque, donde Orban es considerado un atípico antiliberal.

También se produce en medio de una preocupación constante -y profundas divisiones- sobre cómo y cuándo se resolverá la guerra en Ucrania, casi dos años y medio después de la invasión rusa.

La Presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, fue uno de los líderes europeos que criticó la decisión de Orban de viajar a Moscú y reunirse con Putin la semana pasada -la primera visita de este tipo de un líder de la UE desde abril de 2022-, afirmando que “el apaciguamiento no detendrá” a Putin.

“Solo la unidad y la determinación allanarán el camino hacia una paz global, justa y duradera en Ucrania”, añadió.

La semana pasada, Orban y Putin dijeron que habían hablado sobre cómo poner fin al conflicto en Ucrania, y el jefe de la OTAN, Jens Stoltenberg, dijo posteriormente a los periodistas que Orban probablemente informaría a otros líderes de la OTAN sobre esas conversaciones en Washington.

La visita de Orban a Moscú se produjo tras su paso por Kiev a principios de la semana pasada, cuando el dirigente húngaro declaró que había pedido al Presidente ucraniano, Volodymyr Zelensky, que pensara “primero” en un alto el fuego para “acelerar las conversaciones de paz”, propuesta que fue rechazada por la oficina de Zelensky. El asediado país ha pedido la restitución de su territorio como condición para la paz.

Isaac Yee y Hassan Tayier, de CNN, han contribuido a este reportaje.

The-CNN-Wire
™ & © 2024 Cable News Network, Inc., a Warner Bros. Discovery Company. All rights reserved.

Federal News Network Logo
Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up