“Un paso monumental”: Tailandia será el primer país del Sudeste Asiático en legalizar el matrimonio entre personas del mismo sexo

(CNN) — Tailandia se convertirá en la primera nación del sudeste asiático en legalizar el matrimonio entre personas del mismo sexo después de que el Senado del reino aprobara este martes un proyecto de ley de igualdad matrimonial, que sus partidarios calificaron de “monumental paso adelante para los derechos LGBTQ+”.

El Senado votó abrumadoramente a favor de aprobar el proyecto de ley tras una lectura final, con 130 senadores votando a favor. Solo cuatro miembros se opusieron al proyecto.

El proyecto de ley aún necesita el respaldo del rey para que la igualdad matrimonial pueda hacerse realidad en Tailandia, pero este proceso se considera una formalidad. La ley entrará en vigor 120 días después de su publicación en la gaceta real.

El resultado de la votación significa que Tailandia se convertirá en el tercer lugar de Asia en permitir la igualdad matrimonial, después de que Taiwán legalizara el matrimonio entre personas del mismo sexo en 2019 y Nepal en 2023.

“El proyecto de ley representa un monumental paso adelante para los derechos LGBTQ+ en Tailandia”, dijo a CNN Panyaphon Phiphatkhunarnon, fundador de Love Foundation, una ONG que hace campaña por la igualdad LGBTQ+ en Tailandia.

“El impacto potencial de este proyecto de ley es inmenso. No solo cambiaría la vida de innumerables parejas, sino que también contribuiría a una sociedad más justa y equitativa para todos”.

El proyecto de ley concede a las parejas LGBTQ+ los mismos derechos legales y el mismo reconocimiento que a las parejas heterosexuales, incluidos los derechos relacionados con la herencia, la adopción y la toma de decisiones en materia de atención sanitaria.

¿En qué países es legal el matrimonio homosexual? ¿Dónde fue legal primero?

“Más allá de las implicaciones jurídicas, la aprobación de este proyecto de ley enviaría un poderoso mensaje de aceptación e inclusión”, afirmó Panyaphon.

“Inspiraría a las generaciones más jóvenes a salir del closet y vivir sus vidas con autenticidad, mostraría a Tailandia como un país progresista e integrador, atrayendo a turistas y empresas… y fomentaría un cambio cultural en el que las personas LGBTQ+ se sintieran aceptadas y apoyadas”.

Pokpong Jitjaiyai y Watit Benjamonkolchai, residentes en Bangkok, afirman que piensan casarse en cuanto se apruebe la ley.

“Cuando yo era joven, la gente decía que la gente como nosotros no podía tener una familia, no podía tener hijos, así que el matrimonio era imposible”, declaró Pokpong a CNN. “Hace más de 10 años, no podíamos vivir juntos como lo hacemos ahora. Nunca podríamos ser como somos ahora… y ahora puedo decir libremente que soy gay”.

Pokpong dijo que espera que el proyecto de ley de igualdad matrimonial inicie un “efecto dominó” en otros países.

“Quiero que la gente de todo el mundo vea cómo es el amor. Amor es amor”, afirmó.

El proyecto de ley de igualdad matrimonial recibió el apoyo de todos los partidos mayoritarios y supone un paso importante para consolidar la reputación del país como uno de los más amistosos de la región con los gays, lesbianas y transexuales.

Los anteriores intentos de legalizar la igualdad matrimonial en la última década se habían estancado. En 2020, el Tribunal Constitucional dictaminó que la ley vigente en Tailandia, que estipula que el matrimonio es entre un hombre y una mujer, era constitucional.

Algunos de los principales partidos políticos que concurrieron a las elecciones del año pasado se comprometieron a impulsar la igualdad matrimonial como parte de su campaña, incluido el partido progresista Move Forward, que obtuvo el mayor número de escaños.

Sin embargo, este partido, que contaba con un gran número de jóvenes seguidores, no pudo formar gobierno cuando sus antiguos rivales unieron sus fuerzas para impedirle gobernar. Tanto el futuro del partido como el de su popular exlíder, Pita Limjaroenrat, siguen siendo inciertos, ya que se enfrentan a una serie de procesos judiciales.

No obstante, el primer ministro tailandés, Srettha Thavisin, del partido Pheu Thai, también había prometido llevar al parlamento el proyecto de ley de igualdad matrimonial.

Vestido con una camisa arco iris, Srettha asistió a las celebraciones del Mes del Orgullo en Bangkok a principios de junio, uniéndose a un multitudinario desfile por las calles de la capital.

“Es un derecho básico elegir a quién amar”, afirmó en un post en X el 1 de junio.

Srettha ha querido mostrar Tailandia como un destino acogedor para las personas LGBTQ+, y ha expresado su apoyo a la candidatura para albergar el Orgullo Mundial en 2030.

“Hemos avanzado mucho en nuestro camino hacia la igualdad social. Quiero reafirmar el compromiso de mi gobierno de impulsar la aprobación del proyecto de ley de matrimonio igualitario, que hoy nos permite ver la luz al final del túnel”, declaró Srettha en X el 1 de junio.

“Esperamos acoger el World Pride en 2030 en Tailandia”, agregó.

El Tribunal Supremo de la India rechaza legalizar el matrimonio entre personas del mismo sexo en una sentencia histórica para el colectivo LGBTQ

Participantes marchan por la calle Sukhumvit mientras sostienen una bandera arco iris durante el Desfile del Orgullo de Bangkok 2024, en Bangkok, Tailandia, el 1 de junio de 2024. (Crédito: Peerapon Boonyakiat/SOPA Images/LightRocket/Getty Images)

Un caso atípico en la región

Tailandia, el tercer territorio asiático que ha adoptado la igualdad matrimonial, sigue siendo un caso atípico en una región que ha tardado en conceder derechos a las personas LGBTQ+ y en la que los miembros de esta comunidad a menudo sufren discriminación, prejuicios e incluso violencia.

El creciente conservadurismo religioso y las leyes de la época colonial han dificultado la vida de la comunidad LGBTQ+ en gran parte del Sudeste Asiático, donde las relaciones entre personas del mismo sexo están penalizadas en varios países, como Myanmar y Brunei.

En Indonesia, las relaciones homosexuales no son ilegales, salvo en la extremadamente conservadora provincia de Aceh. Pero las personas LGBTQ+ se han enfrentado a una discriminación generalizada, redadas policiales, ataques de vigilantes y hostilidad abierta por parte de las autoridades indonesias y grupos islámicos de todo el país. El nuevo Código Penal de Indonesia, ratificado en 2022, tipifica como delito las relaciones sexuales consentidas fuera del matrimonio, y los grupos de derechos humanos afirman que esto afectará de forma desproporcionada a las personas LGBTQ+, ya que las parejas del mismo sexo no pueden contraer matrimonio en Indonesia.

Mapa mundial de la homofobia: 64 países criminalizan las relaciones entre personas del mismo sexo

En Malasia, la homosexualidad es un delito castigado con multas y penas de prisión de hasta 20 años. El país, de mayoría musulmana, ha experimentado un aumento de las actitudes conservadoras en los últimos años. Los grupos de defensa de los derechos afirman que la comunidad LGBTQ+ se enfrenta a una intolerancia creciente en Malasia y acusan al gobierno de ser culpable, al menos en parte.

Singapur no derogó una ley de la época colonial que penalizaba las relaciones sexuales entre hombres hasta 2022, pero el gobierno reiteró su oposición al matrimonio homosexual y prometió dificultar que la gente desafíe legalmente las políticas del gobierno. En Singapur, las parejas en matrimonios registrados tienen acceso a mayores subsidios de vivienda y derechos de adopción que las personas solteras.

Japón es el único país del Grupo de los Siete (G7) que no reconoció ni las uniones civiles ni el matrimonio entre personas del mismo sexo, a pesar de las recientes decisiones de los tribunales superiores que dictaminaron que no permitir el matrimonio entre personas del mismo sexo es inconstitucional.

El año pasado, el máximo tribunal de la India se negó a reconocer legalmente las uniones entre personas del mismo sexo en una sentencia histórica, después de que los activistas hubieran intentado obtener el derecho a contraer matrimonio en virtud de la legislación india.

En la China continental, Beijing ha intensificado en los últimos años la represión de activistas y grupos LGBTQ, y el líder chino Xi Jinping insiste cada vez más en el control absoluto del Partido Comunista sobre todos los aspectos de la sociedad.

En otras jurisdicciones, los activistas han conseguido pequeños logros caso por caso al recurrir a los tribunales.

Corea del Sur no reconoce legalmente el matrimonio entre personas del mismo sexo, pero en febrero de 2023 un tribunal surcoreano falló a favor de una pareja del mismo sexo que solicitaba prestaciones sanitarias iguales. Corea del Sur también ha suscitado críticas internacionales por su código penal militar, que castiga las relaciones entre hombres del mismo sexo con hasta dos años de cárcel. En los últimos años, decenas de personas han sido detenidas en lo que los críticos han calificado de “caza de brujas gay”.

The-CNN-Wire
™ & © 2024 Cable News Network, Inc., a Warner Bros. Discovery Company. All rights reserved.

Federal News Network Logo
Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up