Así es ADX Florence, la cárcel de máxima seguridad donde está Joaquín “Chapo” Guzmán y otros temidos criminales

(CNN Español) — Cuando los reclusos llegan al Centro Administrativo-Máximo de la Penitenciaría de Estados Unidos en Florence, Colorado, queda claro de inmediato: ADX Florence, la prisión de máxima seguridad más segura del país, está construida para aislarlos del mundo. Y ahí paga su condena Joaquín “El Chapo” Guzmán, uno de los narcotraficantes más buscados de México durante muchos años.

Conocida como el “Alcatraz de las Montañas Rocosas”, ADX Florence o “Supermax” (por ser una de las prisiones de máxima seguridad), esta prisión de máxima seguridad es el lugar al que han llegado los criminales más temidos condenados en Estados Unidos. Está construida para lo peor de lo peor en el sistema penitenciario, incluidos los reclusos más violentos y los terroristas convictos. Muchos de los más de 400 reclusos pasan hasta 23 horas al día solos en celdas de concreto insonorizadas que miden 2 x 3 metros.

Ejército mexicano detalla el operativo para detener a Ovidio Guzmán: hay 10 militares muertos
Así lograron capturar a Ovidio Guzmán, hijo del Chapo: ¿cómo fue el operativo?

Un exalcaide de ADX le dijo una vez a CNN que el encarcelamiento allí es “mucho peor que la muerte”.

Este es un vistazo a la prisión de máxima seguridad donde está preso Guzmán y otros criminales.

Esta foto tomada el 13 de febrero de 2019 muestra una vista de la Instalación Máxima Administrativa Penitenciaria de los Estados Unidos, también conocida como ADX, en Florence, Colorado. (Crédito: JASON CONNOLLY/AFP a través de Getty Images)

Una fortaleza en medio de las montañas

En ADX, patrullas fuertemente armadas recorren el extenso complejo. Una docena de imponentes torres de armas se elevan sobre edificios de ladrillo. Muros rematados con alambre de púas bloquean parcialmente las montañas cubiertas de nieve.

“Tan pronto como cruzan la puerta… lo ves en sus rostros”, dijo el exdirector de ADX, Robert Hood. “Ahí es cuando realmente te golpea. Estás mirando la belleza de las Montañas Rocosas en el fondo. Cuando entres, será la última vez que lo verás”.

“Supermax es la vida después de la muerte”, dijo Robert Hood, quien se desempeñó como director de ADX de 2002 a 2005. “Es a largo plazo. … En mi opinión, es mucho peor que la muerte”.

Así impactó una bala a un avión de Aeroméxico durante el operativo de detención de Ovidio Guzmán

“Tan pronto como cruzan la puerta… lo ves en sus rostros”, dijo Hood. “Ahí es cuando realmente los golpea. Están mirando la belleza de las Montañas Rocosas en el fondo. Cuando entran, será la última vez que las verán”.

Las comidas se deslizan a través de pequeños agujeros en las puertas. La cama es una losa de hormigón vestida con un colchón delgado y mantas.

Una única ventana de unos 106 centímetros de alto por 10 de ancho deja pasar algo de luz natural, pero está hecha de modo que los reclusos no puedan ver más allá del edificio. Las celdas tienen taburetes inamovibles y escritorios hechos de concreto. Las paredes sólidas evitan que los reclusos vean otras celdas o tengan contacto directo con otros reclusos.

“La arquitectura del edificio es el control”, dijo Hood.

“Está diseñando para que los reclusos no puedan ver el cielo. Intencionalmente. Pusieron cables para que los helicópteros no puedan aterrizar”, añadió.

Capturan a Ovidio Guzmán, hijo del Chapo Guzmán, en una operación en Sinaloa

Los reclusos tienen poco contacto fuera de los guardias y el personal penitenciario. Deben usar grilletes en las piernas, esposas y cadenas en la cintura cuando los sacan de sus celdas, y deben ser escoltados por guardias. Se permite una hora de recreación en una jaula al aire libre un poco más grande que las celdas de la prisión. Dentro de la jaula, solo se ve el cielo.

Esta foto tomada el 13 de febrero de 2019 muestra una vista de la Instalación Máxima Administrativa Penitenciaria de los Estados Unidos, también conocida como ADX, en Florence, Colorado. (Crédito: JASON CONNOLLY/AFP a través de Getty Images)

Algunos reclusos con los que el Chapo comparte prisión

Ted Kaczynski, también conocido como Unabomber, recibió múltiples cadenas perpetuas por atentados con bombas por correo que mataron a tres personas e hirieron a otras 23 entre 1978 y 1995.

Eric Robert Rudolph, quien cumple cadena perpetua por varios ataques, incluido el atentado con bomba en 1996 en el Parque Olímpico Centenario de Atlanta durante los Juegos Olímpicos de verano, en el que murieron dos personas y más de 100 resultaron heridas.

Larry Hoover, líder reputado de la pandilla callejera Gangster Disciples de Chicago, que cumple una condena de 150 a 200 años por asesinato.

Terry Nichols, que fue declarado culpable de ser cómplice de Timothy McVeigh en el atentado con bomba de 1995 en la ciudad de Oklahoma que mató a 168 personas. Los jueces lo sentenciaron a cadena perpetua en juicios federales y estatales.

Matthew Hale, el exlíder del grupo supremacista blanco World Church of the Creator, quien fue sentenciado a 40 años de prisión por intentar contratar a un informante encubierto del FBI para matar a un juez de un tribunal federal.

Ramzi Yousef, quien fue condenado en 1998 por su papel en la organización del atentado con bomba en el World Trade Center de 1993, que mató a seis personas e hirió a más de 1.000. Fue condenado a cadena perpetua más 240 años.

Dzhokhar Tsarnaev que fue condenado a muerte por los atentados dobles de abril de 2013 cerca de la línea de meta del maratón de Boston. Los bombardeos mataron a tres personas e hirieron a más de 260.

— Con información de Ray Sanchez, Alexandra Field, Drew Griffin, James Polk de CNN.

The-CNN-Wire
™ & © 2023 Cable News Network, Inc., a Warner Bros. Discovery Company. All rights reserved.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up