¿Quién era y qué hizo Benedicto XVI? El papa de transición que trató de guiar a la Iglesia durante tiempos difíciles

(CNN Español) — Algunos católicos recordarán muchas cosas o no del papado de Benedicto XVI, pero lo que no olvidarán es cómo terminó: su repentino anuncio de que iba a renunciar —el primer papa en 600 años— y su partida dramática dejaron a la Iglesia en territorio inexplorado.

Pero para algunos, el solo hecho de que el cardenal Joseph Ratzinger se convirtiese en papa fue una sorpresa.

Última hora de la muerte de Joseph Ratzinger, el papa emérito Benedicto XVI, en vivo: noticias y reacciones

Los observadores del Vaticano pronosticaron que tras la muerte de Juan Pablo II, el Colegio Cardenalicio elegiría a alguien como él, un papa pastoral, cálido.  Pero quizás alguien que no fuese europeo reflejaría mejor los cambios demográficos de la Iglesia. El hecho de que eligieran a un alemán, quien pasó casi toda su carrera fuera de las parroquias y dentro del mundo enrarecido de la política vaticana, sorprendió a algunos y preocupó a otros. Sin embargo, el predecesor y mentor de Ratzinger le abrió el camino al nombrarlo prefecto de la Congregación de la Fe.

El papa emérito Benedicto XVI: datos de su vida, su histórica renuncia, sus polémicas y más

El Vaticano le encargó la aplicación de la doctrina eclesiástica y la disciplina del clero. Como consecuencia, fue uno de los pocos cardenales que estaba en contacto regular con los otros cardenales. Además, Juan Pablo II mejoró aún más sus probabilidades nombrándolo decano del Colegio Cardenalicio, encargado de votar para elegir un papa donde él tuvo que guiar a los cardenales en un proceso poco común.

1 de 26
| El papa Benedicto XVI saluda en la Plaza de San Pedro en el Vaticano en diciembre de 2012. Benedicto XVI, de 85 años en ese momento, anunció el lunes 11 de febrero de ese año que renunciaría a fines de febrero “por su avanzada edad”. El último papa en dimitir fue Gregorio XII en 1415. (ALBERTO PIZZOLI/AFP/Getty Images) →

2 de 26
| Joseph Ratzinger, quien se convirtió en el papa número 265 en 2005, posa para una foto mientras era asistente de la fuerza aérea alemana en 1943. (AFP/Getty Images)

3 de 26
| El cardenal Joseph Ratzinger, a la derecha, posa para una fotografía en la Ciudad del Vaticano en junio de 1977 con sus compañeros cardenales, de izquierda a derecha, el cardenal Gappi, el cardenal Tomazek, el cardenal Gantin y el cardenal Benelli. Ratzinger fue nombrado cardenal presbítero de Santa Maria Consolatrice al Tiburtino por el papa Pablo VI en junio de 1977. (AFP/Getty Images)

4 de 26
| Ratzinger, que se desempeñaba como cardenal presbítero de Santa Maria Consolatrice al Tiburtino, visita Madrid en 1989. (Rafa Samano/Cover/Getty Images)

5 de 26
| Ratzinger reemplaza al papa Juan Pablo II durante el servicio de la Vigilia Pascual en la Basílica de San Pedro en marzo de 2005. (Franco Origlia/Getty Images)

6 de 26
| Recién elegido papa, Benedicto XVI hace un gesto a la multitud en la Plaza de San Pedro en la Ciudad del Vaticano el 19 de abril de 2005. (Arturo Mari/Pool/Getty Images)

7 de 26
| Benedicto se encuentra con el príncipe Alberto II de Mónaco en la biblioteca privada del papa en la Ciudad del Vaticano en diciembre de 2005. (Gianni Giansanti/Vatican Pool/Getty Images)

8 de 26
| El papa Benedicto XVI se encuentra con el entonces arzobispo de Buenos Aires, el cardenal Jorge Mario Bergoglio, en el Vaticano, el 13 de enero de 2007. (ARTURO MARI / OSSERVATORE ROMANO/AFP vía Getty Imágenes)

9 de 26
| Benedicto saluda desde debajo de un paraguas cuando llega para dirigir su audiencia general semanal en la Plaza de San Pedro en el Vaticano en octubre de 2007. (VINCENZO PINTO/AFP/Getty Images)

10 de 26
| Benedicto habla en la Asamblea General de las Naciones Unidas en Nueva York en abril de 2008. (TIMOTHY A. CLARY/AFP/Getty Images)

11 de 26
| Benedicto celebra una misa al final de un sínodo de obispos católicos en octubre de 2008 en la Basílica de San Pedro en el Vaticano. (ANDREAS SOLARO/AFP/Getty Images)

12 de 26
| Benedicto XVI asiste a la proyección de una película sobre su predecesor, el papa Juan Pablo II, el 16 de octubre de 2008, en la Ciudad del Vaticano durante las celebraciones del 30 aniversario de la elección de Juan Pablo II como pontífice. (Franco Origlia/Getty Images)

13 de 26
| Benedicto se arrodilla mientras reza frente a la tumba del papa Juan XXIII en la Basílica de San Pedro en el Vaticano el 28 de octubre de 2008, para conmemorar el 50 aniversario de la elección de Juan al papado. (FRANCESCO SFORZA/AFP/Getty Images)

14 de 26
| Benedicto habla con los obispos en la Plaza de San Pedro en el Vaticano después de su discurso general semanal en noviembre de 2009. (ANDREAS SOLARO/AFP/Getty Images)

15 de 26
| Benedicto XVI bendice a los peregrinos cuando llega a la Plaza de San Pedro en su papamóvil en marzo de 2010 para reunirse con jóvenes de Roma y la región de Lazio en preparación para la Jornada Mundial de la Juventud. (Vincenzo Pinto/AFP/Getty Images)

16 de 26
| El papa saluda desde su papamóvil en la Plaza de San Pedro en marzo de 2010. (ALBERTO PIZZOLI/AFP/Getty Images)

17 de 26
| Benedicto reza el Viernes Santo de abril de 2010 en el Coliseo Romano. (Max ROSSI/AFP/Getty Images)

18 de 26
| Benedicto se prepara para celebrar una misa para 70.000 personas en septiembre de 2011 en Berlín. (Henning Schacht/Pool/Getty Images)

19 de 26
| Benedicto saluda a la multitud reunida en el Coliseo de Roma durante la procesión del Vía Crucis el Viernes Santo de abril de 2012. (Franco Origlia/Getty Images)

20 de 26
| Una ráfaga de viento golpea el cuello de Benedicto en su cara en septiembre de 2012 durante su discurso semanal en la Plaza de San Pedro. (VINCENZO PINTO/AFP/GettyImages)

21 de 26
| Benedicto saluda a los fieles cuando llega a la Plaza de San Pedro para su discurso semanal en octubre de 2012. (VINCENZO PINTO/AFP/Getty Images)

22 de 26
| Benedicto hace clic en una tableta para enviar su primer tuit desde su cuenta @pontifex en el Vaticano en diciembre de 2012. (VINCENZO PINTO/AFP/Getty Images)

23 de 26
| Benedicto, acompañado por el Gran Maestre Matthew Festing de la Orden Soberana y Militar de Malta, a la derecha, le da la mano a una mujer después de la misa en la Basílica de San Pedro para conmemorar el 900 aniversario de la Orden de los Caballeros de Malta el 9 de febrero de 2013 en el Vaticano. (ANDREAS SOLARO/AFP/Getty Images)

24 de 26
| El papa Benedicto XVI saluda a los fieles por última vez como cabeza de la Iglesia católica desde la ventana de Castel Gandolfo donde comenzó su retiro el 28 de febrero de 2013 en Roma, Italia. (Foto de Franco Origlia/Getty Images)

25 de 26
| El papa emérito Benedicto XVI es recibido por el papa Francisco después de asistir al Consistorio en la Basílica de San Pedro el 22 de febrero de 2014 en la Ciudad del Vaticano, Vaticano. Diecinueve nuevos cardenales fueron nombrados en una ceremonia en el Vaticano. (Foto de Franco Origlia/Getty Images)

26 de 26
| El papa emérito Benedicto XVI en el aeropuerto de Munich, Alemania, en junio de 2020. (Crédito: SVEN HOPPE/POOL/AFP/Getty Images)

end div.modal

Desde el inicio de su pontificado, Benedicto XVI dejó en claro que no iba a ganar un concurso de popularidad. Durante décadas había luchado contra lo que él llamaba relativismo: la flexibilidad de los principios de la Iglesia a favor de una sociedad moderna. Para Benedicto, la Iglesia debía mantenerse firme, aunque significara perder a algunos católicos que pensaban que la Iglesia debía hacerse más liberal.

Si la Iglesia fuese más pequeña —decía a menudo— por lo menos tendría a los verdaderos defensores de la fe. Pero al mismo tiempo, y quizás fuese una contradicción, él mismo se enfrentó a una especie de relativismo moral. A medida de que el escándalo descendía sobre la Iglesia y sacerdotes a ambos lados del Atlántico eran acusados de abusos sexuales de jóvenes y niños, se hizo claro que Benedicto, como cardenal, había ignorado lo que ocurría o no había disciplinado al clero acusado de pedofilia.

El papa Benedicto XVI supo de abusos de sacerdotes cuando dirigía la arquidiócesis de Munich, según investigadores

El papa fortaleció las leyes eclesiásticas en contra del abuso sexual, aumentó los castigos por crímenes sexuales y extendió la ley de prescripción.

Pero a lo largo de su papado, Benedicto no logró superar el escándalo.

Había otras controversias alrededor del papa antes de ser elegido. Benedicto insistió en que sólo la Iglesia católica podía guiar a los fieles a su salvación. Que el catolicismo era la única fe verdadera. Eso molestó a cristianos de otras denominaciones. También enfureció a los musulmanes con un discurso al principio de su papado, cuando citó a un antiguo emperador que tachó al islamismo de maligno e inhumano. Una gafe por la que después se disculpó.

En un esfuerzo por purificar su propia Iglesia, el papa atacó a los teólogos liberales y a quienes querían que las reformas del Concilio Vaticano II se pusieran plenamente en vigor. Dejó en claro que estaba en contra de la homosexualidad y el feminismo.

Papa Benedicto XVI pide perdón, pero niega haber actuado mal frente casos de abuso sexual

Algo que dejó entrever confusión en el Vaticano en 2012, fue la acusación al mayordomo del papa de haber filtrado documentos a la prensa sobre la corrupción y la emisión de contratos del Estado. El mayordomo admitió su culpabilidad y fue condenado a prisión. El papa más tarde le concedió el indulto.

Después de renunciar, Benedicto XVI se convirtió en lo que la Iglesia llamó un papa emérito.

Él nunca explicó claramente qué problemas lo llevaron a dimitir. Solo que ya no tenía fuerzas para continuar. Por eso y por otras razones, es probable que a Benedicto XVI no se lo recuerde con el mismo afecto que se le da a su predecesor, sino como una figura de transición que trató de guiar a la Iglesia durante tiempos difíciles.

The-CNN-Wire
™ & © 2022 Cable News Network, Inc., a Warner Bros. Discovery Company. All rights reserved.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up