Gracias a los inmigrantes: nuevas cifras muestran cómo a las ciudades de EE.UU. con más extranjeros les va mejor

(CNN Español) — En Estados Unidos, un país cuya historia forjaron en buena medida los inmigrantes, el discurso contra los extranjeros que llegan en busca de mejores oportunidades no cede. Sin embargo, las palabras de aquellos que presentan a los inmigrantes como una amenaza no se sostienen: los estudios, como uno publicado recientemente por el Instituto George W. Bush, muestran con claridad que estas comunidades benefician a la economía del país en su conjunto y a los bolsillos de los nativos en particular.

La crisis migratoria en la frontera sur y la política de la administración de Joe Biden no abandonan las primeras planas en Estados Unidos. En el año fiscal 2022 se superó el récord de encuentros con migrantes en la frontera que une al país con México. Y eso cuando aún estaba vigente el Título 42 —la política de salud pública que permitió a los funcionarios rechazar a los migrantes en la frontera desde el inicio de la pandemia— que se acerca a su fin según una decisión judicial. Mientras tanto, el Gobierno tiene en marcha un programa para permitir el ingreso limitado de venezolanos que abandonan su país masivamente.

El debate sobre las ventajas y las desventajas de la inmigración —que en muchas ocasiones pasa por alto los problemas económicos, de violencia y de seguridad que obligan a millones a abandonar sus hogares— está a la orden del día. Y las respuestas del estudio de la organización no partidaria son claras: en múltiples indicadores económicos y de calidad de vida, las ciudades con “poblaciones de inmigrantes relativamente grandes muestran mejores resultados que aquellas con porcentajes menores de población inmigrante”, sostiene la investigación, que muestra su impacto positivo en áreas que van desde los ingresos hasta el desarrollo cultural y que echa por tierra mitos extendidos sobre los inmigrantes, por ejemplo que le quitan el trabajo a los locales o hacen que los salarios bajen.

Juez federal de EE.UU. bloquea el título 42 0:59

Más inmigrantes, más ingresos

En las grandes áreas metropolitanas y los condados con más inmigrantes los ingresos de casi todas las personas son mayores que en aquellos con menos inmigrantes, según el reporte.

Esta correlación no implica necesariamente una relación de causa-efecto, porque podría suceder que los lugares con mayores ingresos atraigan más inmigrantes y no lo opuesto. Sin embargo, los autores del estudio creen que es la presencia de inmigrantes la que influye en los ingresos por varios motivos, entre ellos que las áreas metropolitanas que han tenido un aumento relativamente grande de población inmigrante y de diversidad lingüística luego han registrado aumentos de salarios mejores del promedio, según estudios de la Universidad de California y de la Universidad Bocconi en Milán que cita el Instituto George W. Bush.

¿Cómo impacta en los salarios de los nacidos en Estados Unidos?

Estudios de referencia han demostrado que la presencia de más inmigrantes en las ciudades se traduce en mejores salarios para la mayoría de grupos de trabajadores.

En las metrópolis con tasas altas de inmigrantes poco calificados se han registrado descensos ligeros en los salarios de los nacidos en Estados Unidos que no completaron enseñanza secundaria (que según el estudio representan a poco menos del 5% de la mano de obra), pero aumentos de los salarios de los nacidos en Estados Unidos en los grupos de trabajadores con niveles de educación superior, dice el informe.

Lo que es más, las ciudades que tienen una “gran afluencia repentina de trabajadores inmigrantes no suelen registrar caídas de los salarios de los nativos menos cualificados”, dice el estudio, citando como ejemplo la llegada de más de 100.000 cubanos al área de Miami durante el éxodo del Mariel de 1980 que “no tuvo efectos duraderos en los ingresos de los nativos”.

También se comprueba lo contrario: las ciudades donde, por ejemplo por restricciones a la inmigración, se registra un descenso desproporcionado de los inmigrantes no muestran mejoras en los salarios de los nacidos en Estados Unidos con pocas calificaciones.

Estos datos tienen explicaciones simples: los inmigrantes poco cualificados que llegaron recientemente a Estados Unidos generalmente hacen trabajos diferentes a la mayoría de nativos, el flujo de inmigrantes atrae inversiones de negocios que también benefician a los nacidos en Estados Unidos y los inmigrantes apoyan los negocios locales también como consumidores, detalla el informe.

Estadounidenses doblan probabilidad de ser encarcelados frente a indocumentados 2:45

Un informe de la Fundación Nacional para la Política Estadounidense publicado recientemente por CNN refuerza la idea de que la inmigración no les quita empleos a los estadounidenses. Su investigación “examinó los mercados laborales donde se empleaban más trabajadores extranjeros temporales antes de la pandemia y descubrió que la caída en las admisiones al programa H-2B no impulsó las oportunidades del mercado laboral para los trabajadores estadounidenses, sino que, en todo caso, las empeoró”.

El Centro de Investigación Pew, por su parte, estimaba en 2017 que con la generación de baby boomers a punto de jubilarse en masa, Estados Unidos necesitaría un flujo constante de inmigrantes para mantener su fuerza laboral en crecimiento durante las próximas dos décadas.

¿Cómo son los ingresos de los inmigrantes?

Los inmigrantes ganan menos que los nacidos en Estados Unidos. En 2019, por ejemplo, el ingreso medio en las 100 mayores metrópolis fue un 11% menor para los extranjeros que para los nativos, según el estudio del Instituto George W. Bush, y se cifró en US$ 65.000.

Sin embargo, lo cierto es que la media no es representativa ya que los ingresos “varían tremendamente” entre las áreas metropolitanas. En 2020, por ejemplo, fueron de una media por hogar de US$ 136.000 en el área de San Jose (California) a una de US$ 31.000 en McAllen-Edinburg (Texas).

El factor innovación y el espíritu empresarial

Las ciudades con porcentajes altos de inmigrantes son más innovadoras que otras y la contribución de las personas no nacidas en Estados Unidos es alta.

Los inmigrantes, por ejemplo, inventan nuevos productos y reciben patentes en tasas mayores que los nativos. El 27% de los estudiantes de maestrías y doctorados en el área de Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas (conocida como STEM en inglés) son extranjeros con visas temporales. Lo que es más: los inmigrantes representan un 14% de la población de las metrópolis, pero ocupan el 23% de puestos en el área de STEM. ¿Otro dato? Empresas fundadas por inmigrantes constituyen más del 40% de todas las startups de los principales centros tecnológicos del país.

A la innovación hay que sumarle el espíritu empresarial. Los inmigrantes representan entre el 22% y el 25% de todos los dueños de negocios privados de las metrópolis, cuando no llegan a ser el 15% de la población, según el Consejo Estadounidense de Inmigración que cita el estudio.

De hecho, es un 30% más probable que creen un negocio que los nacidos en Estados Unidos, según un economista de la Universidad de California en Santa Cruz citado en el informe, y sus empresas tienen más probabilidades de convertirse en exportadoras que otras, según economistas de la Universidad de Harvard.

Un informe de 2020 de la Oficina Nacional de Investigación Económica ya brindaba estadísticas en este sentido: los investigadores revisaron más de un millón de nuevas empresas que se formaron entre 2005 y 2010 y concluyeron que el doble de inmigrantes que de estadounidenses nativos iniciaron empresas, lo que a su vez generó empleo.

El aporte de los inmigrantes se refleja en algunas áreas en particular como la biotecnología y los servicios básicos. En esta categoría, el 36% de de todas las empresas de servicios de alojamiento y alimentación son de propiedad de inmigrantes, así como el 31% de todas las empresas de servicios de cuidado personal.

Los trabajos esenciales

Los inmigrantes cubren millones de puestos de trabajos esenciales que, probablemente, quedaría sin poder llenarse si no estuvieran en áreas como la salud, la industria manufacturera, la tecnología y la construcción.

(De hecho este septiembre, mientras el gobernador de Florida, Ron DeSantis, enviaba a un avión con inmigrantes venezolanos a Martha’s Vineyard, dueños de negocios de Florida explicaban sus dificultades para encontrar empleados. Estados Unidos tenía ese mes 11,2 millones de vacantes de empleo, según la Oficina de Estadísticas Laborales)

Su importancia en el área sanitaria quedó de manifiesto en la pandemia. Uno de cada tres trabajos de esta categoría, aproximadamente, los cubren inmigrantes.

En la industria manufacturera, por ejemplo, los trabajadores han ayudado a “estabilizar” las industrias en el Medio Oeste, subsanando una falta de mano de obra cualificada que hubiera obligado a cerrar fábricas.

En la construcción, por otra parte, los inmigrantes representan más del 70% en el área de Dallas-Fort Worth, por mencionar un ejemplo. La caída de las tasas de inmigración desde el estallido de la pandemia de covid-19 contribuyó a la escasez de mano de obra y, en consecuencia, al aumento de los costos de construcción y de la vivienda.

Florida es, nuevamente, un ejemplo preciso: tras el paso del huracán Ian, la organización sin fines de lucro Resilience Force confirmó que al lugar llegarían inmigrantes de distintas partes del país para ayudar en las labores de reconstrucción de las áreas devastadas

Y los beneficios trascienden con creces lo económico: los inmigrantes logran que las ciudades donde se encuentran sean más atractivas desde el punto de vista cultural, dice el estudio, impactando en áreas como la oferta de alimentos, el arte y el deporte.

Estabilizar la población

El aumento de los inmigrantes evitó que en muchas ciudades y áreas metropolitanas la población se redujera de manera significativa en las últimas décadas y esto, a su vez, permitió mantener y revitalizar empresas locales y centros urbanos.

“Veintiocho de las 100 metrópolis más grandes de Estados Unidos habrían perdido población entre 2010 y 2021 si no se hubiera producido la inmigración procedente del extranjero”, dice el estudio. Además han contribuido especialmente al desarrollo de las ciudades universitarias.

¿Dónde les va mejor a los inmigrantes?

Para determinar en qué metrópolis les está yendo mejor a los inmigrantes, el estudio elaboró un índice que toma en cuenta 12 variables. Estas incluyen, por ejemplo, los ingresos, el nivel educativo, el bienestar financiero y el porcentaje de propietarios de viviendas, entre otras.

Entre las 25 áreas donde les está yendo mejor a los inmigrantes están los cinco centros tecnológicos más importantes de Estados Unidos (San Jose, San Francisco, Seattle, Washington y Boston) y cinco centros tecnológicos o financieros de segundo nivel (Raleigh, Madison, Bridgeport-Stamford-Norwalk, Colorado Springs y Atlanta).

Con información de Vanessa Yurkevich, Biran Fung, Priscilla Alvarez, Phil Mattingly y Sofía Benavides de CNN.

The-CNN-Wire
™ & © 2022 Cable News Network, Inc., a Warner Bros. Discovery Company. All rights reserved.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up