ANÁLISIS | El invierno inhumano provocado por Putin lleva la guerra de Ucrania a otro nivel

(CNN) — Al bombardear la red eléctrica de Ucrania, destinada a sostener a los civiles durante los meses oscuros y fríos, Vladimir Putin ha inflingido algunas de las condiciones de guerra más bárbaras que han experimentado los civiles en Europa durante décadas y ha llevado el conflicto a otro nivel.

El uso del invierno como arma de guerra está diseñado para romper la voluntad de una nación que ha humillado a las fuerzas rusas, y para poner a prueba la generosidad de los públicos occidentales que pagan la factura de la defensa de Ucrania. También está obligando al presidente Joe Biden y a otros líderes a realizar una nueva ronda de ajustes al sustento de armamento y ayuda que respalda la resistencia de Ucrania.

Primero en CNN: Estados Unidos considera ampliar drásticamente el entrenamiento de las fuerzas ucranianas, dicen funcionarios estadounidenses

La intensidad de los ataques deliberados de Moscú contra la población civil también ha reavivado las cuestiones sobre si el mundo debe presionar para que se ponga fin a la guerra de forma diplomática y cuándo debe hacerlo, así como un creciente debate político interno sobre cuánto tiempo debe durar la ayuda multimillonaria. Esta presión, sobre todo en el seno de la nueva mayoría republicana en la Cámara de Representantes, suele aumentar cuando Putin realiza sus calculadas maniobras nucleares y cuando se teme que la guerra se extienda al territorio de la OTAN.

Estas cuestiones estuvieron en el centro de las conversaciones del jueves entre Biden y el presidente francés Emmanuel Macron, los dos líderes más críticos de Occidente, que serán esenciales para cualquier eventual alto el fuego y que en ocasiones han diferido sobre si la diplomacia puede funcionar con un líder tan despiadado como Putin.

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, entra en la sala durante la sesión plenaria del 10º Congreso de Jueces de toda Rusia en el Palacio Estatal del Kremlin el 29 de noviembre de 2022, en Moscú.

EE.UU. estudia una nueva y enorme misión de entrenamiento

En todo caso, la determinación de Biden de ayudar a Ucrania a ganar la guerra en el campo de batalla no hace más que crecer, incluso cuando Macron, que se ha mostrado más abierto a la posibilidad de realizar esfuerzos diplomáticos, mantiene abierto un canal con el líder ruso.

Como ha hecho a lo largo de la guerra, la administración recalibra constantemente su ayuda en función de las nuevas condiciones. Oren Liebermann, Katie Bo Lillis, Natasha Bertrand y Kylie Atwood, de CNN, informaron por primera vez este miércoles de que Biden está evaluando la posibilidad de ampliar drásticamente el entrenamiento que el Ejército estadounidense proporciona a las fuerzas ucranianas, incluyendo la instrucción de hasta 2.500 soldados al mes en Alemania. Los simulacros abarcarían tácticas más sofisticadas en el campo de batalla, incluyendo la coordinación de maniobras militares con apoyo de artillería.

El secretario de Estado, Antony Blinken, dijo el miércoles a CNN que la OTAN está tratando de invertir en armas y municiones de la era soviética para las fuerzas de Ucrania. Y dijo a Christiane Amanpour de CNN que Washington también estaba centrado en proporcionar sistemas de defensa aérea. CNN informó el martes que Estados Unidos estaba considerando enviar sistemas de defensa aérea Patriot a Ucrania, en lo que sería otro umbral que cruza la Casa Blanca. Alemania ha prometido más tanques antiaéreos. Varios países están enviando generadores después de que los ataques rusos con misiles y aviones no tripulados hayan eliminado las instalaciones eléctricas. También se necesitarán grandes reservas de combustible.

El ministro de Asuntos Exteriores ucraniano, Dmytro Kuleba, dijo el miércoles que detectaba una nueva urgencia por parte de los donantes occidentales, pero que debían suministrar todo lo que su país necesitaba con la misma rapidez. “Estas decisiones se han tomado después de que se produjera algún tipo de tragedia en la línea del frente, que no dejó otra opción que tomar esta decisión”.

Investigan explosión en embajada de Ucrania en Madrid 2:46

En los últimos días, expresando su determinación antes de la visita de Macron, los funcionarios estadounidenses han utilizado un lenguaje gráfico para describir la depravación de las tácticas de Putin, que se remontan a los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial contra la población civil y están creando el peor sufrimiento humano en un conflicto europeo desde los años 90 en Bosnia.

“Calefacción, agua, electricidad, para los niños, para los ancianos, para los enfermos: estos son los nuevos objetivos del presidente Putin. Los está golpeando con fuerza”, dijo Blinken en una conferencia de prensa en la reunión de ministros de Asuntos Exteriores de la OTAN en Bucarest. “Esta brutalización del pueblo ucraniano es una barbaridad”.

John Kirby, coordinador de comunicaciones estratégicas del Consejo de Seguridad Nacional, dijo que el historial de Putin significaba que no había ninguna sorpresa sobre el nuevo giro de su guerra. “Este es un tipo que ha utilizado la comida como arma. Ha utilizado el miedo como arma. Ahora… está utilizando el frío que se avecina aquí para tratar básicamente de poner de rodillas al pueblo ucraniano”, dijo Kirby el lunes.

“Cuando se echa un vistazo a lo que está atacando, es casi toda la infraestructura civil… Es energía, es agua, es el tipo de recursos que la gente necesita mientras se prepara para lo que sin duda será un frío invierno”.

Una prueba de la determinación en Occidente

El sufrimiento del pueblo ucraniano en los próximos meses y las sumas cada vez mayores que se necesitan para apoyarlo —Biden acaba de pedir al Congreso otros US$ 37.000 millones— probablemente aumentarán el debate político en Estados Unidos y las naciones aliadas sobre si ha llegado el momento de buscar una salida a la guerra. Al menos eso es lo que Putin está apostando claramente, y es la razón por la que el presidente ucraniano Volodymyr Zelensky y su esposa Olena Zelenska, que se dirigió a los legisladores británicos el martes, mantienen una constante ofensiva de relaciones públicas.

Ucraniano explica cómo mató soldados rusos en Jersón 3:30

Sin embargo, reflejando un clima político más difícil para Ucrania en Washington, el posible próximo presidente republicano de la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy, volvió a advertir, tras reunirse con Biden el martes, que no habría ningún “cheque en blanco” para Ucrania.

El republicano californiano está sometido a una fuerte presión por parte de los legisladores pro-Trump, que tendrán una importante influencia en su pequeña mayoría en la Cámara de Representantes, para que desvíe los fondos destinados a Ucrania para aumentar la seguridad en la frontera sur de Estados Unidos. En los actos de campaña de las elecciones de mitad de mandato, el ex presidente también se quejó de la generosidad de EE.UU. con un país al que arrastró a su primer impeachment. Y una de sus principales seguidoras, la congresista de Georgia Marjorie Taylor Greene ha pedido a Estados Unidos que obligue a Ucrania a negociar la paz con Putin.

Pero el senador de Idaho Jim Risch, el principal republicano de la Comisión de Relaciones Exteriores, advirtió el miércoles que Putin estaba apostando precisamente por ese debilitamiento de la resolución occidental. “Si no nos mantenemos, eso no sería en interés de Estados Unidos ni del mundo”, dijo.

Las especulaciones sobre el posible final de la guerra no se deben únicamente a la sensación de que el año que viene será más difícil para Biden mantener el nivel actual de financiación estadounidense. El jefe del Estado Mayor Conjunto, el general Mark Milley, causó un gran revuelo cuando pareció argumentar a principios de este mes que Rusia y Ucrania tendrían que reconocer que la victoria era imposible al cerrarse el frente para el invierno. “Cuando haya una oportunidad de negociar, cuando se pueda alcanzar la paz, aprovéchela”, dijo Milley.

CNN visitó un centro que da suministros básicos a los ucranianos 2:37

Una semana después de esos comentarios, que resonaron desde Estados Unidos al otro lado del Atlántico, Milley sugirió que existía la posibilidad de una solución política —que implicaba una retirada rusa— porque Ucrania estaba en una posición de fuerza. Sin embargo, una retirada total parece seguir siendo el tipo de humillación que Putin puede no ser capaz de soportar políticamente, por lo que el incentivo para que siga adelante —sin importar cuántos rusos y ucranianos mueran— sigue vivo. Washington ha dicho sistemáticamente que no puede haber negociaciones por encima de las cabezas de los ucranianos, y dado su éxito en el campo de batalla, incluida la reciente expulsión de las fuerzas rusas de la ciudad sureña de Jersón, la disposición de Kyiv a hablar, mientras el material militar proporcionado por Occidente fluye a través de la frontera, puede ser limitada.

Kirby sugirió el lunes que la forma de terminar la guerra sería con una victoria ucraniana. Prometió que Washington “daría a Ucrania las herramientas y capacidades que necesita para tener éxito en el campo de batalla para que esta guerra pueda terminar… de una manera en la que Ucrania pueda ser completa y soberana y libre”.

Mientras que la nueva Cámara de Representantes puede ser inestable en lo que respecta a Ucrania el año que viene, la administración de Biden todavía parece tener un fuerte apoyo en el tema entre los republicanos del Senado. Risch dijo que, aunque él haría algunas cosas de forma diferente, “están profundamente comprometidos, están trabajando estrechamente con nuestros aliados y tienen planes de contingencia para las cosas que puedan ir mal”.

Comentarios de Biden y Macron serán analizados en Rusia

Esta nueva fase de la guerra ucraniana significa que los comentarios de Biden y Macron en la Casa Blanca serán observados intensamente en todo el mundo. Hay un gran incentivo para que ambos den una fuerte impresión de unidad.

El presidente francés se ha convertido en el punto de contacto europeo más importante de Washington. Es el líder clave en la Unión Europea, especialmente tras la retirada de la canciller alemana Angela Merkel y los paroxismos políticos y la salida de la UE que han convertido a Gran Bretaña en un actor global menos destacado.

Un equipo de médicos tuvo que usar linternas para continuar una operación en Ucrania 1:10

Pero Francia y Estados Unidos no siempre han estado en la misma página. Aunque París es un estrecho aliado de Washington, lleva mucho tiempo aplicando una política exterior independiente que a veces puede irritar a los funcionarios estadounidenses. Antes de la invasión rusa de Ucrania e incluso durante la guerra, Macron se ha mantenido en contacto con Putin. Ha advertido que el líder ruso no debe ser humillado, ya que sería menos probable que hablara de paz.

Algunos exfuncionarios occidentales de alto rango, como el exjefe de la OTAN Anders Fogh Rasmussen han afirmado que los esfuerzos de Macron en la diplomacia solo han debilitado la unidad occidental en el conflicto. Pero en su intervención en la Asamblea General de las Naciones Unidas en septiembre, el presidente francés prometió seguir hablando con Putin y advirtió que cuanto más se prolongue el conflicto, más amenazará la paz europea y mundial. Pero también pareció endurecer su tono hacia Rusia, acusándola de querer devolver al mundo a una época de imperialismo.

“Las negociaciones solo serán posibles si, soberanamente, Ucrania lo quiere y Rusia lo acepta de buena fe. Todos sabemos también que las negociaciones solo tendrán éxito si se respeta la soberanía de Ucrania, se libera su territorio y se protege su seguridad”, dijo Macron.

Dado que ni siquiera las condiciones del presidente francés para las conversaciones están a la vista, hay pocas perspectivas de que haya negociaciones de paz pronto. Esto significa que el invierno de sufrimiento infernal para los ciudadanos ucranianos continuará. Y la necesidad de ayuda de Estados Unidos y sus aliados se agudizará, incluso cuando se produzca un debate político sobre cuánto más puede permitirse el pueblo estadounidense.

The-CNN-Wire
™ & © 2022 Cable News Network, Inc., a Warner Bros. Discovery Company. All rights reserved.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up