La escasez de antivirales y antibióticos agrava el estrés de una temporada compleja de infecciones respiratorias en los niños

(CNN) — La escasez de los principales medicamentos utilizados para tratar enfermedades infantiles comunes como la influenza, las infecciones de oído y los dolores de garganta se suma a la miseria de la temprana y grave temporada de virus respiratorios de este año.

“Ahora mismo, tenemos una grave escasez de medicamentos. No hay Tamiflu para los niños. Apenas hay Tamiflu para los adultos. Y esto es de marca y genérico”, dijo Renae Kraft, una farmacéutica de ayuda en Oklahoma City. Además, “en cuanto a antibióticos, no hay muchos”.

Kraft trabaja a menudo en las zonas rurales del estado, flotando entre las farmacias cuando se necesita ayuda adicional. Este lunes, trabajó en Holdenville, donde hay dos farmacias: Pruett’s y Walmart. El mismo mayorista abastece a ambas tiendas, por lo que si una farmacia no cuenta con un medicamento, la otra tampoco lo tiene.

¿Cuándo buscar atención médica si tu hijo tiene el virus sincitial respiratorio (VSR)?

Kraft calcula que apenas este lunes acudieron 20 personas a Pruett’s para comprar Tamiflu, pero no tenía, así que los envió a Walmart, que todavía contaba con existencias.

En las redes sociales, las familias dicen que han buscado durante horas Tamiflu y los antibióticos de primera línea amoxicilina y Augmentin. Los inhaladores del medicamento albuterol, que se utiliza para abrir las vías respiratorias en los pulmones, también escasean, según la Sociedad Estadounidense de Farmacéuticos del Sistema de Salud, que mantiene una lista de escasez de medicamentos.

Cualquiera puede informar de una escasez para la lista de la sociedad, y los farmacéuticos de la Universidad de Utah verifican la información con los fabricantes de medicamentos.

“En mis 25 años de pediatra, nunca he visto algo así”, dijo la Dra. Stacene Maroushek, especialista en enfermedades infecciosas pediátricas de Hennepin Healthcare en Minnesota. “He visto familias que simplemente no salen del problema. Tienen una enfermedad viral tras otra. Y ahora está el efecto secundario de las infecciones de oído y la neumonía que están provocando la escasez de amoxicilina”.

¿Cómo saber qué tipo de infección respiratoria tengo? 5:45

Los virus respiratorios golpean con fuerza

La causa de estos desabastecimientos no parece ser un problema de fabricación, dice Michael Ganio, director senior de práctica farmacéutica y calidad de laSociedad Estadounidense de Farmacéuticos del Sistema de Salud.

“Se trata simplemente de un aumento de la demanda antes de lo previsto y mayor de lo habitual”, afirma.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU. (CDC, por sus siglas en inglés), más de la mitad de los estados de EE.UU. tienen una actividad de virus respiratorios “alta” o “muy alta”. La mayor parte se debe a la influenza, que este año ha llegado pronto y con fuerza. El virus respiratorio sincicial (VRS) también juega un papel importante. En todo el país, una de cada cinco pruebas de detección del VRS fue positiva la semana pasada, una tasa mucho mayor que la de los dos últimos años.

Esta temporada se han producido unas ocho hospitalizaciones por influenza por cada 100.000 personas, tasas que suelen darse en diciembre o enero. La tasa de hospitalización acumulada no ha sido tan alta a estas alturas de la temporada en más de una década.

La temporada de influenza estacional en EE.UU. no había sido tan grave tan temprano en el año en más de una década

Según GoodRx.com, una empresa que ayuda a encontrar descuentos en medicamentos recetados, las recetas del antiviral Tamiflu han alcanzado su nivel más alto en 10 años para esta época del año.

Las personas en Estados Unidos tienen seis veces más probabilidades de tomar Tamiflu en este momento de la temporada de influenza que durante el invierno de 2019-20, que es el siguiente año más alto.

En cuanto a los antibióticos amoxicilina y Augmentin, una combinación de amoxicilina y clavulanato, un agente que ayuda a proteger contra la resistencia a los antibióticos, no está del todo claro por qué la demanda es tan alta.

Los CDC los consideran tratamientos de primera línea para muchas dolencias infantiles comunes, como las infecciones de oído, sinusitis y garganta.

Algunas infecciones virales, como la influenza, pueden dejar al organismo más vulnerable a infecciones bacterianas secundarias que pueden necesitar tratamiento con antibióticos.

Pero estos antibióticos también se han recetado de forma inadecuada cuando la enfermedad de un niño está realmente causada por un virus. Los antibióticos matan las bacterias, pero no hacen nada para combatir las infecciones virales.

“Cada vez que los virus respiratorios aparecen, la gente empieza a recetar antibióticos, incluso de forma inapropiada, y eso ha creado mucha demanda. Los fabricantes de amoxicilina no lo habían previsto, por lo que se ha producido una escasez”, explica el Dr. Amesh Adalja, investigador principal del Centro de Seguridad Sanitaria Johns Hopkins.

Las empresas trabajan para resolver la escasez

Las empresas farmacéuticas que fabrican medicamentos genéricos no suelen tener existencias de estos productos en las estanterías. En cambio, fabrican los medicamentos en función de los pedidos realizados a principios de año. Los pedidos de este año no preveían la fuerte temporada de enfermedades respiratorias, según algunos fabricantes.

En respuesta, están aumentando la producción, pero se necesitará algún tiempo para tener más productos en las farmacias.

El fabricante de fármacos Teva dice que prevé que algunas concentraciones de amoxicilina que están en reserva volverán a estar en stock a partir de principios de diciembre y hasta finales de febrero.

Sandoz, que también fabrica amoxicilina genérica, dijo que la escasez tenía muchos factores. “La combinación en rápida sucesión del impacto de la pandemia y las consiguientes oscilaciones de la demanda, las limitaciones de la capacidad de fabricación, la escasez de materias primas y la actual crisis energética hacen que actualmente nos enfrentemos a una situación singularmente difícil”, dijo la empresa en un comunicado.

EE.UU. está viendo un aumento “sin precedentes” de virus respiratorio sincitial en niños que están abrumando a algunos hospitales

Hikma, otro fabricante de amoxicilina, dijo que tiene suministros adecuados para atender los pedidos y que está gestionando su abastecimiento para asegurarse de que todos los pedidos se cumplan.

“Entendemos la importancia de este medicamento y estamos buscando formas de aumentar la producción”, dijo un portavoz en un comunicado.

Otras empresas que fabrican amoxicilina y las que fabrican Tamiflu y sus genéricos no respondieron a la solicitud de comentarios de CNN.

La Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. (FDA, por sus siglas en inglés) ha tomado medidas para ayudar en medio de la escasez, publicando una guía para los farmacéuticos sobre cómo hacer amoxicilina líquida para niños a partir de las versiones en píldora. Las píldoras de amoxicilina para adultos no escasean, dijo Ganio.

Consejos para los padres

Aunque las noticias sobre esta escasez pueden generar cierta ansiedad, los padres deben estar atentos pero no alarmados, dijo Brigid Groves, farmacéutica y directora senior de práctica y asuntos profesionales de la Asociación Estadounidense de Farmacéuticos.

Lo más importante que pueden hacer las familias por un ser querido enfermo es hacerle pruebas, dijo. La mayoría de los consultorios médicos y algunas clínicas de farmacia pueden hacer pruebas rápidas para ayudar a determinar si los síntomas provienen de una enfermedad viral o bacteriana.

“No queremos tratar a alguien que tiene covid con un antibiótico, porque no va a ser eficaz”, dijo Groves. “Y además corremos el riesgo de crear más resistencia en nuestros actuales agentes antimicrobianos bacterianos”.

Un estudio reciente del Pew Charitable Trusts concluyó que alrededor del 30% de las prescripciones de antibióticos a niños en régimen ambulatorio eran inapropiadas, ya sea porque los medicamentos se administraban para tratar enfermedades virales o porque no se utilizaba el agente recomendado. Además, el estudio descubrió que los antibióticos aumentan el riesgo de C. diff, una infección bacteriana que puede ser mortal; las reacciones alérgicas y las erupciones cutáneas.

“Es importante que la familia o el cuidador evalúen adecuadamente a su ser querido para asegurarse de que, sea cual sea el tratamiento, reciba la terapia adecuada”, dijo Groves. Puede tratarse de una infección viral o una infección bacteriana, o de una afección que requiera una medicación como el albuterol para los cuidados de apoyo, asegurándose de que el fármaco se utiliza adecuadamente para los niños que tienen sibilancias o problemas para respirar.

Groves también dijo que los padres deben saber que puede ser necesario ir de caza para surtir la receta de Tamiflu o amoxicilina para los menores. Puede que tengan que conducir más lejos o ir a una tienda que no conozcan.

Si todas las tiendas de la zona están agotadas, dijo, puede ser posible conseguir una receta para un antibiótico o antiviral diferente.

“Hay opciones para tratar la misma infección con un agente diferente”, dijo.

También es posible que una farmacia de compuestos pueda mezclar la medicación que necesitas.

— Deidre McPhillips y Nadia Kounang contribuyeron con este reportaje.

The-CNN-Wire
™ & © 2022 Cable News Network, Inc., a Warner Bros. Discovery Company. All rights reserved.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up