Fútbol y guerra: los Mundiales que se jugaron a la sombra de conflictos bélicos

(CNN Español) — Cuando el árbitro toque el silbato este domingo y las selecciones de Qatar y Ecuador den inicio formal al Copa Mundial de Fútbol 2022, habrá gente malviviendo, peleando y muriendo en trincheras en Ucrania, a la espera de un invierno entre la guerra y el frío extremo.

Cuando Inglaterra e Irán disputen el segundo partido del mundial, este lunes, habrá familias sirias bajo fuego de artillería y atrapadas en los combates entre rebeldes y fuerzas gubernamentales.

Guerra Rusia-Ucrania: “La situación está empantanada y a la OTAN le conviene”

Y cuando Argentina y Arabia Saudita se trencen en el primer partido del Grupo C, habrá muerte y destrucción también en Yemen y Tigray, y en tantos otros lugares en el mundo afectados por los conflictos armados.

Este Mundial tendrá lugar en un momento extremadamente difícil para la paz mundial. A los largos conflictos en Siria y Yemen y los choques recientes en África se les ha sumado la guerra más grande y destructiva en Europa desde 1945. Rusia y Ucrania pelean desde el 24 de febrero un conflicto convencional entre grandes ejércitos, con decenas de miles de muertos, millones de refugiados y ciudades destruidas, y no hay, al momento, perspectivas de paz en el corto plazo.

Militares ucranianos juegan al fútbol en una carretera en Svitlodarsk, acercándose a Debaltseve el 15 de febrero de 2015, tras un alto al fuego en los combates con separatistas. (Crédito: VOLODYMYR SHUVAYEV/AFP via Getty Images)

La Copa Mundial de Fútbol de la FIFA se suspendió, precisamente, solo dos veces en su historia y esto tuvo que ver con la Segunda Guerra Mundial, que convirtió a Europa, el Norte de África y el Sureste Asiático en grandes campos de la muerte. Ni el mundial de 1942, en medio del conflicto, ni el de 1946, apenas después de su conclusión pudieron realizarse.

Vale la pena recordar que el Mundial no fue siempre el fenómeno global y masivo en el que se ha convertido, y su popularidad y alcance fue creciendo con el transcurso de las décadas. Tampoco las guerras fueron reportadas con tanta precisión y en tiempo real como lo son ahora, y podían parecer, en el pasado, hechos más lejanos que ahora.

Pero el fútbol, el deporte más popular del mundo, acompañó de cerca el violento siglo XX: éstos son algunos de los mundiales que se llevaron adelante en medio de grandes guerras, como el actual de Qatar 2022.

Francia 1938, entre la Guerra Civil española y la Guerra Sino-japonesa

El tercer mundial de la historia tuvo lugar en uno de los momentos más tensos de la historia contemporánea. Entre el 4 y el 19 de junio de 1938, 15 equipos compitieron en Francia y la selección de Italia ganó la final contra Hungría.

Hallan fosa común de la Guerra Civil española, la más grande en Euskadi 1:17

Mientras tanto, la Guerra Civil española, iniciada en 1936, seguía su curso y se combatía duramente en Lérida, a 800 kilómetros de París: al final del conflicto, en 1939, habrían muerto unas 500.000 personas.

Del otro lado del mundo, la Segunda Guerra Sino-japonesa, iniciada en 1937, entraba en su segundo año y al momento del mundial se peleaba brutalmente en Wuhan, una batalla que dejaría cientos de miles de muertos.

Estos dos conflictos son considerados como la antesala de la Segunda Guerra Mundial.

Brasil 1950, al inicio de la Guerra de Corea

El mundial de Brasil 1950 significó el retorno de la competencia tras la pausa por la Segunda Guerra Mundial. Trece selecciones compitieron entre el 24 de junio y el 16 de julio, y Uruguay fue el campeón tras derrotar al anfitrión en el famoso maracanazo.

Los partidos del Mundial coincidieron con el inicio de la Guerra de Corea, el 25 de junio, y específicamente con la ofensiva de Corea del Norte para tomar el control de la península.

Un soldado estadounidense durante la Guerra de Corea.

La Guerra de Corea arrastraría eventualmente a Estados Unidos, China, la Unión Soviética, junto a muchos otros países, y al momento del armisticio de 1953 se habían producido casi tres millones de bajas (entre muertos y desaparecidos, y entre civiles y militares).

Estados Unidos fue el único de los participantes directos del conflicto en participar de este Mundial.

Tres mundiales, a la par de Vietnam

Aunque el conflicto entre Vietnam del Norte y Vietnam del sur había comenzado en 1954, la Guerra de Vietnam alcanzó una mayor notoriedad a nivel mundial a partir de 1964, cuando Estados Unidos pasó de prestar apoyo al sur y enviar asesores a participar activamente de los combates con cientos de miles de tropas en el país. Fue, además, una de las primeras guerras con amplia cobertura de la prensa y la televisión.

El largo conflicto coincidió, a partir de las escalada de 1964, con tres Mundiales: Inglaterra 1966, México 1970 y Alemania 1974.

Pelé levanta la copa mundial que ganó Brasil en 1970. (AP Photo)

Entre el 11 y el 30 de julio de 1966, 16 equipos compitieron en Inglaterra por la Copa Mundial. El anfitrión ganó, tras derrotar a la República Federal de Alemania. Durante ese mismo período, el ejército de Estados Unidos condujo varias operaciones contra la guerrilla del Viet Cong en Vietnam del Sur, mientras su Fuerza Aérea bombardeaba implacablemente a Vietnam del Note en la Operación Rolling Thunder.

México organizó entre el 31 de mayo y el 21 de julio el Mundial de 1970, en el que ganó Brasil, dejando atrás a Italia en la final (participaron 16 equipos). Los partidos coincidieron con la invasión de Camboya por parte de Estados unidos y Vietnam del Sur, en un intento de derrotar a las tropas de Vietnam del Norte y del Viet Cong que desde allí operaban.

Cuando Alemania organizó el Mundial de 1974, con 16 equipos entre el 13 de junio y el 7 de julio, la Guerra de Vietnam estaba cerca de su fin y las tropas estadounidenses se habían retirado un año atrás del país. El anfitrión ganó la copa tras derrotar a los Países Bajos, mientras Vietnam del Sur y Vietnam del Norte seguían peleando: el 30 de abril de 1975 el Sur finalmente se rindió, la guerra terminó y el país entero fue unificado bajo el dominio del Norte.

En ninguno de estos tres mundiales participaron Estados Unidos, Vietnam del Norte ni Vietnam del Sur. Aunque Francia, antigua potencia colonial que controló Vietnam hasta 1954, sí participó del Mundial de 1966.

Tropas de Vietnam del Norte entrando en Saigón, al final de la guerra.

España 1982: Malvinas y el Líbano

El Mundial de España 1982, jugado por 24 equipos entre el 13 de junio y 11 de julio (Italia ganó la final contra la República Federal de Alemania), coincidió con dos guerras en rincones opuestos del mundo.

Una semana antes del inicio del certamen, Israel invadió el sur del Líbano en respuesta a una serie de ataques de parte de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), dando inicio a un conflicto que concluyó en su primera fase en 1985, con el retiro de Israel, pero que continúa generando tensiones hasta la actualidad.

Además, la inauguración y el primer partido tuvieron un lugar un día antes del fin de la Guerra de las Malvinas, entre Argentina y el Reino Unido por el control del archipiélago del mismo nombre. Entre el 13 y el 14 de junio, el día de la rendición argentina, tuvieron lugar dos de las batallas más duras de la guerra en torno a los montes Wireless Ridge y Tumbledown en las islas Malvinas.

Se cumplen 40 años de la Guerra de las Malvinas 1:44

Y ese mismo día Argentina perdió 0-1 el partido inaugural contra Bélgica. Inglaterra también participó del mundial, llegando a la segunda fase.

México 1986 y la Guerra entre Irán e Iraq

México volvió a organizar un Mundial en 1986, entre el 31 de mayo y el 29 de junio, y otra vez lo hizo a la sombra de una guerra. Los 24 países jugaron el certamen, en el que Argentina ganó en la final contra Inglaterra, mientras Irán e Iraq peleaban un brutal conflicto que dejó cientos de miles de muertos en ambos bandos.

Tras un aumento de tensiones entre estos dos países luego de la Revolución islámica de 1979, que instauró una teocracia al mando del ayatolá Ruhollah Jomeini, la guerra comenzó en 1980 cuando tropas iraquíes invadieron territorio iraní.

En 1988, sin un claro ganador y tras ocho años de sangrienta lucha, los países acordaron un alto al fuego, y firmaron la paz definitiva en 1990.

Iraq clasificó y participó del Mundial en el grupo B, perdiendo todos sus partidos. Irán no clasificó.

Los seleccionados de México y Alemania previo al inicio del partido de cuartos de final del Mundial de México 1986. (Foto: Mike King/Getty Images)

Estados Unidos 1994 y la disolución de Yugoslavia

El primer mundial realizado en Estados Unidos coincidió con una reconfiguración profunda de las fronteras en Europa del Este y los Balcanes. La Unión Soviética había colapsado en 1991, dando origen a una serie de conflictos entre sus antiguas repúblicas y sus países satélites. Por otro lado, la Yugoslavia que había promovido el Movimiento de Países No Alineados durante la Guerra Fría también comenzó a desintegrarse en 1991.

Entre el 17 de junio y el 17 de julio, cuando 24 selecciones disputaron los partidos del Mundial de 1994 (Brasil ganó la final contra Italia), se estaban peleando las guerras de Bosnia y Croacia en los territorios de la ex Yugoslavia.

Y Estados Unidos, el anfitrión, aún lideraba una misión de la OTAN para establecer una zona de exclusión aérea sobre Bosnia mientras se desarrollaba el Mundial. De hecho en abril de 1994 cazas estadounidenses habían derribado cuatro aeronaves serbias, en lo que significó el primer combate de la OTAN.

The-CNN-Wire
™ & © 2022 Cable News Network, Inc., a Warner Bros. Discovery Company. All rights reserved.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up