Congreso de Colombia aprueba reforma tributaria propuesta por el gobierno Petro. Estos son los puntos clave

(CNN Español) — La Cámara de Representantes de Colombia aprobó una reforma tributaria clave para el gobierno del presidente Gustavo Petro, con la que se espera recolectar unos 20 billones de pesos adicionales al año (unos US$ 3.987 millones al cambio actual), un monto inferior a la propuesta inicial del ejecutivo.

El Senado ya había aprobado el texto de la reforma tributaria un día antes. Ahora se espera que sea conciliada en Cámara y Senado antes de que pase a sanción presidencial.

La reforma tiene como objetivo principal la lucha contra el hambre y la pobreza, y buscará darle prioridad a la educación y salud públicas y sostenibilidad a las finanzas públicas, según el gobierno. Antes de ser modificada, la reforma buscaba recaudar inicialmente 25 billones de pesos colombianos.

“La reforma tributaria, como tal, su filosofía central consiste en dos aspectos: uno, aumentar la capacidad de pago del país, su capacidad para pagar compromisos internacionales, que crecieron lamentablemente de una manera muy alta en los últimos años, y dos, aumentar la justicia social en Colombia”, dijo el presidente Gustavo Petro tras la aprobación de la reforma en la Cámara.

Estos son algunos de los puntos clave de la reforma tributaria.

¿Qué pensionados no pagarán y quiénes sí en Colombia con la nueva reforma tributaria de Petro?

José Antonio Ocampo, ministro de Hacienda de Colombia, 2022. (Crédito: EVARISTO SA/AFP via Getty Images)

El objetivo de la Reforma

La reforma tributaria tiene como objetivo recaudar dinero para “reducir la enorme deuda social”, según el Gobierno, e invertir en temas de pobreza, erradicación del hambre y la desigualdad. También busca conseguir más recursos para programas sociales y reducir la pobreza monetaria en cuatro puntos porcentuales, según el gobierno.

Impone, entre otros, impuestos a alimentos ultraprocesados, impuestos al carbono para desestimar el consumo de los combustibles fósiles, y a los plásticos de un solo uso, según el presidente de la Cámara de Representantes, David Racero.

Algunas medidas clave aprobadas

La reforma busca que quienes tengan más ingresos paguen más impuestos.

Quienes tengan patrimonios superiores a 3.000 millones de pesos, pagarán un impuesto permanente del 0,5%; quienes tengan patrimonios superiores a 5.000 millones de pesos, impuesto del 1%, y de 1,5% a quienes cuenten con un patrimonio superior a 10.000 millones de pesos, este último de manera temporal con una vigencia de 4 años, reportó Reuters.

La renta exenta pasó de 50 millones de pesos a 120 millones de pesos. Se les dará beneficios a quienes tengan dependientes a su cargo y facturas electrónicas por compras de hasta 9 millones de pesos, reportó Reuters.
El impuesto a las ganancias ocasionales subirá del al 10% a 15%.
Se eliminó el Día sin IVA, que había sido aprobado durante el gobierno de Iván Duque.
Habrá prisión para los evasores: se establecieron penas de entre 4 y 9 años de prisión para quienes no paguen impuestos por más de 1.000 salarios mínimos (1.000 millones de pesos o US$ 200.000 al cambio actual) si se incurre en este delito tres veces.
Fue aprobado el impuesto a los plásticos de un solo uso para la venta e importación de los productos fabricados con ese material utilizados para envasar, embalar o empacar bienes por única vez, reportó Reuters.

Este fue un punto criticado por la oposición, pues decían que le costaría más al bolsillo de los colombianos por cuenta de un impuesto para el empaque de alimentos. Sin embargo, el representante a la Cámara David Racero dijo que únicamente aplicará para productos que no tengan que ver con los empaques de alimentos de la canasta familiar, ni usados para fines médicos, ni que tengan contacto con animales para fines de sanidad.

El Senado de Colombia aprueba con modificaciones la reforma tributaria de Gustavo Petro
¿Qué es la “paz total” que propone Petro y qué grupos armados han mostrado interés en acogerse?

Los impuestos a las bebidas azucaradas

Este es uno de los puntos más polémicos debido al impacto que tendría en el bolsillo de los colombianos, puesto que podría subir el precio de algunos productos de consumo cotidiano.

La Cámara aprobó un impuesto a las bebidas azucaradas ultraprocesadas, cuya tarifa estará en función del contenido de azúcar en gramos por cada 100 mililitros y tendrán dos tipos de tarifas dependiendo de la cantidad de azúcar que lleven los alimentos, así:

Las bebidas azucaradas que tengan menos de 4 gramos por cada 100 mililitros de azúcar no pagarán impuestos.
Las bebidas azucaradas que tengan entre 4 y 8 gramos de azúcar por cada 100 mililitros, la tarifa es de 18 pesos por cada 100 mililitros
Y las bebidas que tengan más de 8 gramos de azúcar por cada 100 mililitros pagarán un impuesto de 35 pesos por cada 100 mililitros.

También se excluyó un impuesto que gravaría alimentos como el pan, lácteos, miel, entre los alimentos ultraprocesados sujetos a tributación.

El Senado y la Cámara deben conciliar el mes del 2023 en que empezará el cobro del impuesto, reportó Reuters.

Además se gravarán los productos comestibles ultraprocesados con exceso de azúcar con una tarifa de 10% ad valorem en 2023, que aumentará progresivamente a 15% en 2024 y a 20% en 2025. El Senado y la Cámara deben conciliar el mes del 2023 en que empezará el cobro del impuesto.

El responsable de este impuesto será será el productor y/o importador. Y los primeros años será un impuesto bajo “para ir buscando opciones sustitutivas y no afecta a pequeños productores”, dijo Racero, presidente de la Cámara.

Según él, este impuesto promueve la salud pública porque, dijo, “se ataca las probabilidades de sufrir enfermedades como obesidad, diabetes y caries dental, con impuesto a productos ultra procesados, por ejemplo, con contenidos excesivamente elevados de azúcar”.

El objetivo de este impuesto, según Racero, es que los consumidores “busquen opciones saludables o las empresas ajusten las preparaciones para ser menos perjudiciales”.

Impuesto al carbono

El Congreso aprobó la creación de una sobretasa de renta a las petroleras con tarifas graduales: a partir de US$ 67,3 por barril y hasta US$ 75 por barril, la sobretasa será del 5%. Desde US$ 75 dólares por barril hasta US$ 82,2 por barril, un 10% de sobretasa, y por encima de 82,2 dólares por barril, un 15%, reportó Reuters.

Esta sobretasa también se aplicará para las empresas carboníferas con tarifas de 5% y 10%, pero los montos que determinarán la tarifa a pagar fueron votados de manera diferente en Senado y Cámara, por lo que se definirá en conciliación, reportó Reuters.

Las regalías no serán objeto de deducción de impuesto de renta.

“Los bienes del subsuelo de la nación desde la Constitución de 1886 son propiedad de la nación, son propiedad pública, son propiedad del pueblo colombiano, y en esa medida la nación cuando concede su explotación económica por un particular tiene el derecho a unas regalías y por tanto estas no son parte de la contabilidad de las empresas privadas que tienen esa concesión y no son deducibles”, dijo el presidente Petro anteriormente.

Por otra parte, anunció la modificación de la sobretasa al impuesto de renta que pagan los sectores del petróleo y el carbón. El aporte que hagan va a depender del precio internacional de los productos, de forma que si los precios llegan a cierto punto bajo no habrá sobretasa. Esto fue aprobado por la Cámara.

Según Racero, este impuesto al carbono tiene “criterio ambiental” y su objetivo es “desestimular el consumo de los combustibles fósiles”.

Estos dineros serán destinados a partir del 1 de enero de 2023 al manejo de la erosión costera, la reducción de la deforestación, la conservación de fuentes hídricas, la protección preservación y restauración de áreas y ecosistemas estratégicos, según el artículo aprobado.

También se crearon sobretasas para bancos y compañías hidroeléctricas y petroleras.

Lo que se quedó por fuera de la reforma

Días atrás, el gobierno Petro modificó su reforma tributaria y excluyó una de las propuestas que habían generado controversia: el impuesto a las pensiones más altas.

Bajo la premisa de “gravar a los que más tienen”, la administración había planteado en la reforma tributaria radicada en el Congreso que los pensionados que cobran más de 10 millones de pesos mensuales pasaran a pagar impuestos por ese concepto. Según los cálculos del ministro de Economía, José Antonio Ocampo, eso implicaba gravar a un 0,2% de los pensionados con un tributo del entorno del 20%.

Sin embargo, tras una reunión con los ponentes de la reforma tributaria de los partidos que conforman el Gobierno se retiró esa propuesta de la reforma, según confirmó el presidente en rueda de prensa.

Durante la discusión de la reforma en el Senado, días atrás, se eliminaron artículos como el que buscaba gravar ciertas actividades de las iglesias

The-CNN-Wire
™ & © 2022 Cable News Network, Inc., a Warner Bros. Discovery Company. All rights reserved.

This content was republished with permission from CNN.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up