A los 95 años, Ángela Álvarez es ganadora de los Latin Grammy en la categoría mejor nuevo artista: “Mi sueño es dejar esta vida sabiendo que de alguna manera mi música perduraría”

(CNN Español) – El sueño de Ángela Álvarez se comenzó a escribir hace 80 años. De adolescente, cuando tenía entre 14 y 15 años, le dijo a su padre que quería ser cantante. Sin embargo, su sueño se vio frustrado por las costumbres o visiones de la época en su natal Cuba.

“A mi papá le gustaba que yo cantara pero cuando yo le dije que yo quería ser artista él me dijo ¡Ay, mi única hija! No, no, no. Pero ahí siempre mantuve la idea de que yo quería un disco”, cuenta la cantante cubanoestadounidense Ángela Álvarez a Zona Pop CNN.

Con 95 años, Álvarez fue nominada a la edición 2022 de los Latin Grammy. Y para sorpresa de muchos, ganó la categoría de mejor nuevo artista junto con la cantautora mexicana Silvana Estrada.

La cubana hizo su sueño de quinceañera realidad el año pasado al lanzar su primer disco homónimo, producido por su nieto, el compositor cinematográfico Carlos José Álvarez.

Ángela Álvarez gana Latin Grammy a sus 95 años 1:02

La historia Ángela Álvarez hecha música

Escuchar la música de Ángela Álvarez es como leer un libro autobiográfico. Cada canción relata momentos claves de su vida, cuando tuvo que sacar a sus cuatro hijos de Cuba, su propia salida de la isla, la temprana muerte de su esposo, la canción que escribió para la boda de su hija.

Esas vivencias Álvarez las comenzó a documentar en papel y en guitarra desde inicios de la década de los 1960. Estos cuadernos no solo cuentan una historia familiar, sino también la del exilio cubano tras la llegada de Fidel Castro.

“Cuando a mí me dieron el vuelo de salida de La Habana a Miami, cuando el avión levantó el vuelo, yo estaba sentada en la ventanilla y yo miré por la ventana y yo vi a mi Cuba allá abajo. Yo dije Ay, Cuba, ¡qué linda tu eres! ¿cuándo te volveré a ver? Y todavía no me he ido”, recuerda Álvarez.

La cantante salió de la isla en 1962, tras enviar a sus hijos a Miami en el programa estadounidense conocido como Operación Pedro Pan, en la que más de 14.000 niños fueron exiliados en Estados Unidos en medio del auge comunista de Castro en Cuba.

Ángela Álvarez (izquierda) y su nieto, Carlos José Álvarez (derecha), disfrutando de un placer familiar: la música. (Crédito: Ángela Álvarez)

El nieto de Ángela Álvarez sabía que su abuela tenía canciones. Creció acostumbrado a verla con una guitarra en mano y escuchándola cantar. En el documental “Miss Angela”, Carlos José dice que fue una suerte de epifanía lo que lo hizo llevar la historia de su abuela, la historia de su familia, a un disco.

“Yo sabía que tenía canciones, no sabía que tenía tantas”, cuenta Carlos José.

“Ella sacó todos estos cuadernos y cuando me empezó a tocar las canciones, en ese proceso me di cuenta de que era una artista frustrada. Yo no sabía esto de ella. Sabía que podía cantar, que tenía una voz increíble, sabía que tenía canciones, pero no sabía que era artista”, agrega.

Tras procesar esas decenas de páginas de música, que ella misma escribió y compuso, Carlos José le propuso a su abuela grabar ese disco que toda su vida anheló.

Nunca es tarde para hacer realidad un sueño

“La llamé y le dije: Nana, ¿quieres ir alguna vez a un estudio y grabar esta música, tu música, tus canciones? Y su respuesta fue: Carlos, mi sueño es dejar esta vida sabiendo que de alguna manera mi música perduraría. Y ese fue el principio”, cuenta Carlos José.

Sin saberlo, el impulso que le dio Ángela Álvarez a su nieto años antes de seguir su pasión por la música fue esa semilla que años más tarde la llevó a cumplir su sueño y llegar a los Latin Grammy.

“Yo me sentí muy, muy orgullosa de poder contar mi historia, para tocar personas que han pasado probablemente lo mismo, o más de lo que yo he pasado. Hay personas que se rinden, pero yo no me rendí. Yo siempre luché”, dice Ángela Álvarez.

“El fuego que mantuvo vivo todas estas décadas, si no hubiera sido por ese fuego y por su deseo, su desesperación por ser artista, esto nunca habría ocurrido”, cuenta Carlos José Álvarez.

(Crédito: Ángela Álvarez)

La nominación de Ángela Álvarez al Latin Grammy

La cantautora cubana recibió su primera nominación a los Latin Grammy el pasado 20 de septiembre en una categoría inesperada por muchos, inclusive para la familia.

En esta categoría se acostumbra a ver nuevos artistas, unas décadas más jóvenes que Ángela Álvarez.

“No podía creerlo”, dice el nieto incrédulo. Carlos José pensaba que era un error. Su disco, al ser boleros, había sido enviado en el proceso de postulación a la categoría de mejor álbum tropical, pero no fue ahí en donde su nombre brillaría.

“Fui a álbum tropical y a los otros álbumes y su nombre no estaba ahí. Así que regresé al tope (de la lista) y simplemente no podía creerlo”, dice Carlos José.

Fue precisamente su nieto el que llamó a Ángela para contarle la noticia, que estaba nominada a un Latin Grammy.

“Él me dijo: Nana, siéntate, siéntate. Estás nominada para el Grammy. Yo le dije: espérate, ¿tú estás hablando en serio o estás bromeando? ¡Porque yo no puedo creer eso! Pues mira, créelo porque estás nominada para el Latin Grammy. ¡Wow! ¿Pero cómo ha sido eso? Pero, ¿cómo yo he podido llegar ahí? ¡Yo no he hecho nada! Tú no, pero tu música sí”, cuenta Ángela Álvarez.

Su compatriota Ibrahim Ferrer, ganó en la primera edición de los Latin Grammy, en el año 2000, esta misma categoría a a los 73 años.

Esta historia fue publicada el 11 de octubre y actualizada con nueva información.

The-CNN-Wire
™ & © 2022 Cable News Network, Inc., a Warner Bros. Discovery Company. All rights reserved.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up