Un agente se reunió con la niña a la que ayudó a nacer en la frontera entre Estados Unidos y México

(CNN) — Un agente de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (CBP, por sus siglas en inglés) se reunió con una niña a la que ayudó a nacer en frontera entre EE.UU. y México hace seis años.

Era la mañana fría de invierno del 8 de diciembre de 2016, cuando el agente J. Lott estaba en medio de un día típicamente ajetreado en el puerto de entrada de San Ysidro, un importante cruce fronterizo entre Estados Unidos y México, cerca de Tijuana y San Diego.

Mientras los carriles de todo el puerto estaban repletos de viajeros y agentes que inspeccionaban sus vehículos, Lott recibió una llamada de emergencia sobre una mujer en apuros.

Formado como técnico de emergencias médicas, Lott llegó al lugar y descubrió a una mujer embarazada que estaba teniendo un parto dentro de su vehículo, dijo la agencia en un comunicado de prensa emitido el jueves pasado.

“Simplemente confié en mi entrenamiento”, dijo Lott. “Sabía que si mantenía la calma, la madre, el padre y todos los que me rodeaban se mantendrían tranquilos. Aunque en el fondo no quería fallarles”.

El agente de Aduanas y Protección Fronteriza de EE.UU., J. Lott, se reunió con una niña que ayudó a dar a luz en la frontera entre EE.UU. y México hace más de cinco años.

La bebé Alexa García nació de nalgas, lo que significa que su cabeza se colocó para salir en último lugar, lo que agrega peligro a la presión de dar a luz en medio del caos.

Después de nacer, la emergencia se complicó cuando se dieron cuenta de que Alexa no estaba respirando.

“Estaba azul, no respiraba y no respondía”, dijo Lott. “Rápidamente le administré compresiones torácicas, y después de unas cinco o seis, empezó a llorar. Ya estaba de rodillas, y simplemente me derrumbé.  Recuerdo que me decía a mí mismo: ‘Solo sigue respirando bebé, solo sigue respirando, por favor’”.

Dos meses antes de cumplir seis años, Alexa se reunió con Lott, pero esta vez en circunstancias mucho más relajadas.

El agente J. Lott y su esposa se reunieron con Alexa García y su familia en el puerto de entrada de San Ysidro para intercambiar regalos.

“No había un ojo seco en la habitación” en el puerto de entrada de San Ysidro cuando Alexa entró de un salto, sonriendo mientras se dirigía hacia Lott para darle un abrazo, según el comunicado. Estaba acompañada por sus padres y dos hermanos, mientras que a Lott, lo acompañaba su esposa. Ambas familias compartieron recuerdos de ese fatídico día.

También intercambiaron regalos. Lott recibió una fotografía enmarcada de sí mismo sosteniendo a Alexa el día del nacimiento, y Alexa recibió un oso de peluche con un uniforme de la CBP.

“Creo que Dios puso un ángel en nuestro camino ese día, ese ángel salvó la vida de mi esposa y mi bebé”, dijo el padre de Alexa durante la reunión.

The-CNN-Wire
™ & © 2022 Cable News Network, Inc., a Warner Bros. Discovery Company. All rights reserved.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up