Muere Jerry Lee Lewis, ícono del rock ‘n’ roll, a los 87 años

(CNN) –– Jerry Lee Lewis, el ícono del rock ‘n’ roll que tocaba con ahínco el piano y lo zapateaba, murió a los 87 años, según un comunicado de su representante Zach Farnum.

Lewis, recordado por sus éxitos en la década de 1950 como “Great Balls of Fire” y “Whole Lotta Shakin’ Goin’ On”, falleció en su casa en el condado de Desoto, Mississippi, al sur de Memphis, según la declaración.

Farnum le dijo a CNN que Lewis murió por “causas naturales” cuando se le contactó por teléfono.

Su séptima esposa, Judith, estuvo a su lado cuando murió y Lewis “le dijo, en sus últimos días, que le daba la bienvenida al más allá y que no tenía miedo”, agregó el comunicado.

Lewis, nacido en Louisiana, comenzó a tocar el piano a los 9 años, de acuerdo a su sitio web. Junto a Chuck Berry, Elvis Presley y otros más, fue una de las principales figuras de la era del rock en 1950 y un maestro del espectáculo, apodado “The Killer”, cuyas presentaciones crudas y desinhibidas enloquecían a sus seguidores.

“Nací para estar sobre un escenario. No podía esperar más para hacerlo. Era mi sueño. Y he estado en un escenario toda mi vida”, dijo Lewis en “Jerry Lee Lewis: His Own Story”, una biografía que Rick Bragg publicó en 2014. “Ahí es donde soy más feliz”.

Sin embargo, fuera del escenario, su vida personal fue agitada. Lewis estaba cerca de la cima de su popularidad en 1958 cuando el público se enteró de que se había casado con Myra Gale Brown, su prima hermana. Ella tenía 13 años en ese momento y Lewis 22.

La noticia del matrimonio se filtró en Londres, a donde Lewis había viajado para dar algunos conciertos. El artista le dijo a la prensa que Myra tenía 15 años, pero la verdad pronto salió a la luz y causó indignación, con periódicos que publicaron titulares como “Seguidores horrorizados por novia adolescente”. El público cuestionó a Lewis y la gira se canceló después de tres presentaciones.

El artista continuó grabando y haciendo giras durante la siguiente década. Pero su música no se vendió durante la era de los Beatles y no pudo recuperar la popularidad de sus primeros años… Hasta su reaparición poco probable como cantante de country.

Los comienzos de Lewis

Lewis nació en 1935 en una familia pobre de granjeros en Ferriday, Louisiana. Uno de sus primos, Jimmy Swaggart, llegaría a ser un popular evangelista de televisión. El sitio web de Lewis dice que comenzó a tocar el piano a los 9 años, imitando los estilos de los predicadores y músicos negros que pasaban por la región.

Después de abandonar la escuela para concentrarse en la música, Lewis viajó en 1956 a Sun Studios en Memphis, donde rápidamente consiguió trabajo como músico de sesión para estrellas en ciernes como Carl Perkins y Johnny Cash. También grabó con Elvis Presley.

Una sesión de grabación de diciembre de 1956 con Lewis, Presley, Perkins y Cash, apodado el “Cuarteto del millón de dólares”, se convirtió en un momento fundamental en la historia del rock.

Al año siguiente, gracias a éxitos que entraron en el top 5 como “Great Balls of Fire”, Lewis ganó fama internacional, aunque su estilo incendiario y letras sugerentes llevaron a algunas estaciones de radio a boicotear sus canciones.

Luego vino el escándalo del matrimonio, y el aura de Lewis nunca volvió a ser la misma.

Después de una década de ventas decrecientes, se reinventó a sí mismo a fines de la década de 1960 como un artista country y revivió su carrera, logrando una serie de éxitos del Top 10 country hasta bien entrada la década de 1970.

En 1989, “Great Balls of Fire!”, una película biográfica protagonizada por Dennis Quaid como Lewis, atrajo nueva atención a la vida y la música del artista. Lewis incluso grabó nuevas versiones de sus éxitos para la banda sonora.

Pero su vida personal siguió siendo agitada. Se casó siete veces y se declaró en bancarrota en 1988, alegando que le debía al IRS más de US$ 2 millones.

También luchó contra el alcoholismo, la drogadicción y otros problemas de salud durante años. En un episodio infame de 1976, fue arrestado en Graceland en las primeras horas de la mañana después de estrellar su auto en estado de ebriedad contra las puertas de la mansión, con un arma cargada, mientras intentaba visitar a Presley.

“No soy un buen bueno, y no soy un farsante”, dijo Lewis en la biografía de Bragg. “Nunca pretendí ser nada, y cualquier cosa que hice, lo hice abiertamente. He vivido mi vida al máximo y la pasé bien haciéndolo”.

En octubre, Lewis fue incluido en el Salón de la Fama de la Música Country, pero no pudo asistir a la ceremonia porque tenía gripe.

The-CNN-Wire
™ & © 2022 Cable News Network, Inc., a Warner Bros. Discovery Company. All rights reserved.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up