“Lo odiaban”. Exsubordinado recuerda haber servido bajo el mando del nuevo alto comandante de Rusia en Ucrania

(CNN) — La devastadora guerra del presidente ruso, Vladimir Putin, contra Ucrania se tambalea. Ahora, hay un nuevo general a cargo con reputación de brutalidad.

Después de que Ucrania recuperó recientemente más territorio del que tomó el ejército de Rusia en los últimos seis meses, el Ministerio de Defensa de Rusia nombró el sábado pasado a Sergey Surovikin como su nuevo comandante general de operaciones en la guerra.

Putin no se arrepiente del bombardeo de misiles a Ucrania, pero dice que no son necesarios más ataques “masivos” por ahora

Anteriormente desempeñó un papel fundamental en las operaciones de Rusia en Siria, durante las cuales los aviones de combate rusos causaron una devastación generalizada en las áreas controladas por los rebeldes, como comandante en jefe de las Fuerzas Aeroespaciales Rusas.

CNN habló con un ex teniente de la fuerza aérea rusa, Gleb Irisov, quien sirvió bajo su mando en Siria.

Dijo que Surovikin estaba “muy cerca del régimen de Putin” y que “nunca tuvo ambiciones políticas, por lo que siempre ejecutó un plan exactamente como quería el gobierno”.

Los analistas dicen que es muy poco probable que el nombramiento de Surovikin cambie la forma en que las fuerzas rusas llevan a cabo la guerra, pero que habla de la insatisfacción de Putin con las operaciones de mando anteriores. También es probable que tenga la intención de “suavizar” la base nacionalista y pro-guerra dentro de la propia Rusia, según Mason Clark, líder de Rusia en el grupo de expertos del Instituto para el Estudio de la Guerra (ISW, por sus siglas en inglés).

El líder checheno Ramzan Kadyrov, quien ha pedido a Rusia que “tome medidas más drásticas” incluyendo el uso de “armas nucleares de bajo rendimiento” en Ucrania luego de los recientes reveses, acogió con satisfacción el nombramiento de Surovikin, quien entró en servicio por primera vez en Afganistán en el 1980 antes de comandar una unidad en la Segunda Guerra Chechena en 2004. Los elogios de Kadyrov, quien es un aliado clave de Putin, son significativos, tal vez, ya que él mismo es conocido por aplastar todas las formas de disidencia.

“Personalmente conozco muy bien a Sergei desde hace casi 15 años. Definitivamente puedo decir que es un verdadero general y guerrero, un comandante experimentado, testarudo y previsor que siempre pone el patriotismo, el honor y el respeto por encima de todo”, publicó Kadyrov en las redes sociales, luego de la noticia del nombramiento de Surovikin el sábado pasado. “El grupo del ejército unido está ahora en buenas manos”, agregó.

El presidente ruso, Vladimir Putin, se reúne con el personal de servicio de las Fuerzas Armadas rusas que participó en operaciones en Siria, incluido Sergey Surovikin, en el Kremlin el 28 de diciembre de 2017.

“Lo odiaban”

Irisov, exsubordinado de Surovikin, dejó su carrera de cinco años en las fuerzas armadas después de su tiempo en Siria porque sus propios puntos de vista políticos estaban en conflicto con lo que experimentó. “Por supuesto, usted entiende, quién tiene razón y quién está equivocado”, dijo Irisov. “Fui testigo de muchas cosas, estando dentro del sistema”.

Irisov luego comenzó lo que esperaba que fuera el comienzo de una carrera como periodista internacional, como reportero militar en la agencia de noticias estatal rusa TASS. Su esposa trabajaba allí y en ese momento sintió que era “la única agencia de información central” que intentaba cubrir las noticias de una manera “imparcial”, con “alguna oportunidad de libertad de expresión”, dijo.

Gleb Irisov aparece al comienzo de su carrera militar, durante un entrenamiento militar de invierno cerca de Moscú, Rusia.

Gleb Irisov aparece en la foto durante su servicio con la Fuerza Aérea Rusa en Kaliningrado, un enclave ruso.

“Todo cambió” el 24 de febrero de 2022, cuando comenzó la invasión de Ucrania por parte de Putin y TASS recibió órdenes del servicio de seguridad del FSB y del Ministerio de Defensa de “que todos serán procesados ​​si no ejecutan el esquema de propaganda”, dijo Irisov.

Tenía familia en Kyiv, escondida en refugios antiaéreos, y le dijo a CNN que sabía que “nada podría justificar esta guerra”. También sabía por sus contactos militares que ya había muchas bajas en los primeros días de la guerra.

“Para mí fue obvio desde el principio”, recordó Irisov. “Traté de explicarle a la gente que esta guerra conducirá al colapso de Rusia… será una gran tragedia no solo para los ucranianos sino también para Rusia”.

Irisov huyó de Moscú con su esposa embarazada y su hijo pequeño el 8 de marzo de 2022, luego de oponerse a la invasión. Renunció a su trabajo en TASS y firmó peticiones y una carta abierta contra la guerra, le dijo a CNN. Después de viajar a Armenia, Georgia, Turquía y finalmente a México, donde contactaron con la embajada de EE.UU. para pedir ayuda, ahora están trabajando para comenzar una nueva vida en West Virginia.

Gleb Irisov aparece con su esposa, Alisa Irisova, en la última foto tomada antes de partir de Rusia en avión hacia Armenia, en marzo de 2022.

Mientras servía en la base aérea de Latakia en Siria en 2019 y 2020, el hombre de 31 años dice que trabajó en la seguridad de la aviación y el control del tráfico aéreo, coordinando vuelos con las aerolíneas civiles de Damasco. Dice que vio a Surovikin varias veces durante algunas misiones y habló con oficiales de alto rango debajo de él.

“Hizo enojar mucho a mucha gente, lo odiaban”, dijo Irisov, describiendo cómo el general “directo” y “recto” no era del agrado en el cuartel general debido a la forma en que trató de implementar su experiencia de infantería en la fuerza aérea.

Irisov dice que entiende que Surovikin tenía fuertes conexiones con la compañía militar privada aprobada por el Kremlin, el grupo Wagner, que ha operado en Siria.

El Kremlin niega cualquier conexión con Wagner e insiste en que las empresas militares privadas son ilegales en Rusia.

El título de “héroe”

Surovikin, cuya carrera militar comenzó en 1983, tiene una historia accidentada, por decir lo menos.

En 2004, según informes de los medios rusos y al menos dos grupos de expertos, reprendió a un subordinado con tanta severidad que el subordinado se quitó la vida.

Y un libro del grupo de expertos Jamestown Foundation, con sede en Washington, dice que durante el fallido intento de golpe contra el expresidente soviético Mikhail Gorbachev en agosto de 1991, los soldados bajo el mando de Surovikin mataron a tres manifestantes, lo que llevó a Surovikin a pasar al menos seis meses en prisión.

CNN se ha comunicado con el Ministerio de Defensa de Rusia para obtener comentarios sobre el nombramiento de Surovikin y sobre las acusaciones sobre su duro liderazgo.

En un informe de 2020, Human Rights Watch lo nombró como “alguien que puede tener responsabilidad de mando” por las docenas de ataques aéreos y terrestres contra bienes civiles e infraestructura en violación de las leyes de la guerra” durante la ofensiva de Idlib de 2019-2020 en Siria. Los ataques mataron al menos a 1.600 civiles y forzaron el desplazamiento de aproximadamente 1,4 millones de personas, según HRW, que cita cifras de la ONU.

Vladimir Putin (izquierda) brinda con el entonces primer ministro Dmitry Medvedev junto a Sergey Surovikin después de una ceremonia para otorgar premios estatales al personal militar que luchó en Siria, el 28 de diciembre de 2017.

Durante su estadía en Siria, Surovikin, quien ahora tiene 56 años, recibió el título de Héroe de la Federación Rusa.

En febrero de este año, Surovikin fue sancionado por la Unión Europea en su calidad de jefe de las Fuerzas Aeroespaciales “por apoyar e implementar activamente acciones y políticas que socavan y amenazan la integridad territorial, la soberanía y la independencia de Ucrania, así como la estabilidad o la seguridad en Ucrania”.

Irisov cree que hay tres razones por las que lo han puesto a cargo en Ucrania ahora: su cercanía con el gobierno y Putin; su experiencia entre ramas con la infantería y la fuerza aérea; y su experiencia desde el verano al mando de las fuerzas rusas en las regiones del sur de Ucrania de Jersón, Zaporiyia y Crimea. Estas son áreas que Putin está tratando de controlar “a toda costa”, dijo Irisov.

Apenas dos días después del nombramiento de Surovikin el sábado, Rusia lanzó su mayor bombardeo sobre Ucrania desde los primeros días de la guerra.

Surovikin está “más familiarizado con los misiles de crucero, tal vez usó sus conexiones y experiencia para organizar esta cadena de ataques devastadores”, dijo Irisov, haciendo referencia a los informes de que los misiles de crucero han estado entre las armas desplegadas por Rusia en esta última oleada de ataques.

Pero Clark, de ISW, sugiere que la promoción del general es “más bien un marco para inyectar sangre nueva en el sistema de comando ruso” y “poner esta dura cara nacionalista”.

Su nombramiento “recibió elogios generalizados de varios bloggers militares rusos, así como de Yevgeny (Prigozhin), quien es el financista del Grupo Wagner”, dijo Clark.

Él cree que lo que está sucediendo ahora es un reflejo de lo que sucedió en abril, cuando otro comandante, Alexander Dvornikov, fue nombrado comandante general de las operaciones en Ucrania.

“Del mismo modo, antes de eso era comandante de una de las agrupaciones de las fuerzas rusas y tenía una reputación de capitán en Siria muy similar a Surovikin por su brutalidad, ganándose el apodo de ‘carnicero de Alepo’”, dijo Clark.

Dvornikov también fue visto en ese momento como el comandante “que iba a cambiar las cosas en Ucrania y hacer el trabajo”, agregó. “Pero un comandante por sí mismo no podrá cambiar cuán enredado está el comando y control ruso en este punto de la guerra, o la baja moral de las fuerzas rusas”.

El coronel general Sergey Surovikin, entonces comandante de las fuerzas rusas en Siria, habla en una sesión informativa en el Ministerio de Defensa ruso en Moscú, el 9 de junio de 2017.

Andrea Kendall-Taylor, directora del Programa de Seguridad Transatlántica del Centro para una Nueva Seguridad Estadounidense, también le dijo a CNN esta semana que el nombramiento de Surovikin “refleja la ascendencia de muchas voces de línea dura dentro de Rusia… instando a Putin a hacer cambios y a traer a alguien que estaría dispuesto a ejecutar estos ataques despiadados.”

Clark razona que “por lo que hemos visto, es muy probable que Putin esté involucrado en la toma de decisiones hasta un nivel muy táctico y, en algunos casos, sin pasar por alto a los altos oficiales militares rusos para interactuar directamente en el campo de batalla”.

Surovikin firmó personalmente los documentos de renuncia de Irisov de la fuerza aérea, dice. Ahora, Irisov lo ve puesto a cargo de las operaciones en la brutal guerra de Putin en Ucrania, pero aún no está claro qué impacto tendrá o podrá tener el general.

Según Clark, “no hay una buena opción para el Kremlin si Surovikin no funciona o si Putin decide que él tampoco está a la altura. No hay muchos otros altos oficiales rusos y solo conducirá a una mayor degradación del esfuerzo de guerra ruso”.

The-CNN-Wire
™ & © 2022 Cable News Network, Inc., a Warner Bros. Discovery Company. All rights reserved.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up