Putin no asistirá al funeral del exlíder soviético Mijaíl Gorbachov

(CNN) — Vladimir Putin no asistirá al funeral de Mijaíl Gorbachov, dijo el Kremlin este jueves, en un desaire al exlíder soviético con quien el presidente ruso tuvo una relación tensa.

El portavoz Dmitry Peskov dijo que “el horario de trabajo de Putin no le permitirá participar en la ceremonia de despedida de Gorbachov el 3 de septiembre”, y agregó que el presidente ruso visitó hoy el Hospital Clínico Central para presentar sus respetos a Gorbachov y depositar flores junto al ataúd.

El sábado se llevará a cabo una ceremonia de despedida de Gorbachov, que estará abierta al público, seguida del funeral ese mismo día en el cementerio Novodevichy de Moscú.

Así fue la vida y carrera de Mijaíl Gorbachov: política, qué hizo en la URSS, Premio Nobel y otros datos

No está claro si Gorbachov, a quien se le atribuye haber ayudado a poner fin a la Guerra Fría, será honrado con un funeral de estado. En marcado contraste con las acciones del Kremlin tras la muerte del expresidente Boris Yeltsin en 2007, el gobierno ruso no anunció ningún plan para un funeral de estado cuando emitió un comunicado sobre la muerte de Gorbachov este miércoles.

“Habrá elementos de un funeral de estado”, dijo Peskov este jueves. “Habrá una guardia de honor y se organizará una ceremonia de despedida. El estado ayudará en la organización”, agregó, sin dar una explicación o detalles sobre cómo esto se diferenciaría de los funerales de estado ordinarios.

Gorbachov será enterrado junto a su esposa Raisa, quien murió en 1999, dijo el medio estatal ruso RIA Novosti a principios de esta semana, citando a la fundación Gorbachov. El cementerio histórico es el lugar de descanso final de muchos rusos notables, incluidos los escritores Mikhail Bulgakov, Anton Chekhov y Nikolai Gogol, los compositores Sergei Prokofiev y Dmitri Shostakovich y los exlíderes Yeltsin y Nikita Khrushchev.

¿Cómo estuvo CNN involucrado en la firma del fin de la Unión Soviética? 0:51

Gorbachov se volvió más crítico con Putin y su régimen cada vez más restrictivo en los últimos años, mientras viajaba por el mundo promoviendo la libertad de expresión y la democracia como parte de su fundación. Mientras tanto, Putin culpó a Gorbachov por la desaparición de la URSS, que considera la “mayor catástrofe geopolítica” del siglo XX.

Y aunque el propio Gorbachov no comentó sobre la decisión de Putin de invadir Ucrania, su fundación pidió negociaciones de paz y dijo que “no hay nada más precioso en el mundo que las vidas humanas”.

Solo a un puñado de líderes rusos modernos no se les concedieron funerales de estado. El último al que se le negó el honor fue Jruschov, que fue depuesto en 1964 tras sus intentos de hacer retroceder las reformas estalinistas y que murió después de vivir recluido en 1971. Su funeral se celebró en semisecreto porque las autoridades soviéticas estaban preocupadas por las protestas.

¿Qué fueron las políticas de perestroika y glasnost de Gorbachov y qué consecuencias tuvieron?

La reacción de Putin a la muerte de Gorbachov no podría haber sido más diferente que después de la muerte de Yeltsin, el hombre que lo eligió personalmente como su sucesor cuando era un exagente de la KGB poco conocido.

Cuando Yeltsin murió en 2007, Putin estableció casi de inmediato una comisión especial encargada de organizar un funeral de estado, declaró un día de duelo nacional y ordenó que las banderas ondearan a media asta.

Se aconsejó a todos los canales de radio y televisión rusos que cancelaran la programación de entretenimiento y se les ordenó transmitir el funeral en vivo. Asistieron decenas de dignatarios extranjeros y exlíderes mundiales, incluidos los expresidentes estadounidenses Bill Clinton y George W. Bush, los exprimeros ministros británico y canadiense John Major y Jean Chrétien y el expresidente alemán Horst Koehler.

Mientras tanto, es poco probable que Gorbachov tenga muchos invitados VIP extranjeros en su funeral.

En represalia por las sanciones occidentales, impuestas a Rusia por los países occidentales por la guerra contra Ucrania, Moscú ha prohibido la entrada a Rusia a cientos de funcionarios extranjeros.

La larga lista de líderes actualmente excluidos del país incluye al presidente de EE.UU. Joe Biden, al secretario de Estado Antony Blinken y al secretario de Defensa Lloyd Austin, al primer ministro saliente del Reino Unido Boris Johnson y a su predecesora Theresa May, así como su probable sucesora Liz Truss, el primer ministro japonés Fumio Kishida, el primer ministro canadiense Justin Trudeau y muchos otros.

The-CNN-Wire
™ & © 2022 Cable News Network, Inc., a Warner Bros. Discovery Company. All rights reserved.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up