Los presidentes de Estados Unidos durante el reinado de Isabel II: de Truman a Biden

(CNN) — Durante los 70 años de reinado de Isabel II , quien falleció a los 96 años, hubo 14 presidentes estadounidenses. Ella se reunió con todos ellos, excepto con Lyndon B. Johnson.

Harry Truman: todavía no era reina, pero durante una visita de Estado a Estados Unidos en 1951, Isabel y su marido, el príncipe Felipe, fueron recibidos por el expresidente Harry Truman y su esposa, Bess. Truman es el único presidente estadounidense que Isabel conoció siendo princesa.

Herbert Hoover: terminó su mandato como presidente mucho antes de que Isabel subiera al trono. Sin embargo, la oportunidad de un encuentro entre ambos surgió en 1957 durante la gira real de la reina por Estados Unidos. Hoover está sentado aquí a la derecha de la monarca.

Dwight D. Eisenhower: fue el primer presidente en funciones que conoció Isabel durante su reinado y también fue su anfitrión durante su primera visita de Estado a Estados Unidos en 1957. Además se reunieron durante una visita a Canadá dos años después, en 1959. La reina dio la bienvenida a Eisenhower al país antes de que inauguraran formalmente la vía marítima del San Lorenzo con un breve crucero a bordo del yate real Britannia.

John F. Kennedy: en medio de una gran fanfarria y un enorme interés de los medios de comunicación, Kennedy y su esposa, Jackie, fueron invitados a cenar en el Palacio de Buckingham en junio de 1961. Más tarde, en una carta de cumpleaños dirigida a la reina, escribió que “conservaría el recuerdo de esa deliciosa velada”. Añadió: “El pueblo de Estados Unidos se une a mí para expresar a su majestad y al pueblo de la Commonwealth sus mejores deseos y sus más sinceras felicitaciones con motivo de la celebración de su cumpleaños… Permítanme también decir al mismo tiempo lo agradecidos que estamos mi esposa y yo por la cordial hospitalidad que nos ofrecieron su majestad y el príncipe Felipe durante nuestra visita a Londres el pasado lunes. Siempre guardaremos el recuerdo de esa encantadora velada”.

Richard Nixon: se reunió con la reina Isabel en el Palacio de Buckingham poco después de convertirse en el 37º presidente de los Estados Unidos en 1969. La reina preparó fotografías firmadas de ella y del príncipe Felipe como pequeño recuerdo del encuentro. Nixon también llevó un retrato firmado. “Esta vez no traje a mi esposa, porque este viaje fue muy apresurado”, dijo. “Pero nos hicimos una foto los dos. Me gustaría enviarle una porque sería mucho más agradable vernos a los dos”. Riendo, la reina respondió: “Es muy amable de su parte”.

Gerald Ford: Ford y la reina bailan en esta foto durante una cena de estado en la Casa Blanca en 1976.

Jimmy Carter: durante una cena en el Palacio de Buckingham en 1977, Carter describió la casa de la monarquía británica como “uno de los lugares más hermosos” que había visto. “Creo que toda la familia real estaba allí (…). Tuve un buen lugar para sentarme: estaba entre la reina y la princesa Margarita, y al otro lado de la mesa estaban el príncipe Carlos y el príncipe Felipe y la reina madre”. Continuó: “Una de las cosas que le dije a la reina Isabel fue lo mucho que el pueblo estadounidense apreciaba que viniera el año pasado a celebrar nuestro 200 aniversario. Y ella dijo que era una de las más cálidas bienvenidas que había recibido”.

Ronald Reagan: los Reagan fueron la primera familia estadounidense en ser huéspedes de la reina en el Castillo de Windsor en 1982. En sus memorias, “An American Life”, el expresidente recuerda su visita a la familia real británica: “El momento culminante de nuestra estancia allí fue cuando la reina y yo montamos a caballo juntos y Nancy y el príncipe Felipe dieron un paseo en coche de caballos. Debo admitir que la reina es una gran amazona. Siempre recordaremos nuestra visita al castillo de Windsor por la calidez y la acogedora hospitalidad de la reina y el príncipe Felipe: no pudieron ser más amables”.

George H.W. Bush visitó a la reina en el Palacio de Buckingham en 1989, y en mayo de 1991 fue invitada de honor a una cena de estado en la Casa Blanca. Ambos intercambiaron comentarios sobre el legado de derechos humanos y del estado de derecho que Gran Bretaña había legado a Estados Unidos. Mientras tanto, la reina habló de sus anteriores visitas a la Casa Blanca y de la historia de las relaciones diplomáticas entre ambos países. Bush dijo durante su discurso de bienvenida: “Tenemos muchas cosas en común. Los estadounidenses comparten el amor de la reina por los caballos (…). Sobre todo, lo que une a nuestros países es menos un lugar que una idea. La idea que durante casi 400 años ha sido la herencia de Estados Unidos y el legado de Inglaterra: el legado de la democracia, el estado de derecho y los derechos humanos básicos”.

Bill Clinton: se reunió con la reina más de una vez durante su mandato. “Es una mujer muy inteligente que sabe mucho del mundo (…). Siempre me maravilla, cuando nos reunimos, la agudeza con la que juzga los acontecimientos humanos. Creo que es una persona impresionante. Me gusta mucho”, dijo. Durante un viaje a Europa en el año 2000, Clinton contó que se había dado cuenta de que, aunque el pelo de la reina se había vuelto gris, tenía lo que él describió como “ojos juveniles”. Añadió: “Tiene esos ojos azul bebé, simplemente penetrantes”.

George W. Bush: visitó Gran Bretaña en una visita oficial de Estado en 2003, y la reina fue a Estados Unidos en 2007 para celebrar el 400º aniversario de la fundación de Jamestown. Durante su discurso de bienvenida, Bush dijo: “Usted ayudó a nuestra nación a celebrar su bicentenario en 17…”. Al darse cuenta de su error al sugerir que la reina, que entonces tenía 81 años, llevaba en el trono desde el siglo XVIII, Bush se volvió hacia la monarca y le guiñó un ojo. Más tarde Bush dijo que ella le dirigió “una mirada que solo una madre puede dirigir a un hijo”. Aquí se les ve en junio de 2004 viendo un sobrevuelo en Arromanches, Francia. Era el 60º aniversario del desembarco del Día D.

Barack Obama: “Hay una última cosa que debo mencionar que me encanta de Gran Bretaña y es la reina”, dijo Obama al final de su conferencia de prensa conjunta con el primer ministro británico Gordon Brown durante una visita al Reino Unido en 2009. “Y por eso tengo muchas ganas de reunirme con ella por primera vez esta tarde (…). Creo que en la imaginación de la gente de todo Estados Unidos, creo que lo que la Reina representa y su decencia y su civismo, lo que ella representa, es muy importante”. Más tarde, durante una recepción para los líderes del G20, se vio a Michelle Obama dar el inusual paso de poner su mano brevemente en la espalda de la reina. Esto iba en contra del protocolo, pero la monarca parecía haber extendido su mano primero y no parecía molesta por el gesto de la primera dama.

Donald Trump: en 2019, la reina recibió a los Trump en una visita oficial de Estado que incluyó una cena en el Palacio de Buckingham. En una entrevista con Fox News justo después del viaje a Londres, Trump calificó a la reina de “dama increíble” y dijo que se habían divertido mucho juntos. Sin embargo, a algunos miembros del público y la prensa británicos no les hizo ninguna gracia que Trump pasara brevemente por delante de la reina durante una inspección ceremonial de las tropas en el castillo de Windsor. La monarca tuvo que dar un incómodo paso al costado.

Joe Biden: se reunió por primera vez con la reina cuando era un joven senador en 1982. Volvió casi 40 años después, tras su primera cumbre del G7 como presidente. Mantuvieron conversaciones privadas en el Castillo de Windsor, y Biden dijo más tarde que le hubiera gustado poder hablar más tiempo con ella. “Fue muy generosa”, dijo Biden. Dijo que no creía que ella se sintiera insultada si decía que “me recordaba a mi madre en cuanto a su aspecto y su generosidad”.

The-CNN-Wire
™ & © 2022 Cable News Network, Inc., a Warner Bros. Discovery Company. All rights reserved.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up