El primer portaaviones de fabricación nacional de la India coloca al país entre las élites navales del mundo

Nueva Delhi (CNN) — India se unió este viernes a la élite de las potencias navales del mundo al poner en servicio su primer portaaviones de fabricación nacional, el INS Vikrant.

Con el Vikrant, de US$ 3.000 millones, India se unirá a un pequeño número de naciones con más de un portaaviones o portahelicópteros en servicio y se convertirá en el tercer país, después del Reino Unido y China, que ha encargado un portaaviones de construcción nacional en los últimos tres años.

La Marina de EE.UU. recupera del fondo del mar un avión que cayó de un portaaviones

El portaaviones infundió a la nación de “nueva confianza”, dijo el primer ministro Narendra Modi en una ceremonia marcada por la algarabía en los astilleros de Cochin, en el estado de Kerala, al sur de la India.

“El objetivo puede ser difícil. Los retos pueden ser grandes. Pero cuando India se decide, ningún objetivo es imposible”, dijo Modi, antes de subir al portaaviones y desplegar la nueva bandera naval del país.

“Hasta ahora, este tipo de portaaviones solo lo hacían los países desarrollados. Hoy, India, al entrar en esta liga, ha dado un paso más para convertirse en una nación desarrollada”, dijo Modi, añadiendo que la región del Indo-Pacífico seguía siendo “una gran prioridad de seguridad” para India.

John Bradford, profesor de la Escuela de Estudios Internacionales S. Rajaratnam de Singapur, dijo que el compromiso de India con el buque reflejaba su “visión a largo plazo de mantener una fuerza naval de categoría mundial”.

“Hay dudas sobre la capacidad de supervivencia de cualquier portaaviones en la era de los misiles, pero las principales armadas, incluidas las de Estados Unidos, Japón, China y el Reino Unido, están redoblando sus inversiones en portaaviones. En este sentido, India se mantiene en la carrera”, dijo Bradford.

El Vikrant es el primer portaaviones de construcción nacional de la India.

El Vikrant se une al portaaviones INS Vikramaditya, un portaaviones reformado de la era soviética comprado a Rusia en 2004, en la flota india.

Con un desplazamiento de unas 40.000 toneladas, el Vikrant es ligeramente más pequeño que el Vikramaditya y los portaaviones de Estados Unidos, China y Reino Unido, aunque es mayor que el de Japón.

Pero los analistas alabaron su potencia de fuego potencial.

Cuando su ala aérea esté operativa en los próximos años, el Vikrant podrá transportar hasta 30 aeronaves, incluidos cazas MiG-29K, que se lanzarán desde su cubierta estilo rampa de esquí y helicópteros, así como sistemas defensivos, incluidos misiles tierra-aire.

El portaaviones está impulsado por cuatro motores de turbina de gas y su velocidad máxima se estima en 52 km/h con un alcance de 13.890 kilómetros.

“India está enviando el mensaje de que tiene el poder, tiene los portaaviones y, por lo tanto, el poder aéreo para dominar las zonas lejanas del océano Índico”, dijo Ajai Shukla, un ex oficial militar de la India convertido en analista de defensa.

Los analistas afirman que el nuevo portaaviones, y los destructores y fragatas que acabarán formando su grupo de ataque, dan a India opciones más lejanas también.

El Vikrant tiene un alcance de 13.890 kilómetros.

“India puede influir y coordinar posibles soluciones de seguridad para los problemas regionales. Disponer de un grupo de trabajo naval con capacidad en alta mar aumenta la influencia y las opciones de India. No es necesario que se sume a una respuesta multilateral, pero puede hacerlo, o establecer una presencia independiente, si así lo desea”, afirmó Carl Schuster, antiguo capitán de la Marina de EE.UU. que ahora enseña en la Hawaii Pacific University.

El nuevo portaaviones permitirá a la India desempeñar un papel más importante en los ejercicios militares del Diálogo Cuadrilateral de Seguridad, o “Quad”, una alianza informal de Estados Unidos, Japón, Australia e India.

Por ejemplo, los portaaviones estadounidenses y japoneses han participado en los ejercicios anuales Malabar a los que asisten los miembros de la Cuadrilateral.

La construcción del Vikrant se retrasó por los rediseños y la pandemia del covid-19.

La construcción del Vikrant no ha sido fácil para India.

El gobierno aprobó su diseño y construcción en 2003 y la quilla se puso en febrero de 2009. El barco fue bautizado como Vikrant, que significa “valiente” o “victorioso” en sánscrito y botado en agosto de 2013.

Pero entonces se produjeron retrasos: algunas características necesitaron un rediseño, luego hubo problemas para conseguir equipos de aviación de Rusia, y luego se produjo la pandemia del covid-19.

Aun así, los expertos afirman que India podrá mejorar su capacidad nacional de construcción naval y aprender de la experiencia.

“Ahora tienen la experiencia necesaria para construir el próximo portaaviones más rápidamente y probablemente con un mejor diseño”, dijo Schuster.

ANÁLISIS | No importa el nuevo portaaviones de China, estos son los barcos de los que EE.UU. debería preocuparse

La Marina de la India está estudiando la posibilidad de construir un segundo portaaviones nacional. El proyecto se encuentra en fase de concepto, pero se ha especulado con la posibilidad de que el nuevo portaaviones tenga un tamaño de 65.000 toneladas, como el HMS Queen Elizabeth del Reino Unido o el segundo portaaviones chino, el Shandong.

China se considera el principal competidor naval de India en la región. Con dos portaaviones en servicio y un tercer portaaviones mucho más avanzado lanzado el año pasado, China está por delante de India tanto numérica como tecnológicamente, pero los analistas dan a India la ventaja en experiencia operativa en portaaviones.

La Marina de la India comenzó a operar con portaaviones en 1961. Su primer portaaviones, que adquirió al Reino Unido, se llamaba también Vikrant. El primer Vikrant fue retirado en 1997. Un segundo portaaviones de construcción británica, el INS Viraat, sirvió en la Marina de la India durante 30 años antes de su retirada en 2017.

El primer portaaviones de China, el Liaoning, era un buque de la era soviética inacabado que Beijing compró a Ucrania en 1998, lo actualizó y finalmente lo puso en servicio en 2012. Su primer portaaviones de construcción nacional, el Shandong, entró en servicio en 2019 y en junio de 2022 botó su tercer portaaviones, el Fujian, un portaaviones avanzado con sistemas de lanzamiento asistidos por catapulta electromagnética, similares a los utilizados por Estados Unidos.

“Sobre el papel, los nuevos portaaviones de China tienen más capacidades en términos de carga útil y tecnología que el Vikrant. Sin embargo, India tiene décadas de experiencia en la operación de fuerzas de aviación de portaaviones, mientras que China todavía está aprendiendo”, dijo Bradford, el analista de Singapur.

Incluso con esa experiencia, el Vikrant podría tardar un año, o mucho más, en estar listo como fuerza de combate. Esto es típico de los portaaviones. El portaaviones más nuevo de Estados Unidos, el USS Gerald Ford, fue puesto en servicio en 2017 y no se espera que tenga su primer despliegue hasta finales de este año.

The-CNN-Wire
™ & © 2022 Cable News Network, Inc., a Warner Bros. Discovery Company. All rights reserved.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up