Camila, el amor de toda la vida del rey Carlos III, tiene una historia que divide. ¿Qué sabemos de la reina consorte?

Londres (CNN) — Con el ascenso de su esposo al trono luego de la muerte de la reina Isabel II este jueves, Camila se convirtió en reina consorte y asumirá un papel nuevo y más destacado junto al rey Carlos III.

Poco más de 25 años después de la muerte de la primera esposa de Carlos, Diana, princesa de Gales, Camila sigue siendo una figura divisiva en Gran Bretaña.

Desde que ella y Charles se casaron en 2005, Camila ha trabajado arduamente como miembro de la realeza senior, apoyando a Carlos y defendiendo organizaciones benéficas que ayudan a mujeres y niños. Pero a muchas personas les resulta difícil olvidar o perdonar su larga relación y el dolor que le causó a Diana.

El drama de Netflix “The Crown” ha enfocado ese período turbulento en temporadas recientes, presentando a algunos espectadores a Camila y recordando a otros su pasado.

Entonces, ¿qué podemos esperar de la nueva reina consorte de Gran Bretaña?

El príncipe Carlos y Camila Parker Bowles se ven juntos a fines de 1979 antes de su matrimonio con Diana. (Crédito: Tim Graham Photo Library via Getty Images)

Lo que sabemos de Camila, la reina consorte del Reino Unido

Nacida como Camila Shand en julio de 1947, se crió en la campiña inglesa, donde desarrolló una pasión por los caballos.

Según los informes, conoció al príncipe Carlos en un partido de polo en Windsor en 1970 y se hicieron amigos. Al año siguiente, Carlos se unió a la Royal Navy y, mientras él estaba fuera, Camila se casó con el oficial de caballería Andrew Parker Bowles. La pareja tuvo dos hijos durante la década de 1970.

Carlos se casó con Lady Diana Spencer en 1981 en una ceremonia aparentemente de cuento de hadas observada por millones de personas en todo el mundo. Pero admitió en 1994 que había tenido una relación extramatrimonial con Camila.

Diana confirmó la infidelidad y la suya propia al año siguiente durante una entrevista explosiva con la BBC cuando dijo: “Éramos tres en este matrimonio, por lo que estaba un poco abarrotado”.

Camila se divorció de Andrew Parker Bowles en 1995. Carlos y Diana se divorciaron al año siguiente y Camila casi desapareció de la vida pública cuando el apoyo público y de los medios se volcó detrás de la princesa. El sentimiento a favor de Diana y en contra de Camila se vio agravado por la gran simpatía por Diana después de que muriera en un accidente automovilístico en París en 1997.

Se ve al príncipe Carlos hablando con Camila Parker Bowles en un partido de polo en Cirencester Park, Inglaterra, en julio de 1975. (Crédito: Shutterstock)

En 1999, Clarence House se embarcó en un programa para volver a presentar a Camila al público, con una primera aparición cuidadosamente orquestada de Carlos fuera del Hotel Ritz en Londres. Camila se mudó a la Clarence House para estar con Carlos y su nombre comenzó a aparecer en los documentos oficiales.

Seis años más tarde, su historia de amor de décadas llegó a su clímax cuando se casaron en Windsor, con el consentimiento de la reina madre. Camila, ahora conocida como Su Alteza Real la Duquesa de Cornualles, fue confirmada como consorte oficial de Carlos y futura reina del Reino Unido.

El papel de Camila en la familia Real y junto a Carlos

La duquesa se lanzó a la vida como miembro de la realeza senior apoyando a Carlos en compromisos oficiales en el Reino Unido y en giras por el extranjero, a pesar de su profundo miedo a volar. Rápidamente se convirtió en un activo para la familia real y el gobierno británico con su toque común y su capacidad para disipar la tensión en una habitación.

“Siempre es bueno tener a alguien de tu lado”, dijo el príncipe Carlos a CNN en 2015. “Ella es un gran apoyo. Lo bueno es que nos reímos mucho porque ella ve el lado divertido de la vida, gracias a Dios. Si te imaginas, eso agrega mucho a todo el asunto”.

Camila también definió su propio papel real defendiendo causas cercanas a su corazón, como la alfabetización de niños y apoyando a las víctimas de la violencia doméstica. Le dijo a CNN durante una visita a un refugio para mujeres en Bristol, Inglaterra, en 2017, que pudo usar su posición para resaltar la difícil situación de las “mujeres valientes” que sufrieron a manos de sus parejas. “Ver para creer, oír para creer”, dijo.

Carlos y su esposa Camila posan en el Salón Blanco del Castillo de Windsor después de la ceremonia de su boda el 9 de abril de 2005 en Windsor, Inglaterra. (Crédito: Hugo Burnand/Pool/Getty Images)

La duquesa también ha trabajado para concientizar sobre la osteoporosis, una enfermedad que afectaba tanto a su madre como a su abuela. “Ella se siente profundamente conmovida al respecto”, dijo el príncipe Carlos a CNN en 2015.

Agregó: “Creo que ha hecho cosas maravillosas con todo el tema de la violencia contra las mujeres, la violación y la violencia sexual. Creo que ha sido bastante notable con lo que ha hecho en ese frente. Y luego de nuevo con todo su trabajo sobre alfabetización porque está loca por la lectura y su padre era un gran lector y creo que la animó de esa manera, por lo que devora libros de todo tipo “.

“Estoy muy orgulloso de ella y en medio de todo lo que intenta apoyarme, lo cual es maravilloso de su parte”, dijo Carlos.

A medida que crecía la familia de Camila, se desarrolló una nueva pasión: los nietos. “Es una abuela profesional”, dijo uno de sus asesores a CNN en 2013.

Reina consorte

En el momento en que su esposo se convirtió en rey, Camila automáticamente se convirtió en reina. Sin embargo, durante mucho tiempo se pensó que no usaría el título, ya que Clarence House emitió un comunicado en 2005 diciendo que en su lugar sería conocida como “Princesa Consorte”. Algunos en el palacio en ese momento sintieron que el público no estaba listo para que Camila tomara un título que estaba destinado a Diana.

Pero con los años, las actitudes hacia Camila se han suavizado. En 2015, una encuesta de CNN encontró que a uno de cada cuatro británicos le había gustado más y menos personas se oponían a que se la conociera como reina.

Luego, en febrero de 2022, la reina usó el hito histórico de su Jubileo de Platino para dar su bendición a la duquesa de Cornualles para que fuera conocida como reina cuando llegara el momento.

En un mensaje que celebraba el 70 aniversario de su acceso al trono británico, dijo: “Cuando en la plenitud de los tiempos, mi hijo Carlos se convierta en rey, sé que le brindarán a él y a su esposa Camila el mismo apoyo que me han brindado; y es mi sincero deseo que, cuando llegue ese momento, Camila sea conocida como reina consorte mientras continúa con su leal servicio”.

En respuesta, un portavoz de Carlos y Camila dijo que estaban “conmovidos y honrados por las palabras de Su Majestad”.

Fue una intervención muy significativa del monarca, la única persona que puede definir los títulos reales.

El movimiento de Isabel para preparar la monarquía para el futuro enfatizó que Camila ya no era vista, ni públicamente ni dentro de los muros del palacio, como la amante real, sino como una figura central en el corazón mismo de “la firma”.

The-CNN-Wire
™ & © 2022 Cable News Network, Inc., a Warner Bros. Discovery Company. All rights reserved.

This content was republished with permission from CNN.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up