Calor récord e inundaciones: qué esperar para el fin de semana del Día del Trabajo en EE.UU.

(CNN) — El fin de semana del Día del Trabajo suele ser el último adiós al verano boreal, pero para aproximadamente un tercio del país, las temperaturas podrían alcanzar niveles récord este fin de semana festivo.

“Septiembre comienza con temperaturas abrasadoras en todo el oeste de EE.UU., ya que se prevé que las máximas vuelvan a amenazar los récords diarios e incluso mensuales de cara al fin de semana del Día del Trabajo”, dijo el Centro de Predicción Meteorológica (WPC, por sus siglas en inglés).

Desde California hasta Wisconsin, las temperaturas del Día del Trabajo estarán entre 5 y 16 °C ( 10 y 30 °F) por encima de lo normal.

El calor salvaje que asola California y otros estados del oeste de EE.UU. continuará durante el fin de semana festivo

Para la región de la Costa del Golfo, las inundaciones podrían causar estragos en cualquier plan al aire libre, ya que un frente estacionario sigue molestando a una zona que no necesita más lluvia.

“Se ha emitido un riesgo leve de precipitaciones excesivas para el sábado sobre el oeste de Kentucky y Tennessee, así como una amplia zona desde la costa central del Golfo hasta la meseta Edwards de Texas”, dijo el WPC.

Y aquellos en el Medio Oeste que esperan encontrar un alivio del calor a lo largo de los Grandes Lagos tendrán que tener cuidado con las condiciones peligrosas para nadar debido a las altas olas.

Pero si lo que buscas es un día agradable, suave y soleado este fin de semana, tenemos algunos lugares en mente.

Récord de calor en el Oeste

Más de 40 millones de personas están bajo alerta por calor extremo en el Oeste durante el fin de semana festivo.

Esta prolongada ola de calor afectará a las 20 ciudades más pobladas de la Costa Oeste, incluyendo incluso localidades costeras como San Francisco que suelen escapar del intenso calor.

“Las advertencias de calor excesivo y los avisos de calor incluyen actualmente gran parte de California, Nevada, Oregon, Washington e Idaho, donde es probable que estas temperaturas peligrosamente cálidas aumenten la amenaza de enfermedades relacionadas con el calor”, advirtió el Centro de Predicción Meteorológica en su análisis del pronóstico.

Más de 200 localidades podrían batir récords de temperatura hasta el lunes.

Incluso un estado tan al norte como Montana verá temperaturas altas que coquetearán con alcanzar los 37,7 °C, lo que equivale a entre 11 y 16 °C (20 y 30 °F) por encima de la media.

La duración también es importante, así como la época del año en que se produce el calor.

“Esta será la racha de calor más larga e intensa en lo que va de año”, dijo Alexis Clouser, del Servicio Meteorológico Nacional en San Francisco, a CNN. Las temperaturas alcanzarán entre 8 y 11 °C (15-20 °F) por encima de lo normal cada día, y es probable que el día más caluroso sea el Día del Trabajo.

Otra gran preocupación con este calor es que llega al final de la temporada de verano, a pesar de que la gente puede pensar que estaría aclimatada para entonces.

“En realidad, los informes de los forenses muestran que hay más muertes y enfermedades relacionadas con el calor al final del verano que en cualquier otra parte, porque el cuerpo está agotado de luchar contra el calor extremo durante toda la temporada”, dijo Jenn Varian, meteoróloga de la oficina del NWS en Las Vegas.

La sequía y el calor extremo están golpeando las tres economías más grandes del mundo al mismo tiempo

Inundaciones en el sur de EE.UU.

Sin embargo, si vives en la costa del Golfo, es posible que quieras tener un paraguas cerca este fin de semana.

Un frente estacionario que se extiende desde Texas hasta Carolina del Sur traerá consigo posibilidades de lluvia para Houston, Nueva Orleans, Mobile, Pensacola y Savannah.

La preocupación por las inundaciones es mayor para un área de Laredo y Brownsville en Texas, hacia el este a través de Nueva Orleans, donde se esperan de 50 a 100 milímetros (2-4 pulgadas) de lluvia este fin de semana.

A la costa sureste del océano Atlántico no le espera un tiempo mucho mejor. Desde Miami hasta Jacksonville, en Florida, y hasta Savannah y Charleston, en Carolina del Sur, también se pronostican lluvias para los tres días del fin de semana festivo.

Incluso ciudades del interior como Atlanta, Memphis y Little Rock, Arkansas, tienen altas probabilidades de lluvia los tres días del fin de semana.

Los registros de precipitaciones del US Drought Monitor muestran que tan solo en las dos últimas semanas muchas localidades de la región sur se situaron entre las 10 más lluviosas para esta época del año. Esto es impresionante dado que algunos de esos registros se remontan a más de 100 años.

“Mientras tanto, una oleada de humedad monzónica (ayudada en parte por la tormenta tropical Javier sobre el Pacífico oriental) podría provocar aguaceros aislados capaces de producir inundaciones repentinas en partes del sur de Arizona hoy y en una sección mucho más amplia del suroeste el sábado”, dijo el WPC.

🌊🌴Heading to the beach for Labor Day Weekend?
🦩☀ Always check out your beach forecast for vacation BEFORE you dip your toes in the sand: https://t.co/MeGmbx1iz9.
🏖️ Be #BeachSmart pic.twitter.com/yYYsesbI3K
— NWS Mobile (@NWSMobile) September 2, 2022

Dónde están las mejores temperaturas

Si buscas temperaturas más otoñales, basta con ir más allá de Chicago, Detroit o Buffalo, Nueva York. Las temperaturas máximas de la tarde pueden empezar siendo cálidas este fin de semana, pero descenderán unos 5 °C (10 °F) para el lunes del Día del Trabajo, dando lugar a cifras muy agradables para el comienzo del otoño boreal. Tanto en Chicago como en Buffalo, las temperaturas máximas se situarán entre los 10 y los 26 °C (85 °F) el sábado, con la posibilidad de que llueva tanto el sábado como el domingo. Para el lunes, la amenaza de lluvia desaparece y las temperaturas altas descienden a unos 20 °C (75 °F).

Aunque la retirada del frente frío traerá consigo temperaturas más frescas, supondrá un nuevo peligro para aquellos que quieran refrescarse en el agua.

“Se esperan condiciones peligrosas para nadar a partir del sábado por la tarde y persisten hasta el domingo por la mañana en las playas del lago Michigan debido a las ráfagas de viento del norte-noreste detrás del frente frío”, advirtió la oficina del NWS en Chicago en su discusión de pronóstico. “Aunque las olas pueden disminuir un poco el domingo, las condiciones para nadar seguirán siendo peligrosas durante gran parte del fin de semana festivo. Manténgase seco cuando las olas sean altas”.

Si buscas condiciones secas en el noreste, la mejor oportunidad será el sábado, pero también hará calor. Filadelfia y Baltimore tendrán temperaturas cercanas a los 32,2 °C (90 °F) el sábado, pero volverán a bajar a unos 26 °C (80 °F) para el lunes cuando vuelvan las altas probabilidades de lluvia. Nueva York y Boston estarán en una situación similar pues tendrán cielos secos y temperaturas altas cercanas a los 26 °C (80 °F) el sábado, pero se enfriarán a medida que las probabilidades de lluvia aumenten el lunes.

The-CNN-Wire
™ & © 2022 Cable News Network, Inc., a Warner Bros. Discovery Company. All rights reserved.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up