ANÁLISIS | La reina Isabel II ha muerto. Esto es lo que sucederá ahora

Londres (CNN) — Con la muerte de la reina Isabel II de Gran Bretaña, cada detalle de los próximos 15 días ha sido planeado y ensayado hasta el más mínimo detalle, e incluso fue autorizado por la propia monarca.

Desde hace décadas se celebran reuniones periódicas entre los numerosos organismos implicados, desde los departamentos del gobierno central y local hasta las autoridades militares y religiosas y los representantes de los otros 14 países en los que también era jefa de Estado.

La bandera de la Unión se arriará en los edificios públicos de todo el Reino Unido. El Estandarte Real, que es la bandera personal del monarca, nunca vuela a media asta porque el monarca nunca muere.

Si bien muchos de los detalles aún no se han dado a conocer, esto es lo que sabemos hasta ahora.

El rey Carlos III

El príncipe Carlos se convirtió automáticamente en rey tras la muerte de su madre. Será conocido como el rey Carlos III.

A partir de ahora será el jefe de Estado no solo del Reino Unido, sino de otros 14 reinos de la Mancomunidad de Naciones, mejor conocida como Commonwealth, incluidos Australia y Canadá. También se convertirá en jefe de los 56 miembros de la Commonwealth, aunque no es un cargo hereditario, después de que los líderes de la Commonwealth acordaran su sucesión en el cargo en una reunión en Londres en 2018.

Carlos III se covnirtió también en jefe de las Fuerzas Armadas británicas, del poder judicial y de la administración pública, y es el gobernador supremo de la Iglesia de Inglaterra. Es la Fuente de Honor, lo que significa que todos los honores, como los de caballero, se concederán ahora en su nombre.

Así reacciona el mundo ante la muerte de la reina Isabel II

Saludo de armas y cambio de títulos

Una de las primeras formalidades que se llevarán a cabo será una reunión del Consejo de Ascensión en una ceremonia tradicional en el Palacio de St James, de 500 años de antigüedad, en Londres. La ceremonia consta de dos partes. En la primera parte se anuncia formalmente la muerte del soberano y se proclama al nuevo soberano. Se trata de una reunión a puerta cerrada, pero a la que asisten cientos de dignatarios y miembros del Consejo Privado, que es un panel de asesores reales.

El Rey de Armas Principal de la Jarretera leerá la Proclamación desde el balcón del palacio y las salvas de cañón resonarán en toda la capital. Habrá proclamaciones posteriores en la Bolsa Real del distrito financiero y en las capitales de las naciones: Edimburgo, Cardiff y Belfast. Las banderas volverán a lucir en toda su extensión mientras se realizan las proclamaciones.

A la segunda parte del Consejo de Ascensión asistirán el rey y otros miembros de la realeza. Por primera vez en la historia, podremos ver este ritual centenario porque será transmitido en vivo.

El príncipe William es ahora el primero en la línea de sucesión al trono y ha heredado de su padre el título de duque de Cornualles y los ingresos que de él se derivan. Ahora es rico de forma independiente y su esposa, Kate, ha tomado el título de duquesa de Cornualles, sustituyendo a Camila, que técnicamente se convierte en reina consorte.

El mundo verá entonces cómo el rey Carlos III presta una serie de juramentos y jura fidelidad a la Iglesia de Escocia.

Quién es quién en la Casa de Windsor: la línea de sucesión de la reina Isabel II

A continuación, se abrirán los libros de condolencias en el Palacio de St. James y en otros lugares. Tras el Consejo de Adhesión, Carlos III regresará al Palacio de Buckingham para reunirse con altos cargos políticos y eclesiásticos antes de retirarse.

En las 24 horas posteriores al anuncio de la muerte de la reina Isabel II, habrá salvas de cañón en todo Londres, una ronda por cada año de vida de Isabel, y se emitirá un comunicado del nuevo rey. En los próximos días se celebrará un servicio en la Catedral de St. Paul, al que no asistirá la familia real. Es un momento para que el público recuerde a su reina. Se espera que se celebren ceremonias locales en todo el país. La reina fue gobernadora suprema de la Iglesia de Inglaterra.

En los próximos días sonarán las campanas de la Abadía de Westminster, St. Paul y el Castillo de Windsor.

¿Cómo serán los funerales masivos de la reina Isabel II? La explicación de un especialista

Planes funerarios

Como monarca, la reina Isabel recibe automáticamente un funeral de Estado financiado con fondos públicos, y los detalles se darán a conocer en los próximos días. La reina falleció en el Castillo de Balmoral, su residencia en Escocia, por lo que en los próximos días se harán los preparativos para su traslado a Inglaterra.

Isabel puede haber aprobado sus propios planes funerarios, pero solo pueden ser autorizados por el monarca en ejercicio. El rey Carlos III cumplirá esa función en una reunión con el conde mariscal que supervisa los actos ceremoniales. Podemos suponer que dará su visto bueno, ya que ha visto los planes y puede haber hecho ajustes como parte del proceso de planificación.

Se espera que la última orden del día de la muerte sea una reunión del Comité del Lord Chamberlain, responsable del funcionamiento de la Casa Real, para asegurarse de que todo está preparado para las próximas dos semanas, incluyendo el funeral de Estado en Westminster y el entierro en Windsor.

Los anteriores monarcas fueron velados en Westminster Hall, la parte más antigua del Palacio de Westminster, que alberga el Parlamento del Reino Unido. Su féretro descansa en una plataforma elevada en el centro de la sala y está custodiado las 24 horas del día por unidades de la Guardia del Cuerpo del Soberano, la Guardia de a pie o el Regimiento de Caballería Montada de la Casa..

Los miembros de la familia real británica que tienen un alto rango militar, el consorte del soberano y el heredero al trono suelen recibir en cambio funerales reales ceremoniales.

El príncipe Felipe, esposo de la reina durante más de 70 años y el consorte británico más longevo de la historia, recibió un funeral ceremonial real en la Capilla de St. George en Windsor, al oeste de Londres, en abril de 2021. Las restricciones por la pandemia del coronavirus hicieron que la congregación se limitara a 30 familiares y amigos cercanos.

Felipe también estuvo muy involucrado en la planificación de su propio servicio fúnebre, asegurándose de que la ceremonia reflejara sus afiliaciones militares y sus intereses personales. Millones de personas vieron el cortejo fúnebre televisado y el servicio desde sus casas, pero se evitó que las multitudes se reunieran en Windsor o en otras residencias reales.

Los demás miembros de la familia real, sus hijos y sus cónyuges suelen tener una ceremonia real privada.

David Wilkinson, Susannah Cullinane, Peter Wilkinson y Laura Smith-Spark contribuyeron con este reportaje.

The-CNN-Wire
™ & © 2022 Cable News Network, Inc., a Warner Bros. Discovery Company. All rights reserved.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up