Una medida clave de la inflación de Estados Unidos se desacelera en julio, pero Powell advierte por el “dolor” para hogares y empresas

Minneapolis (CNN Business) — El indicador de inflación favorito de la Reserva Federal mostró que los aumentos se tomaron un respiro el mes pasado, ya que los precios de la energía siguieron bajando desde sus máximos históricos. Sin embargo, el titular de la FED, Jerome Powell, mencionó el “dolor” dos veces al hablar el futuro de la economía estadounidense.

El índice de precios de los gastos de consumo personal aumentó un 6,3% para el año terminado en julio, por debajo del máximo de 40 años del 6,8% registrado en junio, según los datos publicados por la Oficina de Análisis Económico (BEA, por sus siglas en inglés). En términos intermensuales, el índice de precios PCE cayó un 0,1%.

Este descenso era en gran medida esperado, ya que el Índice de Precios al Consumidor de julio, otro importante indicador de la inflación, también mostró una ralentización de las subidas de precios. El cambio más significativo: los precios de la energía bajaron considerablemente el mes pasado.

Biden firma ley de reducción de la inflación que involucra salud, clima e impuestos

Los últimos datos de la BEA reflejan ese descenso. En junio, los precios de la energía subieron un 43,4% con respecto al periodo del año anterior. El mes pasado, ese aumento anual fue del 34,4%.

A pesar de ese descenso, los precios siguen siendo elevados, dijo Scott Brave, economista especializado en el gasto de los consumidores de Morning Consult.

“Los consumidores estadounidenses recibieron un bienvenido respiro del aguijón de la inflación en julio, ya que los precios de la gasolina cayeron significativamente”, dijo en un comunicado. “Pero con más del 6%, la inflación sigue siendo demasiado alta para proporcionar un consuelo duradero”.

Excluyendo los precios más volátiles de los alimentos y la energía, el índice PCE básico aumentó un 4,6% respecto a hace un año.

Powell advierte de “cierto dolor” para los hogares y las empresas

Los inversores que esperaban que el presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, hiciera comentarios moderados este viernes se vieron decepcionados. En cambio, Powell mencionó el “dolor” dos veces al predecir el futuro de la economía estadounidense.

“Si bien las tasas de interés más altas, el crecimiento más lento y las condiciones más suaves del mercado laboral harán bajar la inflación, también traerán algo de dolor a los hogares y las empresas”, dijo Powell en su discurso anual de política de Jackson Hole.

La Fed vuelve a aumentar las tasas de interés un 0,75% 0:59

“Estos son los desafortunados costes de la reducción de la inflación. Pero un fracaso en el restablecimiento de la estabilidad de precios significaría un dolor mucho mayor.”

Powell insinuó que la Fed continuará con su ritmo histórico de subidas de tipos en el futuro inmediato hasta que pueda devolver la inflación a niveles normales.

“Estamos tomando medidas contundentes y rápidas para moderar la demanda, de modo que se alinee mejor con la oferta, y para mantener ancladas las expectativas de inflación”, dijo. “Seguiremos en ello hasta que estemos seguros de que el trabajo está hecho”.

The-CNN-Wire
™ & © 2022 Cable News Network, Inc., a Warner Bros. Discovery Company. All rights reserved.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up