Pakistán emite menos del 1% de los gases que calientan el planeta en el mundo. Ahora se está ahogando

(CNN) — Pakistán ya estaba en problemas cuando llegaron las devastadoras lluvias monzónicas.

Este año, las crisis económicas y políticas han convergido en la nación del sur de Asia de más de 230 millones de habitantes, cuando los precios de los alimentos y el combustible se dispararon y el exlíder Imran Khan fue obligado a dejar el cargo.

Ahora se tambalea con las peores inundaciones que se recuerdan.

Franjas de Pakistán ahora están bajo el agua después de experimentar las lluvias más intensas registradas desde mediados de junio. Algunas áreas han registrado cinco veces sus niveles normales de lluvia monzónica.

Más de 1.100 personas han muerto y 33 millones de personas se han visto afectadas, eso es más que la población de Texas.

Torrentes de agua han destrozado aldeas enteras y tierras de cultivo, arrasando edificios y arrasando cultivos. Imágenes satelitales de Maxar Technologies compartidas con CNN muestran cómo las comunidades han sido aniquiladas, dejando poco más que tierra desnuda y polvo.

Imágenes satelitales muestran el avance de las inundaciones en Pakistán 0:48

Pakistán es responsable de menos del 1% de los gases que calientan el planeta, según muestran los datos de la Unión Europea, pero es la octava nación más vulnerable a la crisis climática, según el Índice de Riesgo Climático Global. Está pagando un alto precio, no solo con vidas sino también con escuelas, casas y puentes destruidos.

Los funcionarios estiman que la factura total será de US$ 10.000 millones. La recuperación podría llevar años, ha dicho la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja de Pakistán. Y es probable que cualquier recuperación se vea interrumpida por otro desastre.

“Constantemente vemos la devastación climática en forma de inundaciones, monzones, sequías extensas, olas de calor extremo”, dijo el martes el ministro de Relaciones Exteriores de Pakistán, Bilawal Bhutto Zardari, en una entrevista con Eleni Giokos de CNN.

“Y, francamente, el pueblo de Pakistán, los ciudadanos de Pakistán, están pagando el precio con sus vidas, sus medios de subsistencia por la industrialización de los países ricos que ha resultado en este cambio climático”.

La marcada inequidad de la crisis climática, que está afectando más a las naciones que históricamente han tenido menos que ver con causarla, plantea interrogantes sobre quién debería pagar por ella, en particular por el daño que países como Pakistán están aceptando..

Las Naciones Unidas hicieron un llamado por US$ 160 millones en fondos de emergencia el martes, apenas lo suficiente para arañar la superficie de los US$ 10.000 millones necesarios. Países desde Estados Unidos hasta Turquía están colaborando con ayuda, helicópteros de rescate, alimentos y suministros médicos. Sin embargo, la necesidad es mayor que lo que el mundo está dando.

Estas escenas devastadoras y los costos de recuperación deslumbrantes es la imagen de la crisis climática con 1,2 grados centígrados de calentamiento global desde la industrialización.

Imágenes de dron muestran una ciudad de Pakistán cubierta de agua 0:56

Pero el mundo va camino de un calentamiento de más de 2 grados centígrados, según muestran los análisis, y los científicos advierten que cada fracción de grado que se caliente empeorará los impactos de la crisis.

Fahad Saeed, científico climático del grupo Climate Analytics, con sede en Islamabad, le dijo a CNN que Pakistán estaba en un dilema. El país necesita dinero para adaptarse a la crisis, pero debido a que tiene que pagar por los daños que ya está causando el clima extremo, tendrá dificultades para encontrar los fondos que necesita para adaptarse.

“Lo que está sucediendo ahora mismo con un calentamiento de 1,2 grados centígrados no se debe a la gente pobre de Pakistán”, dijo. “No son responsables de ello, y esto saca a relucir el tema de la justicia climática de una forma muy clara”.

Agregó que Pakistán, al igual que muchas naciones en desarrollo, necesita sacar a más personas de la pobreza, algo difícil de hacer en medio de fenómenos meteorológicos extremos consecutivos con tan poco apoyo financiero del exterior.

Saeed dijo que Pakistán estaba en “una posición para presentar argumentos sólidos” en las conversaciones climáticas internacionales COP27 en Egipto en noviembre de que otras naciones deberían ayudarlo a pagar para recuperarse. Las naciones desarrolladas y en desarrollo se han mantenido generalmente divididas sobre el tema durante años.

El mundo desarrollado acordó hace más de una década transferir al menos US$ 100.000 millones al año para 2020 a las naciones en desarrollo para ayudarlas en su transición de alejarse de los combustibles fósiles, pero también para que se adapten al cambio climático. Esa cantidad nunca ha sido entregada en su totalidad.

Más controvertido es el tema de quién debe pagar por la destrucción. En las conversaciones sobre el clima de la COP26 en Glasgow, EE.UU. fue una de varias naciones avanzadas que se opusieron a los pagos obligatorios por “pérdidas y daños”, esencialmente compensación climática, particularmente para esquemas basados en responsabilidad histórica.

Históricamente, EE.UU. representa la mayor cantidad de emisiones de gases de efecto invernadero en el mundo.

The-CNN-Wire
™ & © 2022 Cable News Network, Inc., a Warner Bros. Discovery Company. All rights reserved.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up