Los estadounidenses están ampliamente vacunados contra la poliomielitis, ¿por qué podría seguir propagándose?

(CNN) — Hasta ahora, solo ha habido un caso reciente de poliomielitis en Estados Unidos, que paralizó a un joven adulto en el condado de Rockland, Nueva York.

Un caso, y la evidencia en las aguas residuales de una mayor propagación, puede no parecer significativo, y los estadounidenses están altamente vacunados contra la polio, lo que significa que la mayoría de la gente está protegida contra la parálisis. Según los últimos datos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU. (CDC, por sus siglas en inglés), más del 92% de los niños de Estados Unidos han recibido las vacunas contra la poliomielitis a los dos años de edad.

Propagación “silenciosa” de la polio en Nueva York lleva a los CDC a considerar vacunas adicionales para algunas personas

Pero hay una razón por la que un solo caso pone en alerta a las autoridades sanitarias. Los no vacunados y los subvacunados corren el riesgo de padecer una enfermedad grave, pero la propagación puede no ser obvia, en parte debido a un cambio de vacuna que se produjo hace más de dos décadas.

Las personas vacunadas no corren peligro si contraen el poliovirus, el virus causante de la poliomelitis, que se propaga desde el tracto intestinal humano por la vía fecal-oral: una persona se mancha las manos con gérmenes de las heces, toca algo o da la mano a otra persona, y ésta se lleva las manos contaminadas a la nariz o la boca. Por ello, los niños más pequeños, los que todavía llevan pañales, son especialmente susceptibles a la infección.

El poliovirus puede infectar las células del intestino y causar una enfermedad leve: calambres, diarrea o estreñimiento. En ocasiones, sin embargo, el virus se desliza más allá de la barrera intestinal y entra al torrente sanguíneo, donde se dirige a las neuronas motoras de la médula espinal, las células que indican a los músculos que se muevan. Cuando el virus infecta estas células, las destruye, dejando a las personas con parálisis de por vida.

Los médicos estiman que hay un caso de poliomielitis paralítica por cada 300 a 1.000 infecciones leves.

Una historia de dos vacunas

Hasta el año 2000, se utilizaban dos tipos de vacunas para inocular a los estadounidenses contra la poliomielitis: las gotas, a veces administradas en terrones de azúcar, que se elaboraban con poliovirus vivos y debilitados, y una vacuna inyectada que utiliza el virus de la poliomielitis muerto.

Hay varias diferencias clave entre las vacunas, pero una de las más importantes es que la vacuna oral induce la llamada inmunidad de las mucosas, de modo que si una persona vacunada vuelve a entrar en contacto con el poliovirus, éste no puede hacer copias de sí mismo en su intestino, y no se transmitirá a otra persona.

Poliomielitis: signos, síntomas y los peligros de un virus antiguo

Sin embargo, el uso de la vacuna oral también tiene un inconveniente.

“El gran inconveniente de la vacuna oral contra la poliomielitis es que es posible expulsar el virus”, afirma el Dr. James Campbell, pediatra e investigador de vacunas del Centro de Desarrollo de Vacunas y Salud Global de la Facultad de Medicina de la Universidad de Maryland.

En muy raras ocasiones, aproximadamente una de cada tres millones de veces que se administra, el virus debilitado de la vacuna oral puede escapar del intestino y causar parálisis.

El virus debilitado también puede expulsarse en las heces y, en raras ocasiones, mutar y volver a convertirse en una forma del virus que puede causar parálisis, especialmente si el virus se transmite en lugares con malas condiciones sanitarias y bajas tasas de vacunación.

“Así que mientras preveníamos la poliomielitis con esta vacuna, también creábamos raramente poliomielitis asociada a la vacuna”, dijo el Dr. William Schaffner, especialista en enfermedades infecciosas de la Universidad de Vanderbilt en Nashville.

Esto es lo que le ocurrió al joven adulto de Nueva York. La secuenciación genética demostró que el virus que le paralizó procedía de una vacuna oral, que todavía se utiliza en otros países.

La vacuna inyectada, que utiliza el virus muerto, no puede transformarse en una forma dañina. Aunque la vacuna oral es relativamente segura, la inyectada lo es aún más.

En el año 2000, las autoridades de salud pública decidieron que en EE.UU. solo se utilizaran inyecciones, que contienen el virus inactivado, para vacunar contra la polio.

¿Se puede vacunar más de una vez contra la polio? 1:21

Algunas personas vacunadas pueden contagiar el virus

Sin embargo, el uso de la vacuna inyectada tiene un inconveniente. Aunque previene la parálisis, no evita necesariamente la infección.

Por ello, los adultos jóvenes y los niños vacunados desde el cambio pueden seguir infectados con el poliovirus en sus intestinos y eliminar el virus en sus heces.

“Están protegidos contra una enfermedad paralítica, pero aún pueden albergar el virus y propagarlo a otros. Y esa es la circunstancia que tenemos ahora en Nueva York”, dice Schaffner.

“Así que podrías tener esencialmente a toda la comunidad portando este virus en sus intestinos, pero ni siquiera saben que está ahí”.

Eso no es un gran problema si todos los que los rodean también están protegidos, dice Schaffner. Pero el temor es que la transmisión silenciosa pueda llevar el virus a focos de personas que no han sido vacunadas contra la polio, y que puedan tener resultados más graves.

“En comunidades muy poco vacunadas, especialmente cuando hay mucha gente viviendo en el mismo lugar que no está vacunada, se da la oportunidad de que el virus se disemine y se transmita de persona a persona con más frecuencia”, dice Campbell.

Un grupo que podría estar en la categoría de riesgo es el de los menores. Los niños suelen recibir cuatro vacunas contra la poliomielitis antes de los 6 años: una a los 2 y otra a los 4 meses, una tercera entre los 6 y los 18 meses, y la cuarta entre los 4 y los 6 años.

Schaffner afirma que los niños que están al día con sus vacunas, pero que aún no están totalmente vacunados, pueden correr un mayor riesgo de contraer la polio, pero nadie lo sabe realmente.

“La respuesta sería, francamente, que están protegidos parcialmente”, dijo Schaffner.

“Es la serie completa la que te da una protección total”, dijo. “Estamos nerviosos por los niños que están en la progresión de la vacuna, pero que aún no han tenido la edad suficiente para recibir todas las vacunas”.

CDC considera aplicar más vacunas contra la polio tras contagio en Nueva York

Presionar para que haya más vacunas

En Londres, donde se ha detectado el poliovirus en aguas residuales, pero aún no se ha diagnosticado en una persona, las autoridades sanitarias decidieron administrar una dosis extra de la vacuna a todos los niños de 1 a 9 años, por si acaso.

Los funcionarios de Nueva York dicen que la vacunación de todos es clave para asegurar que el virus no incapacite a más estadounidenses.

“Nuestro único caso de polio podría ser la punta del iceberg, no lo sabemos”, dijo el ejecutivo del condado de Rockland, Ed Day, en un video publicado en Facebook. “Como pueden ver, eso podría convertirse en un pequeño incendio forestal”.

“Eso solo ocurre si la gente no se vacuna”, dijo.

The-CNN-Wire
™ & © 2022 Cable News Network, Inc., a Warner Bros. Discovery Company. All rights reserved.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up