El riesgo de sufrir covid-19 prolongado se extiende dos años después del contagio. Así puedes evaluar tu riesgo

(CNN) –– Enfermarse de covid-19 ya es lo suficientemente malo. Pero ¿qué pasa si eres una de las personas desafortunadas que además experimentan lo que se ha denominado covid-19 prolongado? Es una mezcla de síntomas que pueden presentarse meses, e incluso años, después de recuperarse del covid-19, según un nuevo estudio que incluyó a más de un millón de personas de ocho países.

Padecer covid-19 en múltiples oportunidades incrementa el riesgo de sufrir covid prolongado, indica estudio

El riesgo para los adultos de desarrollar trastornos convulsivos, confusión mental, demencia y otras condiciones de salud mental permanece alto dos años después de recuperarse del covid-19, encontró la investigación.

“Estos son hallazgos importantes, pero no deberían generar pánico”, señaló el coautor del estudio Paul Harrison, profesor de psiquiatría en la Universidad de Oxford en Gran Bretaña. “No estamos hablando de algo que sea 10 o 100 veces más común. Creo que la peor proporción de probabilidades es dos o tres”, añadió.

¿Cómo saber si tienes covid-19 prolongado o ‘long-covid’? Estos son los síntomas que debes vigilar

Los niños tuvieron un mayor riesgo de que les diagnosticaran epilepsia o convulsiones, encefalitis y trastornos de la raíz nerviosa, que pueden causar dolor, debilidad o pérdida de sensibilidad en un brazo o una pierna. También se registró un riesgo pequeño, pero preocupante, de que tuvieran diagnósticos de un trastorno psicótico como la esquizofrenia o el pensamiento delirante.

“Este es un estudio extremadamente sólido y bien realizado, que utiliza datos de una muestra grande y en varias naciones”, señaló Rachel Sumner, investigadora principal de la Universidad Metropolitana de Cardiff en el Reino Unido, quien no participó en el estudio.

“Los hallazgos son alarmantes y tienen una importancia crítica en nuestro contexto actual de propagación absoluta del covid-19”, agregó por correo electrónico.

Las conclusiones del estudio coinciden con la experiencia clínica del Dr. Aaron Friedberg, profesor asistente clínico de medicina interna que trabaja en el Programa de Recuperación Pos-covid-19 en el Centro Médico Wexner de la Universidad Estatal de Ohio en Columbus.

“Acabo de hablar con alguien a quien inicialmente se le diagnosticó covid-19 hace más de dos años, pero solo hasta ahora está teniendo consulta con un especialista pos-covid-19”, dijo Friedberg, quien no participó en el estudio. “Eso no significa necesariamente que estén presentando síntomas dos años después. Significa que simplemente se les está diagnosticando”, aclaró.

Nuevos hallazgos ayudan a explicar el enigma del covid prolongado

Friedberg también dijo que atiende a personas con síntomas graves dos años después del diagnóstico.

“No pueden pensar, no pueden respirar. Tengo una persona cuya enfermedad es tan grave que básicamente no pueden levantarse de la cama”, dijo. “Recientemente atendí a un paciente que aún no puede trabajar por los síntomas de covid-19 dos años después”.

Buenas y malas noticias

El estudio, que se publicó este miércoles en la revista Lancet Psychiatry, analizó dos años de datos hospitalarios de adultos y niños disponibles en TriNetX, una red internacional de registros de salud electrónicos. TriNetX proporciona los datos sin ningún factor de identificación sobre los proveedores hospitalarios, de atención primaria y especialistas. Alrededor de 89 millones de pacientes están en esta base de datos.

El covid prolongado es un problema más grande de lo que pensamos

El estudio analizó a 1,25 millones de pacientes dos años después de les diagnosticaran covid-19 y los comparó con un grupo similar de 1,25 millones de personas que sufrían una infección respiratoria diferente.

“Comparamos esos dos grupos de pacientes con respecto a 14 trastornos neurológicos y psiquiátricos importantes en los dos años posteriores al covid-19 o la infección respiratoria”, explicó el coautor Maxime Taquet, investigador académico clínico en psiquiatría del Centro de Investigación Biomédica en el Instituto Nacional de Investigación en Salud y Atención Médica en el Reino Unido.

El equipo de investigación evaluó estas condiciones: trastornos de ansiedad; trastornos del estado de ánimo; trastornos psicóticos; insomnio; déficit cognitivo (un compuesto de indicadores para captar la llamada confusión mental); demencia; epilepsia o convulsiones; encefalitis; hemorragia intracraneal; apoplejía; enfermedad de Parkinson; síndorme de Guillain-Barré; trastornos en los nervios, raíces nerviosas y plexos; y enfermedades neuromusculares y musculares. Los investigadores también observaron las muertes por cualquier causa.

La mayoría de los pacientes eran de Estados Unidos, pero el estudio también incluyó a personas de Australia, Reino Unido, España, Bulgaria, India, Malasia y Taiwán.

La investigación no pudo determinar si las personas experimentaron síntomas continuos durante los dos años desde el diagnóstico de covid-19. “Ese podría ser el caso o podría no serlo, dijo Taquet. “Estos datos solo analizan la cantidad de nuevos diagnósticos que se realizan, no la persistencia o la duración de los síntomas”, aclaró.

Hubo buenas y malas noticias.

¿Ayuda la vacuna contra el covid-19 a prevenir los síntomas prolongados? Un estudio italiano sugiere que sí

Para los adultos diagnosticados con covid-19, el riesgo de desarrollar “confusión mental, demencia, trastornos psicóticos y epilepsia y convulsiones sigue siendo elevado durante los dos años siguientes” en comparación a quienes tienen otras afecciones respiratorias, dijo Taquet.

Los adultos mayores de 65 años tuvieron un aumento del 1,2% en el riesgo de que los diagnosticaran con demencia, según el estudio. Aunque “está muy claro que esto no es un tsunami de nuevos casos de demencia, igualmente (creo que) es difícil ignorarlo, dada la gravedad de las consecuencias del diagnóstico de demencia”, añadió.

Ahora bien, Taquet añadió que hay algunas buenas noticias para los adultos: “El riesgo de algunos trastornos ––en especial la ansiedad y los trastornos del estado de ánimo–– desapareció en dos o tres meses, sin un exceso general de casos en los dos años posteriores”.

Efecto en los niños del covid-19 prolongado

Covid prolongado afecta a niños, incluso los más pequeños 0:40

También hay buenas noticias para los niños: “El riesgo de confusión mental en los niños fue transitorio, no hubo un riesgo general”, dijo Taquet. Los niños tampoco tuvieron un mayor riesgo de que los diagnosticaran con ansiedad y depresión después del covid-19, “incluso en los primeros seis meses”, dijo.

Pero algunos hallazgos resultan inquietantes en lo que respecta a otras condiciones. Por ejemplo, los niños presentaron un “riesgo dos veces mayor de epilepsia y convulsiones”, dijo Taquet. También un “riesgo tres veces mayor de diagnóstico de trastorno psicótico en los dos años posteriores a tener covid-19, en comparación a los diagnosticados con otra infección del tracto respiratorio”, añadió.

Los menores también pueden padecer de covid-19 prolongado, y se puede presentar de maneras inesperadas

En el estudio de 10.000 niños con diagnóstico de covid-19, 260 desarrollaron epilepsia y convulsiones en dos años, en comparación a 130 de 10.000 niños diagnosticados con otra infección del tracto respiratorio. Lo que representa un “riesgo dos veces mayor”, dijo Taquet,

Además se encontró un riesgo tres veces mayor de un diagnóstico de trastorno psicótico en niños, a los dos años de una infección por covid-19, dijo Taquet. Sin embargo, “el riesgo absoluto sigue siendo bastante bajo”, explicó, con 18 casos diagnosticados de psicosis de cada 10.000 niños.

“Creo que debemos tener cuidado en la interpretación de los pequeños aumentos que se reportan sobre la demencia y la psicosis”, apuntó Paul Garner, profesor emérito de síntesis de evidencia en salud global de la Facultad de Medicina Tropical de Liverpool en el Reino Unido. Garner no participó en el estudio.

“En mi opinión, es más probable que (los resultados) se relacionen a la agitación social y la distopía que hemos vivido en lugar de ser un efecto directo del virus”.

Un impacto a largo plazo

En general, la evidencia del estudio es “especialmente preocupante”, dijo Sumner, porque incluso las variantes de covid-19 que se consideran más leves parecen tener las mismas consecuencias a largo plazo.

El covid-19 prolongado puede ser una enfermedad crónica (y muy cara) para millones de personas

Además, “algunos de estos trastornos seguirán teniendo retrasos en el diagnóstico y el tratamiento en medio sistemas de atención médica que luchan por atender tanto las infecciones de covid-19 como con los retrasos en las listas de espera de pacientes”, agregó Sumner.

Esa realidad coincide con la experiencia clínica de médicos como Friedberg, que ha estado tratando a pacientes con covid-19 durante mucho tiempo desde poco después de que comenzara la pandemia.

“Tengo (pacientes) graves post-covid-19 de la cepa original de marzo de 2020, y tengo lo mismo en personas que la desarrollaron hace unos meses. Así que creo que puede ser igualmente grave con cualquiera de estas variantes”, advirtió.

Sin embargo, Friedberg le dijo a CNN que ha habido “cero decisiones de política pública” sobre lo que sucede después del covid-19.

“La idea de que tal vez está sucediendo algo terrible que no notaremos hasta meses o años después no se está abordando adecuadamente”, dijo Friedberg.

“Digamos que los niños simplemente no pueden correr tanto como antes, o ahora tienen trastornos convulsivos. O que los adultos simplemente no pueden manejar tantas tareas en el trabajo o tienen problemas para cuidar a sus hijos en casa porque simplemente tienen confusión mental, o  sufren de dificultad crónica para respirar”, continuó.

“Si eso comienza a sucederle, digamos, al 5% de la población cada vez que hay una ola de covid-19, eso comienza a acumularse”, indicó.

The-CNN-Wire
™ & © 2022 Cable News Network, Inc., a Warner Bros. Discovery Company. All rights reserved.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up