Las personas que están contemplando el suicidio podrían mostrar algunos signos tempranos. Estas son las señales de alerta

(CNN) — El suicidio es una de las principales causas de muerte entre jóvenes y adultos, pero detectar los factores de riesgo y las señales de advertencia no es cosa sencilla.

Casi 46.000 personas en Estados Unidos murieron por suicidio en 2020, lo que supone una muerte cada 11 minutos, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés). A nivel mundial, casi 800.000 personas mueren por suicidio cada año, y en 2020 hubo 1,2 millones de intentos en todo el mundo.

Los investigadores todavía no han encontrado la forma de predecir mejor quién está en riesgo de intentar suicidarse, y si las personas vulnerables lo harán o cuándo, dijo Justin Baker, director clínico de la Iniciativa de Reducción del Suicidio y el Trauma para Veteranos en el Centro Médico Wexner de la Universidad Estatal de Ohio.

“Es muy, muy difícil”, dijo. “Puedes volver al pasado, cuando alguien lo intentó o murió, y decir: ‘Oh, mira todas estas cosas que estaban pasando en su vida’. La dificultad es que mucha gente maneja o experimenta ese tipo de factores de estrés pero nunca llega a (intentar suicidarse)”.

Depresión y suicidio: ¿dónde buscar ayuda en países de América Latina y España?

Además, no siempre hay un largo periodo en el que alguien considere el suicidio y muestre signos, y puede haber tan solo de 5 a 15 minutos entre que alguien tome la decisión de suicidarse y que de hecho lo lleve a cabo, añadió Baker.

“Lo que entendemos colectivamente es que se trata de una desregulación emocional y un error cognitivo que se produce”, dijo Baker. “No pueden arreglar la situación, o no pueden pensar en una solución a su situación, por lo que el suicidio se convierte en una opción viable como una forma de manejar el dolor que tienen. De modo que pueden actuar sobre ello en esa ventana realmente breve”.

Pero hay algunas situaciones en las que una persona que es suicida y planea durante un período de tiempo más largo mostrará cambios de comportamiento, añadió Baker.

“Si se nota ese tipo de cosas, obviamente se trata de alguien que está realmente cerca del riesgo inminente, alguien que está realmente cerca de tomar esa decisión de acabar con su vida”, dijo. “Pero yo diría que la mayoría de la gente no recibe ese tipo de advertencia”.

Si crees que tú o alguien que conoces está en riesgo, los consejeros capacitados de la Línea Nacional de Prevención del Suicidio, que funciona las 24 horas del día, podrían ayudarte a resolver cualquier signo que estés experimentando o viendo. Para aumentar su accesibilidad, a partir del 16 de julio todos los estados implementarán el número 988 como nueva línea de vida. El número actual es el 1-800-273-8255 (TALK), y siempre estará disponible para las personas con problemas emocionales o crisis suicidas, según la Administración de Servicios de Salud Mental y Abuso de Sustancias (SAMHSA, por sus siglas en inglés).

A continuación se presentan algunos de los signos y factores de riesgo conductuales, verbales y emocionales más comunes a los que se debe prestar atención, según los expertos.

Comportamientos a tener en cuenta

Algunas personas pueden parecer las mismas de siempre en las semanas o días previos a un intento de suicidio, mientras que otras pueden mostrar cambios de comportamiento que no coinciden con lo que se sabe de ellas, dijo Michael Roeske, psicólogo clínico y director sénior del Centro de Investigación e Innovación de Newport Healthcare.

Esto puede incluir la práctica o preparación para el suicidio, que podría verse como comportamientos inusuales con armas, píldoras u otros artículos potencialmente letales, según la SAMHSA.

Otras señales de alarma conductuales posibles son regalar las pertenencias más preciadas, dormir demasiado o muy poco, retraerse o aislarse, mostrar rabia o deseo de venganza, y actuar con ansiedad o agitación, según Roeske, Baker y SAMHSA. Beber mucho alcohol una noche o conducir de forma temeraria también podrían ser señales a tomar en consideración, dijo Roeske.

Este tipo de comportamiento podría ser “una prueba para ver si realmente pueden hacerlo”, dijo Baker. “Muchas veces la gente necesita trabajar hasta ese intento real porque es una cosa biológica contra la que tienes que ir, tu propia supervivencia”.

Cómo cuidarte a ti mismo cuando acompañas a una persona que padece una enfermedad mental como la depresión

Comentarios preocupantes

Hablar de querer morir, ya sea suicidándose o de otro modo, es otra señal de alarma que siempre debe tomarse en serio, dice Roeske. Estos comentarios a veces son solo expresiones de malestar, dolor, aburrimiento o deseo de cercanía, más que un reflejo de que realmente se quiere morir, pero eso no significa que no haya que vigilar a la persona que los hace, añadió.

Algunas personas pueden decir que sienten que no tienen ninguna razón para vivir. “Si alguien está teniendo dificultades para encontrar una razón para vivir, es una persona de mucho mayor riesgo que alguien que es capaz de identificar una (razón)”, dijo Baker.

Otros hablan de sentirse como una carga para sus seres queridos, dijo Roeske, o como si no pertenecieran a ningún sitio o a nadie. Estos comentarios pueden incluir “Ya no me necesitan para esto” o “Siento que sería mejor si simplemente no estuviera aquí”. Los adolescentes que consideran el suicidio pueden no querer que sus padres o tutores utilicen su dinero para pagar sus estudios universitarios, añadió.

Estado de ánimo y otros factores de riesgo

Los factores psicológicos, las situaciones angustiosas o la genética pueden aumentar la probabilidad de que alguien considere, intente o muera por suicidio, según la SAMHSA. Estos factores de riesgo no pueden causar o predecir un intento de suicidio, pero es importante ser consciente de ellos, según la SAMHSA:

Desesperanza. “No tienen la sensación de que el futuro vaya a mejorar, o simplemente se sienten incapaces de imaginarse sin el dolor que sienten”, dijo Roeske.
Cambios de humor extremos. Según Roeske y Johns Hopkins Medicine, esto incluye a alguien que suele estar muy estresado o deprimido y que de repente parece estar tranquilo o alegre. Esta persona podría haber decidido intentar suicidarse sin decírselo a nadie, y se siente aliviada por ello. También es indicativo de esto la alegría después de un episodio depresivo.
Obsesión por la muerte o los medios letales. Algunas personas tienen intereses artísticos o musicales más lúgubres que otras, pero si su compromiso con esas cosas supera lo que es normal para ellos, eso sería preocupante, dijo Roeske.
Experiencias de abuso, negligencia u otros traumas
Problemas de abuso de sustancias
Trastornos mentales como la esquizofrenia, la depresión o la ansiedad, y trastornos de la personalidad, especialmente si no reciben tratamiento
Enfermedades físicas graves, incluido el dolor crónico. “Especialmente si es una especie de dolor recalcitrante y muy difícil de tratar, la gente puede llegar a estar muy desesperada”, dijo Roeske. “En realidad se trata de decir: ‘No quiero seguir sintiendo esto y no encuentro otra manera. Me siento atrapado'”.
Antecedentes familiares o personales de suicidio. “El mayor predictor del suicidio consumado son los intentos de suicidio anteriores, la razón es que se ve una escalada en la letalidad, o los medios por los que alguien lo hace”, dijo Roeske.
Pérdida de empleo o crisis financiera
Problemas o pérdida de relaciones
Pérdida de interés en actividades o en la escuela
Estrés prolongado por otras causas, como el acoso o la intimidación
Fácil acceso a medios potencialmente mortales
Exposición a un suicidio o a relatos gráficos o sensacionalistas del mismo. “Por un lado, no queremos que la gente rehúya el tema del suicidio. Queremos que la gente se acerque e incluso utilice la palabra con otras personas y mantenga conversaciones en torno a ella”, dijo Roeske. Pero si una representación o un relato romantiza o justifica gratuitamente la sensación de alivio que puede producir el suicidio, eso es problemático.
Apoyo social insuficiente o sensación de aislamiento

Qué hacer

Si alguno de estos signos te resuena, busca ayuda profesional y habla con alguien en quien puedas confiar y con quien te sientas apoyado, dijo Baker. La psicoterapia y ciertos medicamentos psiquiátricos, como los antidepresivos, pueden ayudar, dijo Roeske.

Si un ser querido muestra signos de que podría estar en riesgo de suicidio, “no es realmente tu trabajo ser capaz de predecir el futuro”, dijo Baker. Pero puedes ser comprensivo e intencional al preguntarles qué está pasando, dijeron Roeske y Baker.

“No vas a provocar que alguien se suicide preguntándole directamente sobre el suicidio”, dijo Baker. “Lo peor que van a decir es ‘no’ y no se van a ofender. Si se ofenden, pregúntales de cualquier modo. Prefiero que alguien se ofenda conmigo a que esté muerto”.

Cuando te acerques a alguien para ver cómo se encuentra, utiliza lo que los expertos llaman un enfoque narrativo, centrado en la persona, recomendó Baker. Eso es, por ejemplo, hacer preguntas abiertas: “Oye, he notado que la vida se ha vuelto abrumadora estos últimos días. ¿Quieres hablarme de ello?”.

Prevención del suicidio: cómo ayudar y qué herramientas existen

Cuando la persona responda, puedes, hasta cierto punto, escuchar, expresar tu agradecimiento por compartir su historia y ofrecerte a ayudar a resolverla juntos, sin ofrecer consejos sobre cómo manejarla, dijo Baker. Pero si tu ser querido parece estar más en riesgo o en proceso de intentar suicidarse, “ya no tienes tiempo ni puedes darte el lujo de pedir su opinión”, añadió. Busca atención médica de inmediato o llama al 911.

Cuando Roeske comenzó a trabajar como médico clínico, tuvo una joven paciente que era una ecuestre muy consumada, que iba a una escuela prestigiosa y que tenía muchos recursos familiares, dijo, pero que había sido crónicamente suicida durante 10 o 15 años, desde que era una adolescente.

“Cada vez que acudía a su madre y se lo contaba, su madre (le decía cosas como) ‘Oh, eres tan guapa. Mira cómo estás con los caballos'”, dijo Roeske. “Y (la paciente) dijo: ‘Lo que sentía era que mamá tenía miedo de lo que decía y necesitaba distanciarse de ello’”.

Su paciente dijo que los terapeutas hacían lo mismo, ya sabes, “crea una lista de gratitud positiva o corrige tus distorsiones cognitivas”. Finalmente, hubo un psiquiatra que la miró mientras decía ‘Creo que me voy a suicidar’. Y el psiquiatra le dijo: ‘Creo que sí podrías llegar a hacerlo’. Y dijo que era la primera vez que alguien estaba dispuesto a estar ahí para ella.

Cuando se habla con alguien con tendencias suicidas, es posible que se le quiera decir todas las maravillosas razones por las que debe seguir vivo, dijo Roeske, pero eso puede hacer que se sienta más solo.

Si estás preocupado por alguien con quien vives, puedes mitigar las oportunidades de intentar suicidarse restringiendo el acceso a artículos potencialmente letales, como armas de fuego o píldoras, o retirándolos, dijo Roeske. Ocultar un arma no es una precaución suficiente, según los expertos.

Por desgracia, “no somos capaces de predecir mejor quién morirá por suicidio que quién tendrá un accidente automovilístico”, dijo Baker. “Esto no ayuda a aliviar la pena o el dolor de quienes han perdido a sus seres queridos por suicidio, pero esperamos que ayude a eliminar parte de la culpa y la responsabilidad”.

Cómo obtener ayuda

Llama al 1-800-273-8255 o envía un mensaje de texto con la palabra “talk” al 741741 (o 988 a partir del 16 de julio de 2022) en Estados Unidos para comunicarte con la Línea Nacional de Prevención del Suicidio. Brinda asistencia gratuita y confidencial las 24 horas del día, los siete días de la semana, para personas en crisis suicidas o angustiadas. Puedes obtener más información sobre sus servicios aquí, incluida su guía sobre qué hacer si se identifican señales suicidas en las redes sociales.

También puedes llamar al 1-800-273-8255 para hablar con alguien sobre cómo puedes ayudar a una persona en crisis. Llama al 1-866-488-7386 para Trevor Lifeline, un servicio de asesoramiento para la prevención de suicidios para la comunidad LGBTQ.

Para obtener asistencia fuera de EE.UU., la Asociación Internacional para la Prevención del Suicidio proporciona un directorio mundial de recursos y líneas directas internacionales. También puedes recurrir a Befrienders Worldwide.

Mira aquí las líneas de atención y prevención del suicidio en América Latina y España.

— Jacqueline Howard contribuyó con este reportaje.

The-CNN-Wire
™ & © 2022 Cable News Network, Inc., a WarnerMedia Company. All rights reserved.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up