El príncipe Harry logra una victoria en la corte en una demanda contra el tabloide Mail on Sunday

Londres (CNN) — Partes de un artículo sensacionalista en el que se afirmaba que el príncipe Harry había intentado mantener en secreto un recurso judicial contra un departamento del gobierno británico eran “difamatorias”, según dictaminó este viernes un juez de la Corte Suprema del Reino Unido.

El duque de Sussex demandó a Associated Newspapers Limited (ANL) después de que una de sus publicaciones, el Mail on Sunday, publicara un artículo sobre un caso separado del duque ante la Corte Suprema contra el Ministerio del Interior del Reino Unido en relación con las medidas de seguridad cuando él y su familia visitan el país.

El artículo, que todavía aparece en la página web del periódico, se publicó en febrero con el titular “Exclusiva: Cómo el Príncipe Harry trató de mantener en secreto su lucha legal con el gobierno sobre los guardaespaldas de la policía… luego, apenas unos minutos después de que se conociera la historia, su maquinaria de relaciones públicas trató de dar un giro positivo a la disputa”.

En una declaración escrita en una audiencia preliminar el mes pasado, los abogados del duque argumentaron que el artículo sugería falsamente que Harry había “mentido” e “intentado manipular y confundir a la opinión pública de forma impropia y cínica”, según la agencia de noticias PA Media. Los abogados de ANL rechazaron las alegaciones y dijeron que no había “ningún indicio de impropiedad en cualquier lectura sensata del artículo”.

Meghan, duquesa de Sussex, recibirá una suma confidencial del Mail on Sunday por infracción de derechos de autor

En la audiencia preliminar, se pidió al juez Matthew Nicklin que determinara el significado “natural y ordinario” del artículo y considerara si era difamatorio.

Este viernes, el juez dictaminó que algunas partes del artículo eran difamatorias. Esta sentencia es solo la primera etapa del caso, y se espera que el editor presente ahora una defensa.

Nicklin señaló que el artículo habría inducido a los lectores a creer que el príncipe Harry “era responsable de intentar engañar y confundir al público en cuanto a la verdadera situación, lo que resultaba irónico dado que ahora desempeñaba un papel público en la lucha contra la ‘desinformación'”.

Nicklin dijo en su sentencia que un lector del artículo pensaría que el duque de Sussex era “responsable de las declaraciones públicas, emitidas en su nombre, en las que se afirmaba que estaba dispuesto a pagar por la protección policial en el Reino Unido, y que su desafío legal era la negativa del Gobierno a permitirle hacerlo, mientras que la verdadera situación, tal y como se revela en los documentos presentados en el procedimiento judicial, era que solo había hecho la oferta de pagar después de que se hubiera iniciado el procedimiento”.

“Puede ser posible ‘hilar’ los hechos de manera que no induzcan a error, pero la acusación que se hacía en el artículo era en gran medida que el objetivo era engañar al público”, añadió Nicklin. “Eso proporciona el elemento necesario para que los contenidos sean difamatorios en el derecho común”.

En cuanto a lo que viene ahora, Nicklin dijo: “El siguiente paso será que el demandado presente una defensa a la demanda… Más adelante se determinará si la demanda prospera o no y, en caso afirmativo, sobre qué fundamento”.

El duque y la duquesa de Sussex cortaron todo trato con cuatro grandes periódicos sensacionalistas británicos, incluido el Daily Mail, en abril de 2020, tras años de tensas relaciones. La pareja ha hablado en repetidas ocasiones sobre el intenso escrutinio mediático y el patrón de cobertura negativa que han enfrentado desde que se reveló su relación en 2016.

The-CNN-Wire
™ & © 2022 Cable News Network, Inc., a WarnerMedia Company. All rights reserved.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up