ANÁLISIS | Marvel produce muchas series para Disney+. ¿Diluye eso el “Trueno” de sus películas?

(CNN) — Si Marvel Studios tiene problemas, son claramente del tipo de clase alta. Su última secuela, protagonizada por Doctor Strange, acumuló más de US$ 950 millones en todo el mundo, y la más reciente, “Thor: Love and Thunder”, también parece destinada a hacer llover dinero.

Sin embargo, el éxito comercial no siempre se correlaciona directamente con la calidad. Y una tendencia a la baja en este campo para la unidad propiedad de Disney plantea preguntas legítimas sobre si los esfuerzos de Marvel para alimentar el servicio de transmisión del estudio matriz, Disney+, han contribuido a diluir su producción.

Así han cambiado Chris Hermsworth y Natalie Portman desde “Thor” hasta “Love and Thunder”

No es un secreto que Disney ha hecho del establecimiento de su servicio de transmisión una prioridad máxima, confiando en gran medida en Marvel y Lucasfilm para crear el tipo de contenido que los fanáticos desean ver. Dado que el servicio se ha adelantado a las proyecciones de suscriptores a más de 137 millones según el último recuento, el plan ha funcionado.

Sin embargo, mientras que la unidad hermana Lucasfilm se ha lanzado a la televisión por un tiempo, incluso robando de su arsenal teatral para hacerlo, con “Obi-Wan Kenobi” siendo redirigido de una película planeada a un formato de serie, Marvel ha continuado diligentemente su martillar en ambos frentes. Si bien su periplo por Disney+ ha entregado títulos interesantes (junto con algunos menos célebres), la lista de películas ha presentado una bolsa mixta durante ese período.

Claramente, aquí se aplican algunos descargos de responsabilidad obligatorios. Para empezar, el covid-19 supuso un gran revés para la asistencia al cine y seguramente frenó el desempeño de taquilla de dos títulos lanzados durante 2021, “Eternals” y “Shang-Chi and the Legend of the Ten Rings”, ambos con personajes que eran nuevos en la pantalla, basados ​​en títulos de Marvel Comics lanzados durante la década de 1970.

Marvel también ha entrado en lo que equivale a una fase de carraspeo después de la conclusión épica de la saga Thanos-Avengers, por lo que se anticipó una especie de reinicio en el campo de juego. Además, hay otra gran secuela, “Black Panther: Wakanda Forever”, prevista para finales de este año.

Richard Madden y Gemma Chan en ‘Eternals’, una rara decepción de taquilla y crítica para Marvel Studios.

Finalmente, estas preguntas no son nuevas. De hecho, cuando se lanzó Disney+, el Observer se preguntó en voz alta sobre los límites del atractivo del estudio en un artículo titulado “¿Cuánto Marvel es demasiado Marvel?”, un tema que sonaba sobre cualquier marca de entretenimiento establecida dada la presión para capitalizarlos.

Aun así, las fallas en “Eternals” –una película que aparentemente mordió más de lo que podía masticar al adaptar un producto poco conocido– y ahora las deficiencias de “Thor” se sienten como invitaciones a debatir si algo de eso es atribuible a un exceso de contenido.

La ley de los promedios en Hollywood dice que nadie batea mil; de hecho, en términos de béisbol, batear uno de tres te coloca en el Salón de la Fama. La envidiable lista de éxitos de Marvel ha superado eso, pero con cada nueva propiedad desarrollada para el streaming, desde la decepcionante “Moon Knight” hasta “Ms. Marvel” y la próxima “She-Hulk”, el estudio parece estar tentando el destino y probando esas probabilidades.

Marvel, por supuesto, se ha destacado en jugar un juego muy largo, comenzando con su audaz plan para producir un cuarteto de películas que apuntaran a “Avengers”. Desde entonces, todo ha seguido esa trayectoria, agregando dimensión (y dimensiones) a su universo cinematográfico.

Sin embargo, la gran incógnita que se cierne sobre el enfoque de Marvel siempre ha sido su capacidad para seguir construyendo hacia el exterior sin drenar el núcleo. En la medida en que Disney+ ha impulsado la demanda de títulos de Marvel con héroes de bajo perfil, parece lógico, incluso inevitable, que esos esfuerzos ejerzan una mayor presión sobre la cartera cinematográfica.

¿Algo de esto significa que Marvel y Disney deberían presionar el botón de pánico? Difícilmente. Pero levanta algunas banderas de advertencia.

Gracias al streaming, Marvel se encuentra con otra boca muy hambrienta que alimentar. Eso no conduce automáticamente a un mayor porcentaje de fallos, pero sí aumenta las posibilidades de que tratar de mantener a todos satisfechos se encuentre con menos frecuencia con aplausos de “Trueno”.

The-CNN-Wire
™ & © 2022 Cable News Network, Inc., a WarnerMedia Company. All rights reserved.

This content was republished with permission from CNN.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up