Acusan a dentista estadounidense de matar a su esposa en un safari en Zambia. Dice que ella descargó accidentalmente el arma

(CNN) — Lawrence y Bianca Rudolph compartían su pasión por la caza mayor.

A finales de septiembre de 2016, la pareja viajó desde su casa de Phoenix a Zambia, nación del sur de África, donde Bianca Rudolph estaba decidida a añadir un leopardo a su colección de trofeos animales. Llevaban dos armas para la caza: un rifle Remington .375 y una escopeta Browning de calibre 12.

Después de matar otros animales durante el viaje de dos semanas -pero no un leopardo-, Bianca Rudolph nunca llegó a casa. Sufrió un disparo mortal en su cabaña de caza al amanecer, mientras hacía las maletas para volver a Phoenix, según alegan los fiscales federales en los documentos judiciales.

Ahora Lawrence Rudolph, de 67 años, está acusado de asesinato en el extranjero y de fraude postal por la muerte de quien fue su esposa por 30 años. Se declaró inocente y subió al estrado en su propia defensa esta semana en su juicio en Denver, informó KMGH, filial de CNN.

Un investigador de defensa, a la izquierda, del dentista de Pittsburgh Lawrence “Larry” Rudolph se dirige al tribunal federal con los hijos del dentista, en el centro y detrás a la derecha, para la sesión de la tarde del juicio, el miércoles 13 de julio de 2022, en Denver. (Foto: AP Photo/David Zalubowski)

“No maté a mi esposa. No podría asesinar a mi mujer. No mataría a mi mujer”, dijo a los miembros del jurado.

Rudolph dijo a los investigadores que oyó el disparo mientras estaba en el baño y que creía que la escopeta se había disparado accidentalmente mientras ella la guardaba en su estuche, según los documentos judiciales. Según él, la encontró sangrando en el suelo de su cabaña en el Parque Nacional de Kafue.

No obstante, los fiscales federales alegan que Rudolph mató a su esposa por el dinero del seguro y para estar con su novia.

CNN se puso en contacto con el abogado de Rudolph, David Markus, pero no ha recibido respuesta.

En una moción que Markus presentó en enero con una lista de los bienes de su cliente, dijo que Rudolph no tenía ningún motivo financiero para matar a su esposa. En el documento judicial, señaló que Rudolph tiene un patrimonio millonario, incluida una clínica dental cerca de Pittsburgh valorada en US$ 10 millones.

Las compañías de seguros de vida con sede en Colorado pagaron a Rudolph más de US$ 4,8 millones tras la muerte de su esposa, según los documentos judiciales.

La prisa por incinerar a su esposa despertó sospechas, según los investigadores

En los documentos judiciales, los investigadores alegan que Rudolph se apresuró a incinerar el cuerpo de su esposa en Zambia después del tiroteo.

Rudolph programó la cremación tres días después de su muerte, según los documentos judiciales. Después de informar de su muerte a la embajada de EE.UU. en Lusaka, la capital de Zambia, el jefe consular “dijo al FBI que tenía un mal presentimiento sobre la situación, que pensaba que se estaba moviendo demasiado rápido”, escribió el agente especial del FBI Donald Peterson en la declaración penal.

En consecuencia, el jefe consular y otros dos funcionarios de la embajada se dirigieron a la funeraria donde se encontraba el cadáver para tomar fotografías y preservar cualquier posible prueba. Cuando Rudolph se enteró de que los funcionarios de la embajada habían tomado fotos del cuerpo de su esposa, se puso “furioso”, escribió Peterson.

En un principio, Rudolph dijo al jefe del consulado que su esposa podría haber muerto por suicidio, pero una investigación de las fuerzas de seguridad de Zambia determinó que se trataba de un disparo accidental, escribió Peterson. Los investigadores zambianos concluyeron que el arma de fuego estaba cargada desde las actividades de caza anteriores y que no se tomaron las precauciones normales de seguridad, lo que provocó que se disparara accidentalmente en el incidente mortal, según los documentos judiciales.

Los investigadores de las aseguradoras llegaron a una conclusión similar y pagaron las pólizas.

“Las autoridades de Zambia y cinco aseguradoras determinaron que Bianca Rudolph murió accidentalmente. Los testigos dijeron al FBI que el Dr. Rudolph no hizo nada para interferir en la investigación. Ninguna prueba física apoya la teoría de asesinato que sostiene el gobierno”, escribió Markus en la moción de enero.

El sospechoso quería estar con su novia, alegan los fiscales

Pero los investigadores federales dicen que hay más en la historia.

Rudolph orquestó la muerte de su esposa como parte de un plan para defraudar a las compañías de seguros de vida y permitirle vivir abiertamente con su novia, alega el FBI.

Larry Rudolph es acusado de asesinato en el extranjero por la muerte de su esposa.

Las autoridades federales se involucraron después de que una amiga de la víctima se pusiera en contacto con el FBI y pidiera a la agencia que investigara la muerte porque sospechaba que había habido juego sucio. La amiga dijo que Rudolph había tenido relaciones extramatrimoniales en el pasado y que tenía una novia en el momento de la muerte de su esposa.

La entonces novia de Rudolph, que no fue nombrada en los documentos judiciales, trabajaba como gerente en su clínica dental cerca de Pittsburgh, y le dijo a una exempleada que había estado saliendo con él durante 15 a 20 años, escribió Peterson. La exempleada le dijo al FBI que la novia le había dado a Rudolph un ultimátum de un año para que vendiera sus consultorios dentales y dejara a su esposa, alegan los documentos judiciales.

Tres meses después de la muerte de Bianca Rudolph, la novia se mudó con él, escribió Peterson en los documentos judiciales. Un director ejecutivo de la asociación comunitaria de su subdivisión dijo a los investigadores que Rudolph y su novia intentaron comprar otra casa en la misma subdivisión por US$ 3,5 millones.

Sus heridas no reflejan una descarga accidental, dice el FBI

Los documentos judiciales también alegan que las pruebas muestran que las heridas de Bianca Rudolph proceden de un disparo efectuado desde al menos 60 centímetros de distancia.

“Un agente especial del FBI llevó a cabo pruebas para determinar, por comparación con las fotografías de la escena de la muerte, la posición aproximada de la boca de la escopeta dentro del estuche blando en el momento de la descarga, así como los patrones de disparo resultantes creados al disparar la escopeta con el estuche sobre el cañón a varias distancias”, afirma la denuncia penal.

Un médico forense determinó que los patrones que coinciden con la herida observada en las fotografías del cuerpo fueron creados por un disparo a una distancia de entre 60 centímetros y un metro.

“A esa distancia, hay razones para creer que Bianca Rudolph no fue asesinada por un disparo accidental como se ha dicho”, afirma la denuncia.

Bianca y Lawrence Rudolph se mudaron de Pensilvania a Arizona unos cuatro años antes de su muerte. La consulta dental de Rudolph permaneció en Pensilvania, y él iba y venía de su casa de Phoenix.

Las autoridades federales alegan que el asesinato de su esposa fue premeditado para “poder alegar falsamente que la muerte fue el resultado de un accidente”.

Pero Markus ha acusado a los funcionarios federales de basarse en “pruebas poco sólidas”. Los dos hijos de Rudolph están seguros de que su padre no mató a su madre, dijo Markus, y han firmado declaraciones juradas en su apoyo.

Si es declarado culpable de asesinato, Rudolph se enfrenta a un máximo de cadena perpetua o a la pena de muerte.

The-CNN-Wire
™ & © 2022 Cable News Network, Inc., a WarnerMedia Company. All rights reserved.

This content was republished with permission from CNN.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up