Mujeres víctimas del ataque en el restaurante de Tangshan se recuperan de las heridas, dice la policía china

Hong Kong (CNN) — Después de días de creciente presión pública, la policía china finalmente emitió una actualización sobre la investigación de un brutal ataque en un restaurante en Tangshan, pero la declaración hizo poco para calmar la indignación pública o abordar las preocupaciones de las víctimas.

El asalto, que tuvo lugar en la madrugada del 10 de junio, involucró a varias mujeres que fueron pateadas y golpeadas repetidamente por un grupo de hombres. El incidente sacudió a China después de que las imágenes de vigilancia se filtraron en internet.

Un día después del ataque, la policía de Tangshan emitió un comunicado en el que dijo que dos mujeres fueron hospitalizadas con “lesiones que no ponen en peligro la vida” y que se encuentran en “estado estable”. No se proporcionó ninguna otra información. Las víctimas, así como sus amigos y familiares, también han permanecido en silencio.

ANÁLISIS | ¿Qué pasó con las mujeres de Tangshan? Los chinos exigen respuestas sobre el brutal ataque a mujeres en un restaurante

El martes, 11 días después del asalto y 10 días después de la declaración inicial, el departamento de seguridad pública de la provincia de Hebei, donde se encuentra Tangshan, emitió una segunda declaración más larga, en la que dice que dos de las mujeres, de 31 y 29 años, estaban “hospitalizadas en la sala general para recibir tratamiento, y sus condiciones han mejorado”. Las otras dos víctimas, de 24 y 29 años, no necesitaron hospitalización, agregó.

Según un informe forense citado por la policía, las mujeres hospitalizadas sufrieron “heridas leves de segundo grado”, mientras que las otras dos tenían “lesiones leves”.

El agujero negro de información de 10 días había dado lugar a repetidas acusaciones de que el video de vigilancia filtrado capturó solo una parte del ataque, y la violencia continuó fuera de cámara en un callejón cercano, afirmaciones que CNN no puede verificar de forma independiente.

En un aparente intento de refutar tales rumores, la policía de Hebei dijo en el comunicado del martes que los sospechosos huyeron del lugar a las 2:47 am, siete minutos después de que comenzara el asalto; y a las 2:55 horas, las cuatro víctimas fueron trasladadas al hospital en ambulancia. Los agentes de la policía local llegaron al restaurante a las 3:09 horas, aproximadamente media hora después de recibir una llamada del público al inicio del ataque, según el comunicado.

Pero la declaración fue recibida con incredulidad en línea, y muchos criticaron el manejo del caso por parte de las autoridades. Un hashtag relacionado en Weibo fue visto 450 millones de veces en cuestión de horas.

“Así que no hay fotos ni videos. Los periodistas no pueden entrevistar (a las víctimas), y solo usted mismo puede divulgar información”, dijo un usuario en Weibo, la plataforma similar a Twitter de China, refiriéndose a la falta de acceso proporcionado a los periodistas.

ANÁLISIS | “Esto pudo pasarle a cualquiera de nosotras”: video explícito de hombres pateando la cabeza de una mujer sacude China hasta la médula

“Una ciudad sin credibilidad, ¿nos atrevemos a confiar en el informe de lesiones? ¿Y qué tan confiable es esta declaración policial?”, agregó el usuario.

Tras el ataque, las autoridades chinas han tratado de sofocar las discusiones sobre la violencia de género y cambiar el enfoque hacia la violencia de las pandillas locales.

Los informes de los medios estatales se han centrado en gran medida en la rápida acción policial para arrestar a los sospechosos y la campaña de “tormenta eléctrica” ​​de dos semanas anunciada por las autoridades de Tangshan para acabar con el crimen organizado. Fotos y videos de policías, algunos armados con armas de fuego, montando guardia detrás de los clientes en restaurantes de barbacoa al aire libre, similares a donde ocurrió el incidente, inundaron las redes sociales.

En la declaración del martes, la policía dijo que cuatro de los sospechosos habían viajado a Tangshan desde la provincia oriental de Jiangsu tres días antes del ataque para conspirar con los otros cinco para “llevar a cabo actividades ilegales de apuestas en línea y lavado de dinero”. Varios de ellos tenían antecedentes penales, por delitos que van desde la detención ilegal hasta el daño intencional a otros, agregó el comunicado.

Las autoridades policiales también iniciaron una investigación interna para determinar si la estación de policía local no respondió a tiempo y si violó alguna ley o reglamento al hacer cumplir la ley. Un subjefe de la comisaría local había sido suspendido, según el comunicado.

The-CNN-Wire
™ & © 2022 Cable News Network, Inc., a WarnerMedia Company. All rights reserved.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up