Los turistas están de vuelta en Islandia, pero también la caza de ballenas

(CNN) — Después de una pausa de cuatro años, la última compañía ballenera que queda en Islandia, Hvalur hf., reanudará su caza este verano, para disgusto de los funcionarios de turismo.

Dado que la pandemia del covid-19 tuvo un impacto devastador en el sector del turismo de Islandia, lo último que quieren muchos funcionarios es una reacción negativa por la caza de ballenas.

“En realidad, es bien conocido y ampliamente informado que el sector del turismo cree que la caza de ballenas daña la imagen de Islandia como destino turístico”, dijo Jóhannes Þór Skúlason, director ejecutivo de la Oficina de Turismo de Islandia. “Todo lo que necesitas hacer es ver cómo se informa sobre la caza de ballenas en la prensa extranjera”.

Demandan a Islandia, el “mejor lugar del mundo para ser mujer”, por misoginia

“A menudo se informa en publicaciones más grandes con una cobertura acalorada”, continuó Jóhannes. “En la industria del turismo, tanto en empresas privadas como en encuestas públicas; en cartas, llamadas telefónicas y en otras comunicaciones, la caza de ballenas tiene un efecto muy preciso, y las empresas de turismo lo sienten en el momento en que la caza de ballenas vuelve a entrar en discusión”.

Los representantes de la empresa han expresado su indignación por la caza de ballenas planificada. “La industria del turismo y la mayoría de los ciudadanos islandeses están en contra de la caza de ballenas”, dijo Ásberg Jónsson, CEO de Travel Connect, una gran empresa de servicios de viajes con sede en Reykjavík.

“Es triste y frustrante escuchar que esta empresa, Hvalur, tiene la intención de reanudar la matanza de estos animales en Islandia. Es muy perjudicial para la reputación de nuestro país. Esto, a su vez, tiene repercusiones para nuestras industrias de exportación y turismo”.

Hay mucho en juego ya que el turismo en Islandia se detuvo durante el apogeo de la pandemia del covid-19. “Somos una isla, por lo que obviamente la barrera para viajar aquí es un poco más alta que la de las personas que visitan un país vecino”, dijo Sigríður Dögg Guðmundsdóttir, directora de Visit Iceland.

Dependencia del turismo

La observación de ballenas es una actividad turística popular en Islandia. (Matthew Williams-Ellis/VWPCS/AP)

Si bien el covid-19 causó estragos en las naciones de todo el mundo, muchos países no dependen tanto del turismo como Islandia. Antes de la pandemia, el turismo era la principal exportación del país.

Según datos de la Cámara de Comercio de Islandia, el crecimiento del sector alcanzó su punto máximo en 2017 cuando las exportaciones turísticas representaron el 42% de las exportaciones totales del país.

Islandia probó acortar la semana laboral y tuvo un “éxito abrumador”

A raíz de la pandemia, el crecimiento del PIB se vio afectado el año pasado. Las actividades relacionadas con las reservas de viajes, el transporte aéreo, el alojamiento y los restaurantes disminuyeron entre un 50% y un 75% desde 2019. Esto provocó una contracción del sector turístico del 3,9% del PIB en 2020.

Hvalur envió sus barcos a cazar por última vez en el verano de 2018, y se capturaron un total de 146 ballenas durante la temporada. Dependiendo de la luz, la temporada de caza de ballenas generalmente comienza en junio y dura hasta septiembre. Se estima que alrededor de 150 personas trabajan en los barcos balleneros en la estación ballenera en el oeste de Islandia y en las instalaciones de procesamiento de la compañía fuera de Reykjavík.

Las colas de dos rorcuales comunes de 35 toneladas asesinados por cazadores en junio de 2009. (Halldor Kolbeins/AFP/Getty)

Algunos argumentan que la caza de ballenas es parte de la cultura islandesa y debería reanudarse.

“La caza de ballenas tiene una larga tradición aquí en Islandia, y creo que se debe permitir una caza razonable y controlada”, dijo a CNN Travel un trabajador ocasional de la estación ballenera, que no quiso ser identificado porque podría afectar su empleo. “Solo se cazan alrededor de 125-150 ballenas de aleta cada año en las siete temporadas desde que Islandia comenzó a cazar ballenas nuevamente en 2006. Ese año, creo que solo se cazaron ocho ballenas”.

Correos electrónicos negativos

Los trabajadores del turismo dicen que la caza de ballenas daña la reputación de Islandia. (Mayall/Ullstein Bild/Getty Images)

Es desconcertante para muchos que Hvalur, que está dirigida por el CEO Kristján Loftsson, continúa cazando ballenas a la luz de las preocupaciones ambientales y sus malas finanzas.

“Es difícil para nosotros entender por qué, ya que la caza de ballenas no solo es una práctica dañina, sino que ya no es financieramente viable”, afirmó Ásberg de Travel Connect.

Loftsson de Hvalur se negó a comentar.

¿El secreto de la felicidad en Islandia? Está en el agua

Las actividades balleneras de Islandia representan aproximadamente el 3% de todas las ballenas cazadas en todo el mundo, según un informe de 2019 del Ministerio de Industrias e Innovación de Islandia. En 2017, los ingresos totales de las empresas de observación de ballenas ascendieron a 3.200 millones de coronas islandesas (US$ 26,5 millones). Mientras tanto, los ingresos de Hvalur por actividades balleneras en 2017 ascendieron a 1.700 millones de coronas (US 14,1 millones).

Sin embargo, los tours de observación de ballenas generan más ingresos, ya que es una actividad popular para los turistas durante todo el año.

Muchos están hartos del impacto de una empresa, especialmente porque las empresas de turismo esperan este verano volver a un número de turistas “anterior al covid”, y un tema controvertido como la caza de ballenas es decepcionante.

“En general, nuestras marcas de viajes no han experimentado muchas cancelaciones debido a esto, pero de vez en cuando recibimos correos electrónicos negativos sobre el tema”, dijo Ásberg. “Siempre explicamos que, como empresa, no apoyamos la caza de ballenas en absoluto. Todos deberían poder ver a estas increíbles criaturas prosperar en su hábitat natural”.

¿Un último hurra?

El turismo en Islandia se vio afectado por el covid. (Ryan Pyle/Getty Images)

La temporada de 2022 podría ser la última de Hvalur, ya que la licencia actual para cazar ballenas expirará en 2023, y el Ministro de Pesca y Agricultura de Islandia decidirá si deja o no de emitir licencias de caza de ballenas a partir de 2024. Parece que hay poca demanda de productos balleneros y que la industria hace muy poco por la economía de Islandia.

Un guía turístico se desnuda junto a un volcán en erupción en Islandia

“Cualquier caza de ballenas en aguas islandesas está basada en la ciencia y de conformidad con el derecho internacional”, dijo Sigríður. “Hvalur tiene la licencia requerida para emprender la actividad ballenera este verano. Depende de la gerencia y los propietarios determinar si lo usarán y del pueblo y el gobierno islandeses determinar si se otorgarán licencias en el futuro. En los últimos tres años , solo se ha capturado una ballena minke y ninguna ballena grande”.

Todas las restricciones del covid-19 se levantaron en marzo de 2022 y los ejecutivos de turismo tienen grandes esperanzas de un buen verano.

“El turismo en Islandia se recupera bien”, afirmó Sigríður. “En nuestras proyecciones, esperamos números casi normales este verano y un retorno completo el próximo año”.

The-CNN-Wire
™ & © 2022 Cable News Network, Inc., a WarnerMedia Company. All rights reserved.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up