Expertos en enfermedades infecciosas advierten que habrá otra pandemia. Aquí hay 6 formas de prepararnos

(CNN) — Más de dos años después de la pandemia de covid-19, hemos llegado a una encrucijada.

Por un lado, “este es el momento más educativo que ha tenido el mundo sobre la importancia de la salud pública en 100 años”, dijo el Dr. Tom Frieden, exdirector de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos, CDC. “Por otro lado, realmente corremos el riesgo de avanzar a toda velocidad hacia la fase de negligencia del ‘ciclo de pánico-negligencia'”.

El ciclo de pánico-negligencia es el hábito de invertir o prestar atención inadecuada a la infraestructura y las funciones de salud pública necesarias para prevenir, identificar, contener y responder a los brotes de enfermedades infecciosas.

Otra pandemia parece inevitable. “Vivimos en una era de pandemias”, dijo el Dr. Larry Brilliant, epidemiólogo y director ejecutivo de Pandefense Advisory, una red interdisciplinaria de expertos que participan en la respuesta a una pandemia.

Más de seis de cada 10 enfermedades infecciosas se originaron en animales y saltaron a los humanos. Este riesgo “ha ido en aumento durante los últimos 20 años”, dijo Brilliant. “Cada año, el riesgo aumenta más”.

¿Cómo evitar otra pandemia? La ONU ofrece algunos consejos

El Dr. Huerta te explica qué fase de la pandemia se vive en EE.UU. 1:42

La salud pública “ciertamente tuvo una serie de pasos en falso” durante la pandemia de covid-19, pero la experiencia ha ofrecido lecciones, dijo el Dr. Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, en la conferencia Life Itself, un evento de salud y bienestar presentado en asociación con CNN.

“La inversión en investigación biomédica básica y clínica nos permitió, con una velocidad sin precedentes, desarrollar vacunas altamente efectivas que esencialmente (nunca hubiéramos) imaginado que podrían haberlo hecho tan rápido”, agregó. “Necesitamos seguir haciendo esas inversiones, no solo en ciencia… sino en la infraestructura de salud pública”. También debemos recordar “lo que significa tener un sistema de salud pública que no fue capaz de responder de manera acorde al desafío que enfrentamos”, dijo.

“Lo que no queremos es que nuestros hijos, y quizás nuestros nietos, olviden lo que hemos pasado”, dijo.

Queda por ver si vamos a aplicar las lecciones de la pandemia actual, dijo Frieden, pero hacerlo es clave para poner fin a ese ciclo, de modo que los brotes no se conviertan en pandemias con innumerables consecuencias, incluidas la pérdida de millones de vidas y efectos drásticos en el cuidado de la salud, la salud mental, la economía, la educación, las relaciones y las carreras.

Gran parte de la carga de la preparación está en manos de las instituciones de salud pública, pero el público puede desempeñar un papel vital. Esto es lo que algunos de los principales expertos en enfermedades infecciosas creen que podemos hacer para ayudar.

Lo que debes saber de la viruela del mono: ¿cómo se propaga? 4:11

1. Aumentar la financiación de la salud pública

Estados Unidos gasta al menos “entre 300 y 500 veces más en nuestra defensa militar que en nuestra defensa de la salud”, Frieden dijo. “Y, sin embargo, ninguna guerra en la historia de Estados Unidos ha matado a un millón de estadounidenses”.

A partir del 1 de junio, casi 6,3 millones de personas han muerto a causa de la covid-19 en todo el mundo, incluidos más de 1.007.000 estadounidenses.

“Entonces, realmente necesitamos mejorar nuestro juego en términos de proteger a las personas en este país y en todo el mundo”, dijo Frieden, quien también es director ejecutivo de Resolve to Save Lives, una organización independiente enfocada en la prevención de epidemias y enfermedades cardiovasculares. “No se puede hacer un Estados Unidos más seguro sin hacer un mundo más seguro”.

“Es difícil, especialmente desde la perspectiva de la financiación, convencer a las personas con grandes bolsillos… de decir: ‘Tal vez suceda, tal vez no suceda, pero necesitamos poner miles de millones de dólares en ese campo'”, dijo Kizzmekia Corbett, profesora asistente de inmunología y enfermedades infecciosas en la Escuela de Salud Pública TH Chan de Harvard, en Life Itself. El equipo de Corbett desarrolló mRNA-1273, una vacuna líder contra el coronavirus fabricada y desarrollada por ModernaTX, Inc. y NIAID.

“Debido a eso, muchas veces gran parte del dinero de la investigación y gran parte de la capacidad mental de la investigación se destinan a los tratamientos”, agregó Corbett. “Queremos ser capaces de cambiar realmente esa forma de pensar”.

También se necesitan más fondos para productos básicos, como tener suficientes pruebas cuando llegue el momento, dijo Brilliant, “para que no nos quedemos atrás como lo hicimos” con el covid-19.

También se necesita más inversión en salud global. El presupuesto de la Organización Mundial de la Salud es más bajo que el de algunas grandes ciudades de Estados Unidos, dijo Brilliant, “y tienen que ocuparse del riesgo de pandemia para 200 países y todas las demás cosas que hace la OMS”.

“Tenemos que pensar en la preparación para una pandemia como un verdadero fortalecimiento del sistema de salud pública en todo el mundo”, agregó. “En este momento, no está claro que el Congreso vaya a apropiarse de la cantidad de dinero que tenga sentido. Porque el 80% del país siente, y siente legítimamente, que su riesgo (de covid-19) ha pasado”.

Una escultura para agradecer la labor de los trabajadores de la salud durante la pandemia

¿Cómo enfrenta América Latina la inclusión social? 1:08

2. Proteger la naturaleza

La prevención de pandemias también significa que “necesitamos mejores sistemas para proteger la naturaleza para que la naturaleza no vuelva a mordernos”, dijo Frieden.

En estudios de impulsores de enfermedades zoonóticas, el riesgo ha sido mayor cuando la explotación humana y la destrucción del hábitat amenazaban a los animales salvajes. Cuando cazamos y ocupamos los hogares naturales de los animales salvajes o los vendemos en los mercados, experimentan un gran estrés, lo que los hace más propensos a infectarse y producir una mayor cantidad de virus. Esto conduce a una mayor eliminación viral, que es la expulsión y liberación de excreciones portadoras de virus.

Estar cerca de animales estresados y enfermos o comerlos expone a los humanos a una mayor probabilidad de contraer un virus, dijo a CNN la Dra. Christine Kreuder Johnson, profesora de medicina y epidemiología en la Universidad de California, Davis, en 2020. La posibilidad de propagación del virus también es mayor entre los humanos y las especies animales que tienen un ADN similar o que han vivido juntas a lo largo del tiempo, como los cerdos o el ganado.

Pensar en la salud ambiental como parte de nuestra salud es fundamental para reducir la propagación del virus, dijo Johnson.

Es esencial que todos hagan su parte para frenar el cambio climático, dijo Brilliant. “Debido al aumento de las temperaturas, los animales están migrando del sur al norte”, dijo. “Cuando los animales migran y cambian de territorio, entran en contacto con otros animales con los que nunca antes habían estado en contacto. E intercambian virus, tal como intercambian virus con nosotros”.

3. Actuar de manera temprana y rápida

Los expertos en enfermedades infecciosas que detectan temprano los brotes de una nueva enfermedad y los abordan rápidamente mientras son pequeños es clave para prevenir una emergencia mayor.

“Mi grupo, Resolve to Save Lives, ha sugerido un objetivo global estimulante que llamamos 7-1-7: que cada brote en cualquier parte del mundo se detecte dentro de los siete días posteriores a la aparición, se informe dentro de un día y se implementen medidas de control dentro de siete días”, dijo Frieden. Este enfoque “nos permite identificar rápidamente las cosas que necesitan ser reparadas”.

4. Mejorar la comunicación de salud pública

Tenemos mejores herramientas que nunca para abordar las enfermedades infecciosas, pero también somos más vulnerables que nunca, en parte debido a una falta generalizada de confianza entre las comunidades y los gobiernos. y los sistemas de atención de la salud, dijo Frieden.

“Los CDC literalmente escribieron el libro sobre comunicación de salud pública en una emergencia: ser el primero, tener la razón, ser creíble, ser empático, brindar a las personas cosas prácticas y comprobadas para protegerse a sí mismas, a sus familias (y) a sus comunidades”, dijo Frieden. “Desafortunadamente, eso no se ha implementado (en Estados Unidos), ni por la administración anterior ni por esta. Y hemos sufrido por eso”.

“No se puede aumentar la confianza en una emergencia”, agregó Frieden. “Tienes que tenerlo allí como línea de base”.

La comunicación sobre la pandemia “ha sido un desafío”, dijo la Dra. Rochelle Walensky, directora de los CDC, en Life Itself. “Hemos estado divididos contra un enemigo común, que ha sido este virus pandémico”.

“Hemos tenido que tomar decisiones con datos imperfectos y tiempos imperfectos, pero si no tomamos una decisión en ese momento, esa habría sido una decisión en sí misma”, agregó. “Necesitamos seguir y comprender la mejor ciencia que tenemos en el momento en que se toma la decisión”.

Walensky planea pasar gran parte de su tiempo trabajando en formas de hacer que la conciencia pública sea parte de la vigilancia de la pandemia, dijo.

“Tienes que ser coherente, ceñirte siempre a los hechos, la evidencia y los datos. Ese fue uno de los problemas que obviamente surgieron cuando formé parte del grupo de trabajo sobre el coronavirus en la administración anterior”, dijo Fauci.

Viruela del mono (monkeypox): ¿Qué es, cuáles son sus síntomas, cómo se transmite y existe una vacuna?

Informan nuevos casos de viruela del mono en EE.UU. 0:22

5. Lucha contra la desinformación

Hay un dicho que dice que una mentira puede viajar por medio mundo antes de que la verdad se haya puesto las botas. “Ha sido un gran desafío para la salud, para los médicos y otras personas lidiar con la desinformación viral, que se propaga incluso más rápido que ómicron”, dijo Frieden.

La información errónea sobre la pandemia puede influir en las motivaciones, las creencias y la toma de decisiones de las personas con respecto a su salud, política, medio ambiente y más.

Algunas aplicaciones de redes sociales, como Instagram y TikTok, han lanzado funciones que llevan a las personas a información precisa de organizaciones de salud creíbles al ver contenido sobre el coronavirus o las vacunas.

Confrontar a los seres queridos sobre sus publicaciones engañosas o falsas en las redes sociales no es fácil, pero hay maneras de hacerlo hábilmente con empatía.

6. Cuida tu propia salud

La resiliencia individual es otro factor clave para prevenir enfermedades graves y muertes durante las pandemias, dijo Frieden.

“Una de las razones por las que el covid ha matado a tantas personas es que había tantas personas vulnerables a problemas de salud”, dijo Frieden.

Los hábitos de un estilo de vida saludable que respaldan la inmunidad pueden “marcar una gran diferencia”, dijo. Toma los medicamentos que te hayan recetado, busca alimentos saludables que te gusten y no fumes ni te expongas al humo de los demás, recomendó Frieden.

“Ser saludable no significa negarnos las cosas que queremos hacer”, dijo Frieden, “sino descubrir cuáles son las cosas saludables que amamos hacer y hacer más de ellas”.

The-CNN-Wire
™ & © 2022 Cable News Network, Inc., a WarnerMedia Company. All rights reserved.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up