El presidente de Ecuador decreta el estado de excepción en tres provincias debido a las movilizaciones

(CNN Español) — El presidente de Ecuador, Guillermo Lasso, en un mensaje al país la noche de este viernes, anunció su decisión de decretar el estado de la excepción “por grave conmoción interna” en las provincias de Cotopaxi, Pichincha e Imbabura debido a los enfrentamientos y cierres de carreteras que se han registrado dentro de la movilización nacional iniciada desde el lunes y promovida por la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (CONAIE) en contra del Gobierno.

“Anoche convoqué al diálogo y la respuesta fue más violencia. No hay intención de buscar soluciones. Dicen que luchan por el costo de la vida, pero cierran carreteras que provocan escasez, alza de precios y especulación. Dicen que quieren mejorar los servicios de salud, pero impiden el paso de ambulancias poniendo en riesgo de muerte a nuestros hermanos enfermos”, dijo Lasso durante su intervención.

El mandatario insistió en que los hechos de violencia que se han registrado desde el lunes lo han obligado a declarar el estado de excepción “para defender la capital y defender el país”.

“Desde aquí, me comprometo a defender nuestra capital, defender el país. Hay gente buena que está marchando para reclamar causas justas. Demandas que todavía no hemos podido atender”, agregó el presidente.

Enfrentamientos entre policías y manifestantes en Quito durante el tercer día de movilizaciones en contra del gobierno de Ecuador

El decreto incluye la movilización de varias instituciones, el despliegue de operaciones coordinadas entre la Policía y las Fuerzas Armadas, limitación de las aglomeraciones, toque de queda que restringe la libertad de tránsito desde las 22:00 a las 05:00 en el Distrito Metropolitano de Quito, para preservar la seguridad ciudadana y el orden público.

El anuncio del presidente estuvo acompañado de un pliego de decisiones en materia económica, con el fin de aliviar lo que llamó “la difícil situación de muchas familias”.

Las medidas anunciadas son las siguientes:

Aumentar el bono de desarrollo humano de US$ 50 a US$ 55.
Declarar en emergencia el sistema de salud pública.
Duplicar el presupuesto a la educación intercultural.
Subsidiar hasta el 50% al precio del fertilizante urea a pequeños y medianos productores.
Condonación de todos los créditos vencidos hasta US$ 3.000 en “BanEcuador”.
Crédito agrícola de hasta US$ 5.000 dólares al 1% y 30 años de plazo.
No incrementar el precio del diésel, el gas y la gasolina extra y ecopaís.
No promover privatización de servicios públicos y sectores estratégicos.

Finalmente en su mensaje, Lasso invitó a dialogar a la sociedad civil, a médicos, artesanos, agricultores, transportistas, universidades y organizaciones sociales.

La CONAIE, que lidera la movilización nacional desde el lunes en algunas provincias, exige al gobierno reducir los precios de los combustibles, atender el problema del desempleo, regular los precios de los productos del campo y combatir el crimen, entre otras demandas.

La dirigencia de la CONAIE insistió a lo largo de este viernes que mantendrá la paralización. Su presidente, Leonidas Iza, hizo un llamado a la manifestación pacífica y aseguró que su movilización no tiene tintes vandálicos.

El jueves, Iza dijo que no aceptará un diálogo donde no exista resultados y aseguró que dentro de 48 horas se coordinará la movilización de bases indígenas a Quito si no hay respuestas a sus pedidos.

Este viernes, el quinto día de protestas en varias provincias, estuvo marcado al igual que otros días por cierres de carreteras, sobre todo en las provincias de la Sierra y, al caer la noche, hubo movilizaciones en el centro histórico de Quito que terminaron en enfrentamientos en la Plaza de Santo Domingo entre policías y manifestantes.

The-CNN-Wire
™ & © 2022 Cable News Network, Inc., a WarnerMedia Company. All rights reserved.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up