¿Cuáles son los efectos secundarios de la vacuna contra el covid-19 en los niños más pequeños?

(CNN) — Las vacunas contra el covid-19 para niños menores de 5 años estarán disponibles esta semana. La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA por sus siglas en inglés) y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU. (CDC) aprobaron la seguridad y eficacia de las vacunas. Sin embargo, como con cualquier vacuna, es posible que los niños experimenten algunos efectos secundarios.

Los datos de seguridad de Moderna y Pfizer, examinados por la FDA y los CDC, encontraron que los posibles efectos secundarios eran en su mayoría leves y de corta duración.

Para los padres y cuidadores que planean vacunar a sus niños, los pediatras dicen que hay algunas cosas que deben tener en cuenta, generalmente los mismos efectos que los adultos o los niños mayores podrían haber experimentado después de las vacunas.

Lo que los padres deben saber sobre las vacunas contra el covid-19 para niños menores de 5 años

Efectos secundarios de la vacuna contra el covid-19 en niños

“En general, creo que los efectos secundarios más comunes de cualquiera de las vacunas siguen siendo los efectos secundarios más comunes que vemos en prácticamente cualquier niño que recibe cualquier vacuna”, dijo el Dr. Grant Paulsen, investigador principal del sitio para los ensayos clínicos de las vacunas contra el covid-19 de Pfizer y Moderna para niños de 6 meses a 11 años en Cincinnati Children’s.

Los efectos secundarios más comunes incluyen dolor en el lugar de la inyección y, a veces, hinchazón o enrojecimiento.

“Esos son todos los que yo clasificaría como efectos secundarios bastante comunes a los que la mayoría de los padres que han llevado a sus hijos al médico para recibir sus diversas vacunas contra la hepatitis y el tétano y todo ese tipo de cosas probablemente estaban bastante acostumbrados”, dijo Paulsen.

En cuanto a los síntomas sistémicos o generalizados, el más común fue fatiga o somnolencia. Algunos niños tenían irritabilidad, pérdida de apetito, dolor de cabeza, dolor o malestar abdominal, ganglios linfáticos agrandados, diarrea leve o vómitos. Pero todos mejoraron rápidamente.

“Es muy similar a los efectos secundarios que hemos visto en niños mayores o adultos. Alrededor de 24 horas, algunos niños, ya sabes, no se sienten tan bien, se sienten cansados, no tienen el mismo apetito. Pero, afortunadamente, no ha habido ningún efecto secundario grave de estas vacunas”, dijo el lunes el Dr. Ashish Jha, coordinador de respuesta de la Casa Blanca al covid-19 en CBS. “Y nuevamente, después de administrar estas vacunas a millones de niños, es realmente reconfortante saber que para los niños pequeños estas vacunas son sumamente seguras”.

Los efectos secundarios fueron de leves a moderados y fueron mucho menos frecuentes en este grupo de edad joven que en personas de mayor edad, dijo Paulsen.

“Mi panorama general para los padres es realmente [que] los efectos secundarios no deberían ser alarmantes”, dijo Paulsen.

La FDA autoriza las vacunas contra el covid-19 de Moderna y Pfizer/BioNTech para niños a partir de los 6 meses de nacidos

¿Vacunar o no a niños menores de 5 años contra covid-19? Lo que debes saber 4:17

Posibilidad de fiebre por la vacuna

Los niños eran un poco más propensos a tener fiebre con la vacuna de Moderna; sucedió con aproximadamente una cuarta parte de los participantes del ensayo, frente a menos del 10% que se le puso la vacuna de Pfizer. La mayoría de las fiebres eran leves. Menos del 1% de todos los participantes en el ensayo tenían fiebre que alcanzaba los 40 grados centígrados.

“Eso fue raro, pero siento que si no somos honestos con los padres, cuando surjan estas cosas, eso será preocupante”, dijo Paulsen.

Debido a que las fiebres no eran comunes, Paulsen no recomienda el tratamiento previo de un niño dándole un medicamento para bajar la fiebre antes de la vacuna contra el covid-19.

Si el niño tiene fiebre, dijo, los padres pueden darle ibuprofeno o paracetamol.

“Lo más probable es que a la mayoría de los niños les vaya bien y tengan problemas mínimos”, dijo.

Las vacunas no produjeron ningún caso de miocarditis

Los científicos que realizaron los ensayos en los niños más pequeños también observaron de cerca si alguno de los niños tenía problemas de miocarditis, inflamación del músculo cardíaco, porque hubo algunos casos de estos entre niños mayores y adultos. En la mayoría de esos casos, los síntomas desaparecieron rápidamente.

Pero no se encontró que la miocarditis fuera un problema en los ensayos en niños pequeños.

“Por supuesto, tenemos todos los mecanismos implementados una vez que comencemos a vacunar a los niños la próxima semana. Si comenzamos a verlo, todas esas campanas y silbatos se activarán y llamarán nuestra atención”, dijo la Dra. Claudia Hoyen, directora de control de infecciones pediátricas en UH Rainbow Babies and Children’s Hospital en Cleveland. “Pero no esperamos ver eso. Realmente tampoco lo vimos en niños de 5 a 11 años”.

¿Qué es la miocarditis y cómo afectaría a los vacunados? 3:23

Las vacunas son “una capa extra de protección”

Debido a que los niños se enferman de covid-19 grave con menos frecuencia que los adultos, algunos padres pueden preguntarse si deberían molestarse en vacunar a sus pequeños. Sin embargo, el covid-19 ha sido “bastante común” en los niños, dijo Jha. Dijo que casi el 70% de los niños se infectaron en algún momento, pero siempre pueden volver a contraerlo, e incluso si fue leve la primera vez, eso no significa que lo será la siguiente.

“Todavía vale la pena vacunarse, realmente ofrece un nivel adicional de protección, una capa adicional de protección. Lo que hacen las vacunas es mantener a los niños fuera del hospital, y por eso son tan efectivas y todos merecen esa protección”, dijo Jha.

El Dr. Suchitra Rao dice que es importante tener en cuenta que el covid-19 es ahora una de las enfermedades prevenibles por vacunación con la tasa de mortalidad más alta.

“Si observamos este grupo de edad, veremos que el covid ha matado a más de 200 niños de 6 meses a 5 años desde enero de 2020. Y si queremos comparar eso con algo como la influenza, esos números son en realidad más alto que lo que hemos estado viendo anualmente para todos los niños menores de 18 años con influenza”, dijo Rao, especialista en enfermedades infecciosas pediátricas del Children’s Hospital en Colorado.

“Estamos recibiendo vacunas de rutina contra el sarampión y contra la enfermedad neumocócica y la meningitis. Eso es algo que en realidad está causando más muertes”, agregó. “La seguridad en este grupo de edad más joven es bastante, bastante buena e incluso mejor que en otros grupos”.

Rao dijo que algunos padres le han preguntado si deberían preocuparse por los efectos secundarios a largo plazo. Ella les asegura que si hubiera alguno, habrían aparecido en los ensayos clínicos.

“La FDA y luego el [Comité Asesor sobre Prácticas de Inmunización de los CDC], y todos estos grupos de gobierno que hacen esas recomendaciones realmente hacen un excelente trabajo al evaluar la seguridad y la eficacia y revisan todos los datos de fabricación de estas vacunas, y es una revisión muy rigurosa y completa”, dijo Rao. “Creo que el hecho de que la agencia se demoró un poco más en autorizar estas vacunas en estos niños más pequeños es realmente revelador, porque simplemente tenían que estar absolutamente seguros ya que este es un grupo muy vulnerable”.

Las preguntas de los padres son bienvenidas

Si bien la Dra. Nina Alfieri, pediatra del Ann & Robert H. Lurie Children’s Hospital of Chicago, ha visto mucho interés en las vacunas contra el covid-19 para los niños más pequeños, sabe que los padres querrán saber sobre la seguridad de las vacunas.

Este año, Lurie realizó una encuesta a 5.000 padres en Chicago para averiguar cuál era su posición en cuanto a la vacuna contra el covid-19. Los efectos secundarios estaban entre sus principales preocupaciones.

“Tiene sentido. Quiere asegurarse de que lo que está haciendo por sus hijos sea seguro”, dijo Alfieri.

Alfieri dijo que espera que los cuidadores se aseguren de hacerle preguntas a su pediatra para aliviar cualquier preocupación.

“Realmente me encanta cuando las familias vienen a mí y me dicen que están un poco inseguras, porque nos da la oportunidad de sentarnos cara a cara, en un ambiente seguro, y hablar sobre sus preocupaciones”, dijo.

“Va a haber mucha conversación en los próximos meses, y creo que todos los pediatras estamos preparados para ello, y estamos dando la bienvenida a este tipo de conversación, porque en general, este es un momento realmente emocionante para nosotros. Porque finalmente, este grupo de edad vulnerable y muy joven que ha quedado fuera de una de las mejores medidas de protección ahora será elegible para ser protegido”.

The-CNN-Wire
™ & © 2022 Cable News Network, Inc., a WarnerMedia Company. All rights reserved.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up