China ve las islas del Pacífico como “iguales”, EE.UU. ve un “patio trasero”, afirma exembajador de Beijing

Singapur (CNN) — El exembajador de China en Estados Unidos afirma que los países occidentales tratan al Pacífico Sur como su “patio trasero”, en un retroceso a la era colonial, mientras que Beijing ve a las pequeñas naciones insulares como iguales.

Cui Tiankai hizo estas declaraciones en una entrevista con CNN al margen de la cumbre de defensa del Diálogo de Shangri-La, celebrada el domingo en Singapur.

En la entrevista, Cui —que fue enviado de Beijing en Washington de 2013 a 2021— intentó restar importancia a la creciente preocupación de Occidente por el polémico impulso de Beijing a nuevos acuerdos económicos y de seguridad con las islas del Pacífico.

Insistió en que China estaba adoptando un enfoque llamado moderno en su relación con sus vecinos, y ofreciendo ayudar de “cualquier manera” que pueda, mientras que afirmó que la mentalidad de los países occidentales estaba anclada en el pasado.

ANÁLISIS | Por qué unas islas poco pobladas del océano Pacífico Sur se han convertido en la próxima disputa entre Estados Unidos y China

La creciente influencia de China en el Pacífico Sur ha inquietado a Washington, que considera las islas como un vínculo estratégico entre el territorio estadounidense de Guam y Australia, y teme que Beijing sea cada vez más agresivo a la hora de llevar a cabo su agenda en la región, al mismo tiempo que trata de ganar una posición militar.
Pero Cui afirmó que China —a diferencia de EE.UU. y Australia— no veía la región como parte de una lucha de grandes potencias.

“Tal vez países como Australia vean a estos países como (su) patio trasero, al igual que Estados Unidos ve a América Latina como su patio trasero según la Doctrina Monroe”, dijo Cui.

“No creo que esta sea (la forma en que los países) deben trabajar entre sí en el siglo XXI: es una parte del pasado”.

La Doctrina Monroe ha sido la piedra angular de la política estadounidense en las Américas durante casi dos siglos. Anunciada por primera vez por el presidente estadounidense James Monroe en 1823, “la doctrina advierte a las naciones europeas de que Estados Unidos no tolerará más colonizaciones ni monarquías títeres” en el hemisferio occidental, según los archivos del gobierno estadounidense.

En 1904 se amplió con el Corolario Roosevelt, que el presidente Theodore Roosevelt ideó para advertir a las naciones europeas que amenazaban con utilizar la fuerza armada para cobrar las deudas de las naciones de América.

¿Por qué Rusia y China le ganan a EE.UU. en desarrollo de misiles hipersónicos? 3:06

Pero la invocación más famosa de la Doctrina Monroe se produjo en 1962, cuando el presidente John F. Kennedy la utilizó como base para sacar los misiles soviéticos de Cuba durante la crisis de los misiles.

Aunque las tensiones en torno a la creciente presencia de China en el Pacífico Sur están muy lejos de los niveles alcanzados durante la crisis de 1962, la preocupación de Occidente es cada vez mayor, y se ha visto reforzada por el anuncio de Beijing de un pacto de seguridad con las Islas Salomón.

Las islas del Pacífico, situadas en gran parte al noreste de Australia, han sido consideradas durante mucho tiempo por los estrategas militares como de vital importancia.

Tanto a Estados Unidos como a Australia les preocupa que el libro de jugadas de Beijing en el Pacífico pueda parecerse al del Mar de la China Meridional, donde China lleva años convirtiendo islas remotas y oscuros arrecifes en zonas disputadas del mar en bases militares fortificadas. También ha sido acusada de utilizar buques de pesca para pulular por el territorio que reclama como propio.

China sigue reclamando la inmensa mayoría de este mar de 1,3 millones de millas cuadradas, en el que mantiene disputas territoriales con varios otros países, a pesar de un histórico tribunal internacional que falló en contra de sus reclamaciones en 2016.

Mientras tanto, las propias naciones insulares del Pacífico Sur suelen estar más preocupadas por los estragos del cambio climático que por la geopolítica, y temen ser vistas como peones en una lucha de grandes potencias.

Cui afirmó que Beijing no ve a las naciones insulares de esa manera.

China envía su avión de combate más avanzado para patrullar los mares disputados en el Pacífico

“Queremos hacer todo lo posible para ayudar a una serie de proyectos sociales y de desarrollo en curso entre China y los países insulares del Pacífico”, dijo Cui, que era responsable de las relaciones de China con las islas del Pacífico antes de llegar a Washington.

“China nunca ve a estos países —ni a ningún otro— como parte de nuestro llamado ‘panteón'”, dijo Cui.

“Los vemos como países iguales, porque (pensamos) que los países grandes o pequeños, ricos o pobres, fuertes o débiles, deben ser tratados como iguales. Este es nuestro principio”, dijo.

Cui dijo que este principio también se aplica al Mar de China Meridional. Cualquier disputa que se produzca allí debe ser resuelta en privado entre China y los demás países que rodean el mar, que Beijing reclama casi en su totalidad como territorio soberano.

“Aconsejo encarecidamente a mis amigos estadounidenses, o quizá a algunos europeos, que no intenten intervenir. Cuanto más intenten intervenir los países de fuera, más difícil será el asunto”, dijo.

The-CNN-Wire
™ & © 2022 Cable News Network, Inc., a WarnerMedia Company. All rights reserved.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up