ANÁLISIS | ¿Qué pasó con las mujeres de Tangshan? Los chinos exigen respuestas sobre el brutal ataque a mujeres en un restaurante

Hong Kong (CNN) — Han pasado diez días desde que un despiadado ataque a cuatro comensales en un restaurante de barbacoa en China consternó y enfureció al país, pero un vacío de información en torno a las víctimas ha mantenido a la Internet china preguntando: “¿Qué les pasó realmente a esas mujeres?”

Las mujeres fueron brutalmente agredidas por nueve hombres en la ciudad norteña de Tangshan después de que una de ellas se opusiera a ser acosada sexualmente.

La agresión —captada por una cámara de vigilancia—ha provocado ondas de choque en toda China, desatando la indignación de las mujeres que llevan mucho tiempo sufriendo acoso y violencia de género.

ANÁLISIS | “Esto pudo pasarle a cualquiera de nosotras”: video explícito de hombres pateando la cabeza de una mujer sacude China hasta la médula

Pero el consiguiente silencio de las víctimas y sus familias ha inquietado a muchos que temen lo peor para las mujeres, subrayando la falta de confianza de la población en un sistema de gobierno que encubre habitualmente las noticias desagradables, una propensión que se ha visto favorecida por una serie de estrictas restricciones en el marco de la política de cero covid del país.

Muchos expresaron su temor por las mujeres después de ver las desgarradoras imágenes de vigilancia. Los hombres arrastraron a una mujer al aire libre por el pelo, la golpearon con botellas y sillas y la patearon repetidamente en la cabeza. Una mujer que trató de ayudarla fue apartada a empujones, cayendo pesadamente en la parte posterior de la cabeza en las escaleras.

Horas después del ataque, una foto mostraba a una de las víctimas tumbada en una camilla de hospital cubierta de sangre, con la cabeza vendada. Al día siguiente, la policía de Tangshan informó de que dos mujeres habían sido hospitalizadas con “lesiones que no ponen en peligro su vida” y que se encontraban en “estado estable”, pero desde entonces no se ha informado de su situación.

¿Por qué China ofrece recompensa económica o espiritual? 0:43

A lo largo de la semana pasada, los rumores de que algunas de las víctimas se encontraban en un estado mucho peor de lo que afirmaban las autoridades se extendieron persistentemente por Internet, a pesar de los reiterados desmentidos de la policía, los funcionarios del hospital y la rama local de la Federación de Mujeres de China, un grupo de mujeres respaldado por el Estado.

Algunos afirman que el video de vigilancia captó solo una parte del ataque y que la violencia continuó fuera de cámara en un callejón cercano, afirmaciones que CNN no puede verificar de forma independiente. Otro video que circula en Internet muestra a los residentes depositando ramos de flores en el callejón.

Las especulaciones se dispararon el jueves 16 de junio, cuando aparecieron en Internet más videos cuya autenticidad no puede confirmarse.

En Weibo, la plataforma china similar a Twitter, el hashtag “Seguimiento de las chicas golpeadas en Tangshan” había sido visto más de 200 millones de veces hasta este viernes, generando más de 220.000 comentarios, y muchos de ellos exigían saber qué les había ocurrido a las mujeres.

En un comunicado ese mismo viernes, Weibo dijo que había cerrado 320 cuentas por “difundir rumores” sobre el ataque de Tangshan. También se censuró un artículo de amplia difusión en la aplicación de mensajería WeChat que aludía a los rumores.

Sin información oficial, crecen las dudas sobre el estado de salud de las mujeres

La persistente especulación se vio alimentada por un agujero negro de información en torno a las víctimas. Ninguno de ellos —ni sus amigos o familiares— se ha pronunciado desde el atentado, y no se han dado detalles oficiales sobre sus lesiones. Los medios de comunicación estatales se han centrado sobre todo en la rápida actuación de la policía en la detención de los sospechosos y en la campaña de dos semanas de “tormenta” anunciada por las autoridades de Tangshan para acabar con el crimen organizado.

Algunos medios de comunicación conocidos por sus reportajes contundentes, como China News Weekly, citaron a funcionarios del hospital que negaban que ninguna de las mujeres hubiera muerto, pero eso no logró convencer al público.

“Ustedes, las autoridades, niegan los rumores todos los días. ¿Dónde están las pruebas?”, preguntó un usuario de Weibo.

“¿Por qué los rumores vuelan por todas partes? Porque no podemos encontrar una sola frase de la verdad en ningún sitio”, dijo otro.

La comisaría local dijo a CNN que el caso seguía siendo objeto de investigación y se negó a compartir cualquier información adicional. El hospital en el que fueron atendidas las mujeres no respondió a la solicitud de comentarios de CNN. La rama local de la Federación de Mujeres de China colgó el teléfono.

Incluso los periodistas de los medios de comunicación estatales se han visto obstaculizados a la hora de informar sobre las secuelas por las autoridades locales, que reforzaron las restricciones de viaje por covid tras el ataque.

Cualquiera que llegue a la ciudad en tren está obligado a facilitar una dirección detallada de dónde se aloja y a firmar una nota en la que se compromete a no salir; los viajeros que piensan alojarse en hoteles deben registrarse con 48 horas de antelación; los que pueden salir de la estación de tren son enviados a su alojamiento en autobuses organizados por el gobierno, informó el diario estatal Jinan Times.

Un periodista de la Estación de Radio Televisión de Guizhou, gestionada por el gobierno, dijo en un video en Weibo que cuando llegó a la estación de tren de Tangshan el 11 de junio, un día después del ataque, no se le permitió salir de la estación porque “no había informado a la comunidad residencial local de antemano”. Todo ello a pesar de haber dado negativo en la prueba del coronavirus ese mismo día, de estar en posesión de un “código sanitario verde” en su aplicación covid y de haber viajado desde una ciudad en la que no se habían registrado casos del virus recientemente.

“¿Se trata realmente de una medida normal de prevención de epidemias, o (las autoridades) intentan utilizar el covid como excusa para impedir que los periodistas entren en Tangshan?”, se preguntaba en el video, ya borrado.

No sería la primera vez que las autoridades locales de China utilizan las restricciones del covid para el control político. En la ciudad de Zhengzhou, en la provincia de Henan, las autoridades han sido acusadas de manipular el sistema de código sanitario digital para frustrar una protesta prevista.

“Tangshan y Henan son realmente la comparación más aterradora: durante ocho días, no sabes nada de las chicas de Tangshan, pero (las autoridades de Henan) conocen todos tus datos en un segundo: dónde estás, qué billete de tren has reservado y qué quieres hacer”, escribió este sábado en las redes sociales Li Chengpeng, un destacado escritor y crítico social.

“Lo que sabes es lo que (las autoridades) te permiten saber, lo que no sabes nunca se sabrá”, añadió.

Al igual que muchas otras publicaciones que critican la falta de transparencia en el manejo del incidente por parte del gobierno, el artículo de Li ha sido censurado desde entonces.

Shawn Deng, de CNN, contribuyó a la información.

The-CNN-Wire
™ & © 2022 Cable News Network, Inc., a WarnerMedia Company. All rights reserved.

This content was republished with permission from CNN.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up