Alemania declara la crisis del gas al cortar Rusia el suministro a Europa

Berlín/Londres (CNN Business) — La mayor economía de Europa se está quedando oficialmente sin gas natural y está intensificando un plan de crisis para preservar los suministros de cara al invierno mientras Rusia cierra los grifos.

Alemania activó este jueves la segunda fase de su programa de emergencia de gas en tres etapas, acercándose un poco más al racionamiento de los suministros a la industria, un paso que supondría un gran golpe para el corazón manufacturero de su economía.

“A partir de ahora, el gas escasea en Alemania”, dijo el ministro de Economía, Robert Habeck, en una rueda de prensa en Berlín. “Aunque todavía no se note: Estamos en una crisis del gas”.

Últimas noticias de la guerra: los líderes de la UE decidirán sobre la candidatura de Ucrania

La crisis energética de Europa se agravó este mes cuando Rusia redujo aún más el suministro a Alemania, Italia y otros miembros de la Unión Europea.

La semana pasada, la compañía estatal rusa de gas Gazprom redujo en un 60% el flujo de gasoducto Nord Stream 1 hacia Alemania, culpando de la medida a la decisión de Occidente de retener turbinas vitales a causa de las sanciones. El gigante energético italiano ENI dijo que Gazprom estaba recortando sus suministros en un 15%.

Doce países de la UE se han visto afectados hasta ahora por los cortes de suministro de gas ruso, dijo este jueves el jefe de la política climática del bloque, Frans Timmermans.

“Rusia ha convertido la energía en un arma, y en los últimos días hemos visto anunciados nuevos cortes de gas. Todo esto forma parte de la estrategia de Rusia para socavar nuestra unidad”, dijo Timmermans a los legisladores de la UE.
“Así que el riesgo de interrupción total del gas es ahora más real que nunca”, subrayó.

La guerra en Ucrania impacta en el suministro de gas en Europa 1:23

Confrontación económica con Rusia

Habeck pidió a los alemanes que reduzcan su consumo como parte de un esfuerzo nacional para prepararse para los “próximos meses de invierno”.

La decisión del Gobierno alemán de elevar el nivel de “alarma” se debe a los recortes de las entregas rusas efectuados desde el 14 de junio y al mantenimiento del elevado precio del gas en el mercado, añadió.

Los precios de los futuros del gas natural en Europa se han disparado cerca de un 60% desde mediados de este mes para cotizar en torno a los 133 euros (140 dólares) por megavatio hora (MWh), niveles que se dieron por última vez en marzo, según datos del Intercontinental Exchange.

Habeck dijo que, aunque las instalaciones alemanas de almacenamiento de gas están llenas en un 58% —más que en estas fechas el año pasado—, el objetivo de llegar al 90% en diciembre no se podrá alcanzar sin más medidas.

“Estamos en una confrontación económica con Rusia”, dijo Habeck.

La reciente reducción de los flujos de gas por parte de Gazprom se produce después de que ya cortara el suministro a Polonia, Bulgaria y Finlandia, y a las empresas energéticas de Dinamarca, Alemania y Holanda, por su negativa a cumplir la exigencia del Kremlin de que se les pague en rublos.

Por qué Kaliningrado, el punto de apoyo de Rusia en Europa, podría ser el próximo foco de tensión de su guerra contra Ucrania

Alemania, Austria y otros países de la UE están recurriendo a centrales eléctricas de carbón y petróleo para poder desviar más gas al almacenamiento para la calefacción de los hogares durante el invierno.

Europa ha intentado reducir su dependencia del gas natural ruso desde la invasión de Ucrania a finales de febrero. Alemania ha conseguido reducir la cuota de Moscú en sus importaciones hasta el 35% desde el 55% anterior al inicio de la guerra.

Pero sus opciones de encontrar suministros alternativos se vieron afectadas la semana pasada cuando uno de los principales productores de gas natural licuado de EE.UU. comunicó que sus instalaciones en Texas cerrarían por completo durante 90 días tras un incendio. Freeport LNG ha producido alrededor de una quinta parte de las exportaciones de GNL de EE.UU. en lo que va de año, según la empresa de análisis Vortexa.

Alemania activó en marzo la primera fase de “alerta temprana” de su programa energético de emergencia. La fase de “alarma” declarada el jueves iría seguida de una “emergencia” si la situación se deteriora aún más. En ese estado de alerta máxima, los reguladores pueden racionar el gas para mantener el suministro a los “clientes protegidos”, como los hogares y los hospitales. Los usuarios industriales serían los primeros en sufrir cortes.

Anna Cooban, Sharon Braithwaite y James Frater contribuyeron a este artículo.

The-CNN-Wire
™ & © 2022 Cable News Network, Inc., a WarnerMedia Company. All rights reserved.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up