Fuertes lluvias matan a por lo menos 91 personas en el noreste de Brasil

(CNN) — Los residentes del estado de Pernambuco, en el noreste de Brasil, se preparan para más días de fuertes lluvias después de que al menos 91 personas murieran debido a los aguaceros que provocaron inundaciones y deslizamientos de tierra, según la Defensa Civil.

Otras 26 personas siguen desaparecidas, dijo la Defensa Civil en Twitter.

El gobernador del estado, Paulo Câmara, dijo que muchas más personas podrían estar en paradero desconocido.

El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, habló con la prensa tras visitar la zona el lunes.

“Desgraciadamente, estas catástrofes ocurren”, dijo Bolsonaro durante una rueda de prensa, afirmando que ya hubo “problemas similares” en otras ciudades afectadas por fuertes inundaciones.

“Sobrevolamos la zona afectada, intentamos aterrizar, pero por recomendación de los pilotos, decidimos no hacerlo debido a la inconsistencia del suelo”, dijo Bolsonaro a los periodistas.

Desde que comenzaron las fuertes lluvias el miércoles, casi 4.000 personas han perdido sus casas, según CNN Brasil. Catorce municipios han declarado el estado de emergencia.

Inundaciones y deslizamientos en Brasil dejan al menos 14 personas muertas: la mitad son niños

Algunas de las muertes fueron causadas por deslizamientos de tierra en el área metropolitana de Recife, en el estado de Pernambuco, según la defensa civil local.

El noreste de Brasil está sufriendo volúmenes excepcionalmente altos de lluvia, dicen las autoridades. Algunas áreas registran más lluvia en las últimas 24 horas que el volumen total esperado para el mes de mayo.

Las fuerzas de defensa civil de Pernambuco han instado a los residentes que viven en áreas con alto riesgo de deslizamientos de tierra a buscar refugio en otro lugar hasta que disminuyan las precipitaciones. En la ciudad de Recife, se abrieron escuelas para albergar a familias desplazadas.

Aumentan los muertos en Brasil por deslizamientos e inundaciones en Río de Janeiro y evacúan una zona de Petrópolis

Una vista aérea de la región de Olinda, en Recife, después de las inundaciones y deslizamientos de tierra causados por las fuertes lluvias en Pernambuco, Brasil, el 29 de mayo de 2022.

Algunas partes del estado tuvieron un respiro de la lluvia el lunes cuando los chubascos se desplazaron hacia la costa, pero se prevé que Pernambuco reciba otros 30-60 mm de lluvia en los próximos dos días, mientras que algunas zonas aisladas podrían ver más de 100 mm. La región podría experimentar más de medio mes de lluvias en solo cuatro días, entre el sábado del fin de semana y el final del martes.

Las ráfagas —que pueden provocar cortes de electricidad y la caída de escombros— también podrían alcanzar los 100 km/h.

El aguacero del fin de semana provocó la cuarta gran inundación en cinco meses en Brasil, según un informe de Reuters, que puso de manifiesto la falta de planificación urbana en los barrios de bajos ingresos de gran parte del país. Las favelas —suburbios o barrios de chabolas— se levantan a menudo en laderas propensas a ceder, normalmente en las afueras de las grandes ciudades.

En diciembre, los aguaceros provocaron la ruptura de dos presas en el cercano estado de Bahía, matando a docenas de personas y sumergiendo calles enteras.

Imágenes de dron muestran las devastadoras consecuencias de las inundaciones mortales en Brasil

Câmara, el gobernador del estado, dijo en Twitter que su oficina había puesto a disposición 100 millones de reales brasileños (US$ 21 millones) para ayudar a las zonas afectadas por las lluvias.

Otros siete estados brasileños se han ofrecido a ayudar y han enviado equipos de rescate a Pernambuco, según CNN Brasil.

La crisis climática está haciendo que los fenómenos meteorológicos extremos y destructivos sean más comunes en todo el mundo. A medida que aumentan las temperaturas, se prevé que la cantidad media de lluvia en esta parte de Brasil disminuya, pero se espera que los fenómenos de lluvia extrema sean más frecuentes e intensos, según las proyecciones científicas publicadas por el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático.

Esto significa que algunas partes de Brasil experimentarán sequías más prolongadas, así como eventos de lluvia más frecuentes y extremos, lo que en conjunto las hace más vulnerables a las inundaciones.

La razón por la que se producen los corrimientos de tierra es más compleja, pero a menudo ocurren durante las fuertes lluvias en zonas que han sido excesivamente deforestadas y construidas.

Robert Shackleford y Monica Garrett de CNN Weather contribuyeron a este informe. Marcelo Medeiros y Michelle Velez reportaron desde Atlanta, Marcia Reverdosa en Sao Paulo, Mia Alberti en Beirut y Amy Woodyatt en Londres.

The-CNN-Wire
™ & © 2022 Cable News Network, Inc., a WarnerMedia Company. All rights reserved.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up