El Reino Unido lucha contra la oleada de ómicron a medida que las infecciones se duplican cada dos o tres días y se informa la primera muerte a causa de la variante

Londres (CNN) — El Reino Unido se enfrenta a una “oleada” de infecciones por la nueva variante del coronavirus ómicron, según han advertido los ministros, al tiempo que hacen sonar la alarma sobre los rápidos índices de transmisión en Londres y en todo el país.

El primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson, confirmó la primera muerte en el país de una persona con la variante este lunes.

El secretario de Sanidad Sajid Javid dijo este lunes que había 4.713 casos confirmados de ómicron en el Reino Unido, y añadió que el número actual de infecciones diarias se estima en unos 200.000.

“Mientras que ómicron representa más del 20% de los casos en Inglaterra, ya hemos visto que se eleva a más del 44% en Londres y esperamos que se convierta en la variante dominante de covid-19 en la capital en las próximas 48 horas”, dijo Javid el lunes ante el Parlamento.

Anteriormente, el lunes, dijo a Sky News: “Se está extendiendo a un ritmo fuera de serie, algo que nunca habíamos visto antes: las infecciones se están duplicando cada dos o tres días”. Añadió que era demasiado pronto para saber si los casos de la nueva variante son más leves.

Otro pequeño estudio de laboratorio sugiere que la variante ómicron elude la protección de la vacuna, incluso con un refuerzo

Vacunación de refuerzo

El Reino Unido incrementó el domingo su nivel de alerta de covid-19 y está acelerando de nuevo su despliegue de vacunas de refuerzo para responder a la nueva ola de casos.

“Esto significa que nos enfrentamos a una oleada de infecciones, estamos de nuevo en una carrera entre la vacuna y el virus”, añadió Javid, compartiendo el lenguaje utilizado por Johnson en un discurso televisado el domingo por la noche.

El domingo, el primer ministro fijó el nuevo objetivo de ofrecer a todos los adultos una tercera vacuna para finales de diciembre, un mes antes de lo previsto inicialmente. Anteriormente había reducido el intervalo entre la segunda y la tercera dosis de seis a tres meses. El gobierno del Reino Unido ha centrado su respuesta covid en torno al programa de vacunas desde el verano pasado, y se había resistido a reimponer las restricciones hasta que salió a la luz la variante ómicron.

“Me temo que ahora está claro que dos dosis de la vacuna simplemente no son suficientes para dar el nivel de protección que todos necesitamos”, dijo Johnson, citando los primeros datos que mostraban que la eficacia de un régimen de dos dosis disminuye con la nueva variante, pero que los refuerzos siguen proporcionando un buen nivel de protección.

“Nadie debería tener ninguna duda: se avecina una oleada de ómicron”, dijo Johnson. “Pero la buena noticia es que nuestros científicos confían en que con una tercera dosis, una dosis de refuerzo, todos podremos volver a elevar nuestro nivel de protección”.

Javid dijo que 10 personas habían sido ingresadas en el hospital con la nueva variante. La Agencia de Seguridad Sanitaria del Reino Unido confirmó que estaban repartidos por todo el país y que tenían entre 18 y 85 años, mientras que la mayoría había recibido dos dosis de la vacuna.

Para los especialistas, ómicron acelera la necesidad de las dosis de refuerzo

Restricciones por ómicron

Este lunes entraron en vigor nuevas directrices que piden a la gente que trabaje desde casa. El Reino Unido también reimpuso su mandato de uso de mascarilla en tiendas y transporte público, y ahora exige una prueba de vacunación o una prueba negativa a los asistentes a grandes eventos.

Javid dijo este lunes que en el futuro los británicos tendrán que haberse vacunado por tercera vez para poder obtener un “pase sanitario” válido, necesario para entrar en discotecas y grandes locales. No entró en detalles sobre cuándo será obligatorio, pero dijo que será “una vez que todos los adultos hayan tenido una oportunidad razonable de recibir su vacuna de refuerzo”.

La reciente oleada de nuevas restricciones supone un giro brusco respecto a los últimos meses, en los que Johnson se resistió a que Europa adoptara medidas de mitigación a largo plazo, como pasaportes de vacunas y mandatos de uso de mascarilla.

Sin embargo, el asediado primer ministro se ha enfrentado a una importante insubordinación por parte de sus legisladores conservadores sobre su medida de reintroducir las normas de mitigación del covid, contando con el apoyo del Partido Laborista de la oposición para convertirlas en ley.

Johnson también se ha visto envuelto en un escándalo por las informaciones que indican que Downing Street celebró una serie de fiestas para el personal el pasado invierno, cuando el resto del Reino Unido vivía bajo estrictas normas que prohibían las reuniones sociales. Se ha visto obligado a negar que haya acelerado la reintroducción de las normas de covid para distraer la atención de sus problemas políticos.

— Robert Iddiols y Vasco Cotovio de CNN contribuyeron con este reportaje.

The-CNN-Wire
™ & © 2021 Cable News Network, Inc., a WarnerMedia Company. All rights reserved.

This content was republished with permission from CNN.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up