Dos jueces nombrados por Trump rechazan que los implicados en el asalto al Capitolio estén siendo tratados injustamente

(CNN) — Dos jueces federales nombrados por Trump rechazaron los reclamos de los acusados de participar en el asalto del 6 de enero contra el Capitolio de que están siendo tratados injustamente, debido a su política conservadora, en comparación con los alborotadores de izquierda en Portland, Oregón, en el verano de 2020.

El juez Trevor McFadden se convirtió el martes en el segundo juez en dos semanas en rechazar las comparaciones, que son populares en los círculos de derecha, después de que su colega en el tribunal federal de Washington, Carl Nichols, emitiera un fallo similar la semana pasada.

ANÁLISIS | Donald Trump y la comisión selecta del Congreso que investiga la insurrección están trenzados en un enfrentamiento total

Tanto McFadden como Nichols dijeron que los argumentos de los acusados de participar en los disturbios en el Capitolio de EE.UU. no tenían suficientes pruebas para demostrar la discriminación.

En uno de los casos en torno aquel 6 de enero, el acusado David Lee Judd había pedido a McFadden que indagara en los registros del Departamento de Justicia sobre las decisiones de enjuiciamiento en Portland y Washington, alegando que estaba siendo tratado injustamente en comparación con acusados similares en la Costa Oeste. Los alborotadores del Capitolio eran en su inmensa mayoría partidarios de Trump descontentos con el resultado de las elecciones de 2020, mientras que muchos de los manifestantes de izquierda de Portland dijeron que luchaban contra la desigualdad racial y la brutalidad policial tras el asesinato de George Floyd.

En esta foto de archivo del 13 de abril de 2018, el juez de distrito estadounidense Trevor McFadden habla durante su ceremonia de investidura en el Tribunal de Distrito de Estados Unidos en Washington.

McFadden rechazó el martes la petición de Judd, explicando que los disturbios de Portland no tuvieron las mismas consecuencias graves que el intento de golpe de Estado del 6 de enero.

“Aunque tanto los alborotadores de Portland como los del 6 de enero atacaron edificios federales, los acusados de Portland atacaron principalmente por la noche, lo que significa que se ensañaron con un juzgado mayoritariamente vacío”, escribió McFadden. “En cambio, los amotinados del 6 de enero atacaron el Capitolio a plena luz del día. Y muchos entraron en él. Sus acciones pusieron en peligro a cientos de funcionarios federales en el complejo del Capitolio. Los miembros del Congreso se atrincheraron bajo las sillas, mientras que los empleados se bloquearon en las oficinas, temiendo ataques físicos de los amotinados”.

Judd es uno de nueve acusados en relación con una batalla de tres horas dentro de uno de los túneles del Capitolio. Los fiscales dicen que lanzó un petardo a la policía mientras ésta intentaba contener a la turba. Se declaró inocente.

Nichols, que evalúa el caso contra otro acusado del 6 de enero, Garrett Miller, dijo el 21 de diciembre que los disturbios en las dos ciudades tenían “diferencias obvias” y que los disturbios pusieron en peligro a cientos de funcionarios del gobierno.

“La conducta de los alborotadores de Portland, aunque evidentemente grave, no tenía como objetivo un procedimiento prescrito por la Constitución y establecido para garantizar una transición pacífica del poder”, escribió Nichols. “Tampoco los alborotadores de Portland, a diferencia de los que asaltaron el Capitolio de Estados Unidos en 2021, lograron superar las defensas exteriores de los edificios”.

Mark Meadows ya no quiere comparecer contra Trump 1:22

McFadden sí criticó al Departamento de Justicia por abandonar los casos contra los alborotadores en Oregon -decisiones que los fiscales tomaron tanto durante las administraciones de Trump como de Biden, señaló- y calificó las maniobras de “sospechosas”.

Las afiladas palabras de McFadden contra el Departamento de Justicia probablemente alimentarán las críticas de la derecha sobre el enfoque agresivo que las fuerzas del orden han adoptado hacia cientos de acusados del 6 de enero, muchos de los cuales se arrogan ahora el título de mártires políticos.

McFadden señaló que el Departamento de Justicia acabó retirando 27 acusaciones contra los alborotadores de Portland, incluidos cinco que habían sido acusados de delitos graves. “Pocas veces el Gobierno ha mostrado tan poco interés en perseguir enérgicamente a quienes atacan a los funcionarios federales”, escribió, haciéndose eco de una crítica similar que había hecho este otoño. “Especialmente en momentos de agitación política, el Departamento de Justicia debe esforzarse por lograr una justicia imparcial. Judd plantea cuestiones preocupantes sobre la adhesión del Departamento a este imperativo en Portland”.

El Departamento de Justicia también ha rechazado estas comparaciones. Los fiscales federales han señalado que muchos de los alborotadores del Capitolio alardearon de sus presuntos delitos y publicaron fotos en Internet, mientras que la mayoría de los alborotadores de Portland trataron de ocultar sus identidades llevando máscaras y pañuelos y amotinándose al amparo de la oscuridad.

The-CNN-Wire
™ & © 2021 Cable News Network, Inc., a WarnerMedia Company. All rights reserved.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up