Cómo millones de estadounidenses sin empleo pueden permitirse dejar de trabajar

Nueva York (CNN Business) — Uno de los mitos más arteros de este año era que los jóvenes no querían trabajar porque podían arreglárselas bien gracias a las prestaciones del gobierno durante la pandemia. La gente tenía demasiado dinero, decía la narrativa.

El único problema es que las cifras no lo confirman.

En cambio, la jubilación anticipada, ya sea forzada por la pandemia o posibilitada de otra manera, está desempeñando un papel importante en la evolución del mercado laboral estadounidense.

Cómo llegar a tu jubilación con US$ 1 millón o más

En los últimos dos años, la gente ha abandonado la fuerza de trabajo por innumerables razones: despidos, inseguridad de salud, necesidades de cuidado de los niños y cualquier número de problemas personales que surgieron a partir de la interrupción causada por la pandemia.

Pero entre los que se han ido y no pueden, o no quieren, volver, la gran mayoría son estadounidenses de edad avanzada que aceleraron su jubilación.

A principios de este mes, la economista jefe de ADP Nela Richardson afirmó que la fortaleza del mercado bursátil, junto con la subida de los precios de la vivienda, “ha dado opciones a algunas personas con mayores ingresos. Ya vimos que una gran parte de la fuerza de trabajo de los ‘Boomers’ se jubilaba. Y ahora están en mejor posición”.

Al evaluar la recuperación del empleo, los economistas señalaron que aunque la tasa de desempleo ha bajado, la tasa de participación de la población activa no ha mejorado al mismo ritmo. Pero Jared Bernstein, miembro del Consejo de Asesores Económicos del presidente Joe Biden, dijo que una vez que se excluyen de las métricas los trabajadores “que no están en edad de trabajar”, es decir, los mayores de 55 años, se obtiene una imagen mucho más clara de la recuperación laboral, ya que se elimina la narrativa de la jubilación.

¿Están las prestaciones por desempleo provocando escasez de trabajadores? Esto es lo que sabemos

El mes pasado, había 3,6 millones más de estadounidenses que habían dejado la fuerza laboral y dijeron que no querían un trabajo en comparación con noviembre de 2019, dice Aaron Sojourner, economista laboral y profesor de la Escuela de Administración Carlson de la Universidad de Minnesota.

Los estadounidenses de mayor edad, de 55 años en adelante, representaron el impresionante 90% de ese aumento.

“Creo que muchas de las narrativas imaginan que faltan trabajadores en edad productiva, pero en realidad se trata de personas mucho mayores”, dijo Sojourner a CNN Business.

La escasez de mano de obra y la jubilación

La tan lamentada escasez de mano de obra se ha convertido en una abreviatura de la complicada realidad de la mano de obra de la era de la pandemia.

OPINIÓN | Si continúa la escasez de trabajadores, la economía de EE.UU. no se podrá recuperar

Los estadounidenses están abandonando sus empleos en cifras récord: más de 4 millones cada mes desde julio, pero gran parte de ese abandono se está produciendo entre los jóvenes que se marchan en busca de otros trabajos o de un mejor salario. No están abandonando la fuerza de trabajo por completo.

“En parte, se trata de una escasez de calidad de empleo”, dice Sojourner. “Es un poco extraño que los empresarios no suban los salarios ni mejoren las condiciones de trabajo lo suficientemente rápido como para atraer a la gente. Dicen que quieren contratar gente, hay 11 millones de empleos vacantes, pero no están creando puestos de trabajo que la gente quiera”.

Sin duda, algunas empresas han aumentado los salarios para atraer y retener al personal. Algunas empresas también ofrecen primas de contratación para atraer a los trabajadores. Pero los economistas no están seguros de que estos incentivos hayan llegado para quedarse y mejoren las condiciones de los trabajadores a largo plazo.

“Puedo querer un televisor de 65 pulgadas por US$ 50, pero eso no significa que haya escasez de televisores, sino que no estoy dispuesto a pagar lo suficiente para que alguien me venda un televisor”, dijo Sojourner.

Casi el 70% de los 5 millones de personas que abandonaron la población activa durante la pandemia son mayores de 55 años, según los investigadores de Goldman Sachs, y muchos de ellos no tienen intención de volver.

La economía de Estados Unidos creó solo 210.000 empleos nuevos en noviembre

Las jubilaciones tienden a ser “más duraderas” que otras salidas de la población activa, escribieron los investigadores. Aun así, esperan que la mejora de la situación del virus y el aumento de la vacunación permitan a los trabajadores de más edad volver a la población activa.

En épocas normales, los jubilados suelen volver a incorporarse a la población activa. Pero la tasa de ” desjubilación” se redujo significativamente durante la pandemia, agravando la escasez de trabajadores, según la investigación de la Fed de Kansas City.

Hay algunos indicios de que las personas mayores están volviendo a la fuerza laboral a medida que aumentan las tasas de vacunación y los empleadores ofrecen salarios más altos. La tasa de desjubilación cayó a poco más del 2% al principio de la pandemia, pero en los últimos meses ha subido a cerca del 2,6%, según Nick Bunker, economista de Indeed. Esta cifra sigue siendo inferior a la tasa anterior a la pandemia, que era de alrededor del 3%.

Por otra parte, los trabajadores de más edad compiten potencialmente con candidatos más jóvenes y cualificados por los empleos, lo que podría dificultar su regreso.

The-CNN-Wire
™ & © 2021 Cable News Network, Inc., a WarnerMedia Company. All rights reserved.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up