Bali recibió solo 45 turistas en 2021 a pesar de haber reabierto sus fronteras

Hong Kong y Yakarta (CNN) —  Destinos de todo el mundo se han enfrentado a importantes reducciones de turistas en medio de la pandemia de coronavirus. Pero pocos se han visto más afectados que Bali, la isla indonesia tan querida por los viajeros de todo el mundo.

Debido a las estrictas medidas de control fronterizo y al cierre del aeropuerto, Bali pasó de recibir millones de visitantes internacionales a recibir solo 45 en 2021.

Para punto de comparación, la isla recibió 6,2 millones de llegadas internacionales en 2019 y 1,05 millones 2020.

Bali solía ser un destino favorito para los turistas internacionales.

“Es el número más bajo de visitas de turistas extranjeros que hemos registrado nunca”, dijo a CNN Nyoman Gede Gunadika, jefe de sección de turismo de la provincia de Bali.

La cifra de dos dígitos corresponde al periodo comprendido entre enero y octubre de 2021 y fue confirmada por la Oficina Central de Estadísticas de Bali.

Como el Aeropuerto Internacional Ngurah Rai de la isla, en Denpasar, ha estado cerrado a los vuelos internacionales casi todo el año, esos turistas han llegado casi todos a través de yates privados. Aunque el aeropuerto volvió a abrirse oficialmente a los vuelos internacionales el 14 de octubre, hasta ahora solo ha habido vuelos nacionales que entran y salen del aeropuerto, principalmente desde Yakarta, la capital de Indonesia.

Cómo cambia la variante ómicron los viajes esta temporada festiva

Para venir a Bali, los turistas extranjeros tienen que cumplir unos estrictos requisitos de entrada relacionados con el covid-19. Deben obtener un visado de negocios con un costo de US$ 300 (de momento no hay visados de turista), someterse a múltiples pruebas de PCR y contratar un seguro médico especial. Además, los costos de los pasajes de avión son más elevados de lo habitual, debido a la falta de vuelos directos.

Una visitante esperanzada es Justyna Wrucha, ciudadana británica que planea un viaje a Bali con su marido. Será su primera visita a la isla que, según ella, lleva mucho tiempo en su lista de deseos.

“Creemos que el gobierno de Indonesia y Bali es extremadamente duro al imponer una cuarentena de 10 días a personas totalmente vacunadas”, dice Wrucha a CNN.

Las políticas vinculadas al covid-19 para los visitantes extranjeros de Bali las determina el gobierno central de Yakarta, no las autoridades locales de la isla.

¿Viajas con niños pequeños? Prueba estos consejos 2:32

En un principio, las cuarentenas eran más cortas, pero se han incrementado recientemente por el temor a la nueva variante ómicron.

Wrucha y su marido llegarán a Yakarta el 26 de diciembre, harán la cuarentena allí durante 10 días y luego volarán a Bali, salvo cambios o problemas de última hora. Dice que han confiado en las redes sociales, principalmente en Instagram, para estar al día en lugar de en los canales oficiales del gobierno.

ANÁLISIS | A prepararse para una oleada de delta y ómicron

“Antes del covid, la gente de Europa y el Reino Unido adoraba Bali”, añade.

Ray Suryawijaya, director de la Asociación de Hoteles y Restaurantes de Indonesia del distrito de Badung, en Bali, coincide con Wrucha.

“Con todas esas barreras, es difícil que esperemos que los turistas extranjeros vengan a Bali”, afirma.

Sin embargo, hay un pequeño rayo de esperanza con el regreso gradual del turismo nacional. Ray informa que la tasa de ocupación de los hoteles de Bali ronda ahora el 35%.

“Los fines de semana, unos 13.000 turistas nacionales visitan Bali”, añade.

Aunque ese pequeño número de visitantes es una nota alentadora para terminar el año, especialmente para los muchos balineses que dependen del turismo para mantener a sus familias, no será suficiente para rescatar la temporada 2021.

The-CNN-Wire
™ & © 2021 Cable News Network, Inc., a WarnerMedia Company. All rights reserved.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up