¿Qué hay detrás del nuevo aumento de casos de covid-19 en República Dominicana?

Santo Domingo, República Dominicana (CNN) — Hace solo un par de semanas, Francis de la Nuez y su esposa estaban eufóricos por el nacimiento de su niña. Pero el covid-19 puso un trágico final a sus esperanzas, truncando un embarazo de 34 semanas.

A las puertas del Hospital Regional Dr. Marcelino Vélez Santana de Santo Domingo, la capital de la República Dominicana, de la Nuez dijo a CNN que todavía está en estado de shock.

“Mi mujer contrajo covid-19 hace 10 días. Tenía mucha fiebre. También tuvo dolores musculares muy fuertes que le provocaron contracciones. Nuestra niña murió. Cuando fuimos a hacernos una ecografía, ya era demasiado tarde”, explica.

Su mujer sigue recuperándose en la unidad de cuidados intensivos del hospital. La familia de la Nuez es una de las muchas que están lidiando con otra ola de infecciones en esta nación caribeña de casi 11 millones de habitantes. La semana pasada, en el mismo hospital, 17 de las 18 camas de la UCI estaban ocupadas y solo quedaba un ventilador.

G20: líderes piden equidad en las vacunas y acciones por el clima 3:14

Hasta hace poco, la República Dominicana parecía dirigirse hacia la normalidad. En septiembre se registró un número récord de turistas que visitaron la nación caribeña, y más de 2 millones de estudiantes del sistema educativo público volvieron a las clases presenciales por primera vez en más de un año. El 11 de octubre se levantó el estado de emergencia en todo el país.

¿Pero fue demasiado pronto?

Justo cuando los estudiantes volvieron a las aulas, los casos de covid-19 empezaron a aumentar, según los datos publicados por la Universidad Johns Hopkins (JHU).

Menos de dos semanas después, Carissa Etienne, directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), anunció que, si bien la tendencia del covid-19 en la mayor parte de América Latina y el Caribe era a la baja, los nuevos casos habían aumentado más del 40% en la República Dominicana.

Covid-19 en República Dominicana: nuevas variantes, reapertura de escuelas y tasas de vacunación

El Dr. Jorge Marte, director del Centro de Diagnóstico, Medicina Avanzada y Telemedicina (Cedimat), uno de los principales hospitales de Santo Domingo, señala la propagación de nuevas variantes y la reapertura de las escuelas como factores significativos del aumento de casos en el país.

El Ministerio de Salud Pública del país se apresuró a controlar la nueva propagación, anunciando el 8 de octubre nuevas medidas de precaución que exigen que los mayores de 13 años muestren una tarjeta de vacunación o una prueba de PCR negativa para acceder a lugares públicos, como escuelas y lugares de trabajo. También se exigirá una prueba de vacunación para entrar en restaurantes, gimnasios y transportes públicos.

Pero estas medidas solo podrían llegar hasta cierto punto, según Marte, quien afirma que, a pesar de la introducción de vacunas de refuerzo, la campaña de vacunación general del país ha sido insuficiente.

Menos del 50% del total de la población dominicana ha sido completamente vacunada, según la JHU. El gobierno se había propuesto vacunar al 70% de la población elegible del país con al menos dos dosis.

“Todavía no hemos vacunado a la población que nos propusimos”, dice Marte, que también es asesor presidencial en materia de salud.

El ministro de Salud de República Dominicana, Daniel Rivera, ha descrito el resurgimiento del virus como una crisis de los no vacunados, que están agotando los recursos sanitarios y ocupando las camas de la UCI.

“De las últimas 31 personas fallecidas, 29 de ellas no estaban vacunadas. Y la única persona que estaba vacunada y murió fue un paciente de 68 años”, dijo Rivera durante una rueda de prensa la semana pasada.

La doctora Indira Jiménez, encargada de la unidad de covid-19 en el Hospital Francisco Moscoso Cuello, dijo a CNN que el 90% de los pacientes infectados que llegan a su hospital no estaban vacunados o solo habían recibido una vacuna.

CDC: Vacuna protege más que inmunidad tras contagio 1:43

“Ha habido un aumento muy notable en el número de pacientes infectados. Los que están ingresados en la unidad de cuidados intensivos nos llegan ya en estado crítico”, dijo Jiménez. El viernes, no había ningún ventilador disponible en su hospital.

Sin embargo, las tasas de mortalidad siguen siendo mucho más bajas que en los primeros días de la pandemia. Dieciocho personas murieron de covid-19 la semana pasada, en comparación con las 165 muertes de la primera semana de febrero, el pico de muertes por covid-19 en la República Dominicana hasta ahora.

Recientemente, Marte dice que también ha observado un nuevo factor en las hospitalizaciones por covid-19.

Afirma que Sinovac, una de las vacunas en las que la República Dominicana confiaba mucho, no ha dado los resultados que las autoridades sanitarias esperaban, aunque todavía están pendientes los estudios concluyentes. El país ha introducido vacunas de refuerzo para aumentar la protección, pero aún no se han generalizado, con solo 1,2 millones de receptores hasta ahora.

De hecho, la República Dominicana fue el primer país de América Latina en aprobar las vacunas de refuerzo, empezando por sus trabajadores sanitarios en julio. Sin embargo, no fue el único país de la región que comenzó a complementar su campaña de Sinovac.

Tras otra devastadora oleada de infecciones, el presidente de Chile, Sebastián Piñera, anunció a principios de agosto que quienes habían recibido dos dosis de la vacuna Sinovac podían recibir una vacuna de refuerzo de AstraZeneca o Pfizer, empezando por los ancianos. Y el Ministerio de Salud de Uruguay tomó una decisión similar, optando por dar vacunas de refuerzo de Pfizer a los residentes que habían recibido dos dosis de la vacuna de fabricación china.

República Dominicana reporta un aumento de 40% de nuevos casos de covid-19 en una semana

“Lo que puedo decir con datos muy objetivos es que hay una enorme diferencia entre los que han recibido dos dosis de Sinovac frente a los que han añadido una vacuna de refuerzo de Pfizer a esas dos vacunas de Sinovac”, dijo Marte.

“En todo el país no hay un solo individuo que haya recibido una vacuna de refuerzo de Pfizer y haya acabado hospitalizado”.

Marte también dijo que de los 17.000 pacientes de covid-19 atendidos en su hospital, solo cinco contrajeron el virus después de recibir la vacuna de refuerzo de Pfizer. Uno de ellos era un paciente de 86 años y otro de 78 que padecía diabetes y cáncer. Ninguno de los cinco tuvo que ser ingresado, dijo.

Jessica Hasbun en Santo Domingo, Rafael Romo en Ciudad de México y Valentina DiDonato en Atlanta colaboraron con este informe.

The-CNN-Wire
™ & © 2021 Cable News Network, Inc., a WarnerMedia Company. All rights reserved.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up