Legisladores demócratas en el Senado de Estados Unidos llegan a un acuerdo sobre los precios de los medicamentos con receta

(CNN) — Presionado por descartar los planes para abordar los precios de los medicamentos recetados en el paquete de gastos promovido por los demócratas, el líder de la mayoría del Senado, Chuck Schumer, anunció este martes que se ha llegado a un acuerdo para reducir los costos de los medicamentos.

El acuerdo permitiría a Medicare negociar los precios de ciertos medicamentos costosos administrados en los consultorios médicos o comprados en la farmacia, según un documento distribuido por la oficina de Schumer. Los medicamentos no serían elegibles hasta que estuvieran fuera de sus períodos de exclusividad iniciales, de nueve años para muchos casos y 12 años para otros.

8 conclusiones de las elecciones de 2021 en Estados Unidos

Medicare negociaría los precios de hasta 10 medicamentos, a partir de 2023, y estos precios entrarían en vigor en 2025. El número aumentaría hasta 20 medicamentos a partir de 2028. Se trata de una propuesta mucho más limitada que la que han respaldado los líderes demócratas en la Cámara de Representantes.

El acuerdo del Senado también impondría una penalización fiscal si las compañías farmacéuticas aumentan sus precios más rápido que la inflación, según la Casa Blanca. La mitad de los medicamentos comprados en las farmacias superan ese umbral, según un informe de la Kaiser Family Foundation.

El líder de la mayoría del Senado, el demócrata Chuck Schumer, el 26 de octubre de 2021 en Washington. (Crédito: Samuel Corum/Getty Images)

Disposiciones principales

Además, rediseñaría los planes de medicamentos de la Parte D de Medicare para que los ancianos y las personas con discapacidad no paguen más de US$ 2.000 por los medicamentos comprados en la farmacia.

El acuerdo también limitaría lo que los estadounidenses pagan por la insulina a US$ 35 al mes, según el senador demócrata Ron Wyden, de Oregón, que ha trabajado en la legislación sobre el precio de los medicamentos durante años.

“Arreglar el precio de los medicamentos recetados ha sido sistemáticamente un tema principal para los estadounidenses año tras año, incluyendo la gran mayoría de los demócratas y republicanos que quieren ver un cambio porque simplemente no pueden pagar sus medicamentos”, dijo Schumer, señalando que el proyecto de ley de reconciliación de US$ 1,75 billones podría llegar al pleno del Senado la semana del 15 de noviembre si la Cámara lo aprueba esta semana.

La senadora demócrata moderada Kyrsten Sinema, de Arizona, que ayudó a frenar el plan original del partido para permitir a Medicare negociar los precios de ciertos medicamentos, afirmó su apoyo al nuevo acuerdo.

¿Qué pasará en la elección de Virginia? 1:43

“La senadora acoge con satisfacción un nuevo acuerdo sobre un histórico y transformador plan de negociación de medicamentos de Medicare que reducirá los costos de bolsillo para las personas mayores – asegurando que los precios de los medicamentos no pueden aumentar más rápido que la inflación – ahorrar dólares de los contribuyentes, y proteger la innovación para asegurar que los arizonenses y los estadounidenses sigan teniendo acceso a medicamentos que salvan vidas, y nuevas curas y terapias”, dijo la oficina de Sinema en un comunicado.

Reacción de las farmacéuticas

A pesar de los parámetros más estrechos del acuerdo, el principal grupo de presión de la industria farmacéutica dijo que “pondría en peligro el mismo ecosistema innovador que nos trajo vacunas y terapias que salvan vidas para combatir el covid-19”.

“Bajo la apariencia de una ‘negociación’, otorga al gobierno el poder de dictar cuánto vale un medicamento y deja a muchos pacientes ante un futuro con menos acceso a los medicamentos y menos tratamientos nuevos”, dijo Stephen J. Ubl, director general de PhRMA.

El acuerdo no es tan amplio como la medida inicial apoyada por muchos, aunque no todos, los demócratas de la Cámara de Representantes.

“Aunque no es tan amplio como habíamos propuesto originalmente, tengo la esperanza de que el nuevo reembolso por inflación y el tope de gastos de bolsillo para los ancianos funcionen en conjunto con la autoridad de negociación de Medicare para reducir significativamente los costes de los medicamentos recetados para los estadounidenses”, dijo el presidente del Comité de Energía y Comercio, Frank Pallone, Jr, demócrata de Nueva Jersey.

Acuerdo entre demócratas

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, que ha presionado para permitir que Medicare negocie, dijo que estaba “satisfecha”.

Senador Manchin se niega a apoyar proyectos de ley del presidente Biden 3:54

El acuerdo probablemente producirá un ahorro menor que la propuesta de la Cámara, que según los legisladores podría compensar hasta US$ 700.000 millones en gastos.

“Pero sienta un precedente significativo para un papel federal en los precios de los medicamentos”, tuiteó Larry Levitt, vicepresidente ejecutivo de política sanitaria de Kaiser.

La propuesta inicial exigía que el secretario de Salud y Servicios Humanos negociara los precios máximos justos de al menos 50 y hasta 250 medicamentos de alto coste que carecen de competencia, incluida la insulina. El precio habría estado disponible para los beneficiarios de Medicare y para las personas inscritas en planes de salud grupales.

La Cámara de Representantes aprobó un proyecto de ley similar en 2019, pero no llegó a ninguna parte en el Senado, que estaba controlado por los republicanos en ese momento. Habría reducido el gasto en US$ 456.000 millones, según una estimación de la Oficina de Presupuesto del Congreso.

Legisladores disidentes

Aunque los demócratas lideran ahora ambas cámaras, no todos los miembros han estado de acuerdo con lo que sería un cambio histórico para Medicare.

Las señales de problemas eran evidentes cuando la Cámara de Representantes estaba elaborando el enorme proyecto de ley de reconciliación presupuestaria en septiembre. Un pequeño grupo de demócratas votó en contra de las disposiciones clave sobre el precio de los medicamentos en dos comisiones distintas. La propuesta se aprobó finalmente en el Comité de Medios y Arbitrios, pero la dirección sólo puede permitirse perder tres votos demócratas para que los proyectos de ley se aprueben en el pleno de la Cámara de Representantes.

Demócratas continúan negociación de plan de infraestructura 5:36

La reacción al anuncio del acuerdo fue variada entre los grupos de defensa de los pacientes, ya que algunos lo calificaron de gran avance y otros sólo de paso adelante.

“Impedir que los precios suban más rápido que la inflación y añadir un tope duro de desembolso a la Parte D supondrá un verdadero alivio para las personas mayores con los costes de medicamentos más elevados”, dijo la directora general de AARP, Jo Ann Jenkins, sobre el límite de gasto en la farmacia.
Pero Robert Weissman, presidente de Public Citizen, dijo que el nuevo acuerdo no faculta plenamente a Medicare para negociar los precios.

“Este acuerdo se queda corto respecto a lo que los estadounidenses quieren y merecen para poner fin a los precios abusivos de las grandes farmacéuticas, pero, no obstante, es un paso positivo”, dijo Weissman, basándose en los términos informados anteriormente el martes.

Con información de Morgan Rimmer y Manu Raju.

The-CNN-Wire
™ & © 2021 Cable News Network, Inc., a WarnerMedia Company. All rights reserved.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up