El G20 acuerda objetivos climáticos clave en torno a los límites del calentamiento global y la financiación del carbón, pero carece de compromisos firmes

(CNN) — La cumbre de líderes del Grupo de los 20 finalizó el domingo con un acuerdo sobre el clima que compromete a sus países miembros a poner fin al financiamiento del carbón para fin de año y apuntar a contener el calentamiento global a 1,5 grados centígrados por encima de los niveles preindustriales.

Pero el comunicado final carecía de promesas firmes y no puso una fecha límite para el uso real del carbón. No asumió ningún compromiso para mejorar en temas como el financiamiento climático, allanando el camino para negociaciones difíciles en la cumbre COP26 en Glasgow, que comienza en serio el lunes.

En la declaración final, las 20 economías más grandes del mundo dijeron que van a “acelerar nuestras acciones” para lograr emisiones netas cero a mediados de siglo o alrededor de esa fecha. Los líderes reconocieron oficialmente por primera vez que los planes de reducción de emisiones de sus miembros, conocidos como Contribuciones Determinadas a Nivel Nacional (NDC, por sus siglas en inglés), debían fortalecerse durante esta década para encaminarlos hacia cero neto para 2050.

Las conversaciones sobre el clima de la COP26 tienen un comienzo ominoso después de la débil reunión de los líderes del G20

Dijeron que reconocieron que “los miembros del G20 pueden contribuir significativamente a la reducción de las emisiones globales de gases de efecto invernadero” y se comprometieron “a tomar nuevas medidas en esta década” para mejorar “cuando sea necesario” sus promesas de reducción de emisiones para el año 2030.

Las contribuciones actuales de algunos países no las incluyen en camino de lograr sus metas de cero neto para mediados de siglo, han demostrado varios análisis. Los científicos dicen que el mundo debe reducir a la mitad las emisiones durante esta década para tener alguna posibilidad de llegar a cero neto para 2050 y contener el calentamiento global a alrededor de 1,5 grados Celsius.

“Reconocemos que los impactos del cambio climático a 1,5 °C son mucho menores que a 2 °C”, afirma el comunicado. “Mantener 1,5 ° C al alcance requerirá acciones significativas y efectivas y el compromiso de todos los países, teniendo en cuenta diferentes enfoques, a través del desarrollo de caminos nacionales claros que alineen la ambición a largo plazo con los objetivos a corto y mediano plazo, y con cooperación y apoyo, incluidas las finanzas y la tecnología, el consumo y la producción sostenibles y responsables como facilitadores críticos, en el contexto del desarrollo sostenible.

El acuerdo del G20 reafirmó el compromiso de las naciones ricas de transferir US$ 100.000 millones al año en financiamiento climático al Sur Global, un acuerdo existente que no se ha cumplido. Un informe reciente de la presidencia de la COP26 mostró que el mundo no alcanzaría esta meta hasta el 2023. También acordará la movilización de dinero de instituciones financieras, especialmente bancos de desarrollo, para llenar el vacío y financiar una recuperación verde global.

Mohamed Adow, director del grupo de expertos sobre energía climática Power Shift Afr ica, dijo que el mensaje del G20 era “débil”.

“Esta débil declaración del G20 es lo que sucede cuando los países en desarrollo que están soportando toda la fuerza de la crisis climática son excluidos de la sala. Las economías más grandes del mundo no lograron poner el cambio climático en la cima de la agenda antes de la COP26 en Glasgow”, dijo Adow.

China, Rusia y Australia entre los opositores a la eliminación del carbón

También incluyó un reconocimiento por primera vez de la “importante contribución” de las emisiones de metano al cambio climático y la necesidad de su reducción. Estados Unidos y la UE están liderando el Compromiso Global de Metano, al que se han adherido más de 60 países, acordando reducir las emisiones de metano en un 30% durante esta década.

“Reconocemos que las emisiones de metano representan una contribución significativa al cambio climático y reconocemos, según las circunstancias nacionales, que su reducción puede ser una de las formas más rápidas, factibles y rentables de limitar el cambio climático y sus impactos”, decía el comunicado.

Las emisiones de metano provienen principalmente de la infraestructura de combustibles fósiles con fugas, así como del ganado. Australia ha dicho que no firmará el compromiso. Otros emisores importantes de metano, incluida Indonesia, se han adherido.

Este suplemento puede reducir el metano de los gases de las vacas y generar ingresos para los ganaderos

Varios productores o consumidores importantes de carbón mostraron resistencia al lenguaje climático en el comunicado del borrador del G20 sobre la descarbonización, especialmente en torno al uso del carbón, dijo a CNN Bas Eickhout, miembro del parlamento de la Unión Europea, cercano a las conversaciones.

Japón encabezó un grupo de países en la reunión del G7 en junio para suavizar el lenguaje en torno a la descarbonización de los sistemas de energía, y el país, junto con China, India, Australia y Rusia, quiere asegurar que el lenguaje del comunicado actual del G20 no incluye compromisos firmes, dijo Eickhout, quien es miembro de la delegación del Parlamento de la UE en las próximas conversaciones de la COP26.

Eickhout dijo que Japón estaba insistiendo en que el comunicado dice que los sistemas de energía deberían descarbonizarse “abrumadoramente” para la década de 2030, en lugar de convertirlo en un compromiso claro. Eso cuenta con el respaldo de China e India, los mayores consumidores de carbón del mundo; Australia, el mayor exportador de carbón del mundo por valor; así como Rusia, otro importante exportador y consumidor.

Rusia se resistía a poner una fecha final a la financiación de proyectos de carbón en el extranjero, un compromiso que el presidente de China, Xi Jinping, asumió en septiembre en la Asamblea General de las Naciones Unidas, dijo Eickhout, pero agregó que Rusia estaba mostrando cierto margen de compromiso. En la conferencia de prensa del G20 en Roma, el primer ministro de Australia, Scott Morrison, dijo que había “un grupo bastante grande de naciones que tienen preocupaciones similares sobre esto” cuando se le preguntó sobre un lenguaje específico relacionado con el carbón.

“Bueno, esos asuntos se han resuelto, a través de los sherpas, y a través del comunicado”, dijo.

“Así que veremos qué aterriza en los próximos días”.

Estados Unidos y China son los mayores emisores de gases de efecto invernadero del mundo. Pero, ¿quién es peor?

La resistencia de Australia fue particularmente notada por Jennifer Morgan, directora ejecutiva de Greenpeace International.

“Si el G20 fue un ensayo general para la COP26, entonces los líderes mundiales difuminaron sus líneas”, dijo Morgan en un comunicado. “Su comunicado fue débil, carente de ambición y visión, y simplemente no cumplió con las expectativas del momento. Ahora se trasladan a Glasgow, donde todavía existe la posibilidad de aprovechar una oportunidad histórica, pero países como Australia y Arabia Saudita deben ser marginados, mientras que los países ricos deben comprender finalmente que la clave para desbloquear la COP26 es la confianza”.

CNN se ha comunicado con funcionarios de China, Japón, Australia y Rusia para obtener comentarios.

The-CNN-Wire
™ & © 2021 Cable News Network, Inc., a WarnerMedia Company. All rights reserved.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up