Buenas noticias para Joe Biden: Estados Unidos está volviendo al trabajo

Nueva York (CNN Business) — La recuperación del mercado laboral de Estados Unidos se topó con un obstáculo a fines del verano y principios del otoño. En los últimos meses, el recuento de puestos de trabajo agregados a la economía ha sido decepcionantemente bajo.

Pero los economistas tienen grandes esperanzas de que la racha de malas noticias termine con el informe de empleo de octubre, que se publicará este viernes por la mañana. Esa podría ser una buena noticia para el presidente Joe Biden después de que los votantes enviaran un fuerte mensaje esta semana sobre su decepción en la economía de Estados Unidos.

Los analistas encuestados por Refinitiv estiman que se agregaron unos 450.000 puestos de trabajo a la economía el mes pasado, más que en septiembre y agosto. Las cifras de empleo en esos meses estuvieron muy por debajo de las previsiones, preocupando a los economistas por el estado de la recuperación. Pero las infecciones de la variante delta, que fueron en gran parte culpables de la lentitud en las contrataciones, están desapareciendo, lo que da a los economistas la esperanza de que el mercado laboral pueda recuperarse rápidamente nuevamente.

“La relajación de la ola de delta reducirá las interrupciones en las escuelas y alentará a las empresas a reanudar la contratación”, dijo el economista senior de Glassdoor, Daniel Zhao. “Sin embargo, la última ola no ha retrocedido por completo, por lo que es probable que las ganancias sigan siendo moderadas en comparación con el fuerte crecimiento del empleo del verano”.

¿Por qué hay escasez de camioneros en EE.UU.?

Durante esa racha del verano, la economía de EE. UU. agregó 2,7 millones de empleos entre mayo y julio.

El miércoles, el Informe de empleo de ADP, que cuenta las nóminas privadas en Estados Unidos, mostró unos saludables 571.000 puestos de trabajo agregados en octubre. El mes pasado, el informe de ADP superó el recuento de empleos del gobierno, principalmente porque se perdieron empleos gubernamentales.

El optimismo de que octubre finalmente hará que el crecimiento del empleo del país vuelva a encarrilarse viene con una serie de expectativas para el informe del viernes. Los economistas del banco japonés Nomura predicen que se agregaron hasta 650.000 puestos de trabajo el mes pasado, mientras que Goldman Sachs espera 525.000.

Dicho esto, no importa cuán bueno resulte el informe del viernes, no resolverá la escasez de trabajadores en Estados Unidos.

Persistirá la escasez de trabajadores

A medida que la economía se reabrió completamente durante el verano y la demanda de los consumidores se disparó, las empresas intensificaron sus esfuerzos de contratación. Eso creó un mercado laboral en el que los trabajadores pueden elegir sus trabajos, lo que hace que las empresas trabajen más para atraer y retener al personal.

En agosto, un récord de 4,3 millones de trabajadores renunciaron a sus trabajos, por ejemplo, prueba de la influencia que tienen los empleados en la economía pandémica. El número de puestos de trabajo abiertos en ese mes se situó en 10,4 millones, por debajo del máximo histórico de 11,1 millones alcanzado en julio.

Crece el pesimismo de los estadounidenses sobre la economía a medida que persiste la inflación

La reapertura de las escuelas, junto con la expiración de los beneficios de desempleo mejorados durante la era de la pandemia a principios de septiembre, puede haber empujado a algunos estadounidenses a volver a la fuerza laboral desde el verano, “pero no lo suficiente para satisfacer la alta demanda laboral”, dijo Zhao.

“Es probable que los empleadores sigan aumentando los salarios en los sectores afectados por la escasez, aunque a un ritmo más lento que durante el verano”, agregó.

Aunque estas condiciones parecen bastante prometedoras para los trabajadores, casi dos tercios de los estadounidenses ven la economía como pobre, según una encuesta del Centro de Investigación de Asuntos Públicos de Associated Press-NORC. Solo el 35% de los encuestados dijo que la economía estaba en buena forma.

La culpable del mal humor es la alta inflación, así como los cuellos de botella de la cadena de suministro que han paralizado la logística global este año.

Mientras tanto, el índice Back-to-Normal creado por CNN Business y Moody’s Analytics está en 94% y los consumidores estadounidenses todavía están gastando en grande, buenas noticias para la economía al entrar en la importante temporada de compras navideñas.

The-CNN-Wire
™ & © 2021 Cable News Network, Inc., a WarnerMedia Company. All rights reserved.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up