ANÁLISIS | La fiebre por Donald Trump puede estar desapareciendo

(CNN) — En las elecciones de este martes, los candidatos republicanos han aumentado en los estados azules (demócratas), las ciudades han rechazado una importante reforma policial y los votantes de los suburbios han mostrado su independencia. ¿Las principales conclusiones? Este es un país más moderado y centrista de lo que dejan entrever los activistas de la derecha y de la izquierda, y la fiebre de Donald Trump puede estar desapareciendo.

El sistema está funcionando. Hay algo de lo que todo el mundo puede alegrarse: los resultados de las elecciones, en su mayor parte, no están siendo cuestionados. Eso puede tener mucho que ver con que a los republicanos les haya ido bien. Pero los resultados deberían demostrarles que el mito del fraude electoral de Donald Trump es en realidad eso, un mito.

A partir de ahí, las cosas se vuelven más situadas. Esto es lo que republicanos y demócratas deberían sacar de los resultados.

Dejar atrás a Trump. Tal vez los republicanos no necesitaban cambiar las leyes de voto, como han estado haciendo en estados clave, intentando bajar la participación demócrata. Tal vez solo necesitaban dejar de lado a Donald Trump, como hizo el republicano Glenn Youngkin en su camino para ganar la carrera a gobernador en Virginia, derrotando al demócrata Terry McAuliffe.

No fue un aspirante a hombre fuerte lanzando bombas el que se ganó a los votantes en el estado azul. Fue un tipo rico y sonriente con un chaleco con cremallera que atenuó (pero no abandonó) las cuestiones raciales que atraían a los partidarios de Donald Trump y aprovechó las nociones de la llamada “elección de los padres” que atraían a los suburbios. Su otro gran tema era acabar con un impuesto sobre los comestibles. Estos son, literalmente, asuntos de la mesa de la cocina.

El republicano moderado que se presenta como candidato a gobernador en Nueva Jersey, Jack Ciattarelli, logró una oscilación más sorprendente frente al demócrata progresista Phil Murphy, que solo aventaja por poco a medida que van llegando los votos. Ciattarelli rechazó las teorías de conspiración electoral de Trump y animó a los republicanos a votar.

Biden regresa a Washington a una pesadilla política

Comparen estos resultados con las elecciones de destitución de California en septiembre, cuando los republicanos se agruparon en torno a un candidato incendiario, Larry Elder, locutor de radio. Perdieron estrepitosamente, dando la victoria al gobernador demócrata Gavin Newsom.

Las primarias son un problema. Los republicanos de Virginia consiguieron a Youngkin en lugar de a un político más afín a Trump, dando un rodeo a sus propios votantes. Tomaron el poder de la base del GOP y seleccionaron a Youngkin con un proceso no tradicional de delegados que iban a lugares de autocine en mayo.

En Búfalo, el alcalde Byron Brown, que lleva cuatro mandatos, perdió las primarias a principios de este año frente a la socialista demócrata India Walton, por lo que montó una campaña por escrito, el equivalente en política al Triple Lindy. Mantendrá su puesto.

La gente que vota puede elegir. Las democracias no reflejan la voluntad del pueblo; reflejan la voluntad de la gente que vota. Es un conjunto diferente de personas el que se presenta en unas elecciones fuera de año como éstas que en unas elecciones generales, cuando la Casa Blanca y el Congreso están en juego. Es un subgrupo aún más pequeño el que participa en las primarias de fuera de año.

Los votantes de base de la derecha y de la izquierda son el tipo de votantes que se presentan a las primarias, y también suelen ser los que tienen las opiniones más extremas, lo que lleva a los políticos estadounidenses a los rincones partidistas.

Los políticos tienen que escuchar lo que la gente quiere

“Suena anticuado, pero sales, hablas con la gente y construyes una plataforma basada en lo que tienen que decir”, dijo el estratega republicano y comentarista de la CNN Scott Jennings, que no es fan de Trump. Señaló el martes que en los últimos años el GOP no ha tenido una plataforma.

“La plataforma era cualquier cosa que Donald Trump se despertara ese día y pensara”, dijo.

Demócratas continúan negociación de plan de infraestructura 5:36

La campaña de Youngkin, sin embargo, se construyó en torno a temas que le importan a la gente, dijo Jennings. Ese es el camino hacia la victoria. “Esta campaña tenía una plataforma y escuelas, y el crimen y la calidad de vida eran el núcleo de esa plataforma”.

Youngkin tomó la teoría crítica de la raza, algo que no se enseña actualmente en las escuelas de Virginia, y la convirtió en un potente tema de campaña al hacer sentir a los votantes que las escuelas, muchas de las cuales cerraron físicamente durante la pandemia, no estaban haciendo su trabajo. No importa que probablemente no tenga el poder de hacer mucho al respecto como gobernador.

El eslogan “desfinanciar a la policía” no ha envejecido bien

Tal vez los demócratas deban reflexionar largo y tendido sobre cómo presentar los esfuerzos para rehacer la policía estadounidense, especialmente en los suburbios.

Teniendo en cuenta el dolor y el sufrimiento descubiertos el año pasado, es evidente que se necesita una reforma policial. Pero encontrar la respuesta no será fácil.

El republicano Youngkin gana la carrera para gobernador de Virginia, según proyecciones de CNN

Incluso en Minneapolis, donde la muerte de George Floyd a manos de la policía desencadenó un movimiento nacional de protesta, los votantes rechazaron un plan para acabar con el departamento de policía de la ciudad.

Jacob Frey, el alcalde señalado por su negativa a cambiar radicalmente la actuación policial, logró la reelección, según los resultados no oficiales.

Eric Adams, el nuevo alcalde de Nueva York, no será un liberal radical; es un expolicía que impulsa la ley y el orden junto a la necesidad de rendir cuentas.

Biden en COP26: Crisis climática amenaza “la existencia humana” 1:22

Es posible que los demócratas tengan que pasar de Trump aunque busquen responsabilidades por su intento de golpe de Estado en el Congreso.

Los votantes lo han superado, claramente, ya que McAuliffe construyó su campaña en torno a pintar a Youngkin como un mini-Trump en lugar de en cuestiones como mantener las escuelas de Virginia abiertas.

Los demócratas ahora girarán

Se puede percibir que los demócratas están enloqueciendo. Sus miembros moderados, ya preocupados por la ventaja histórica del GOP en las elecciones intermedias del próximo año, estarán aún más nerviosos por el proyecto de ley de gasto social masivo que está impulsando el presidente Joe Biden en el Capitolio.

A la inversa, si no aprueban una versión de la misma, habrán desperdiciado gran parte de los que probablemente sean sus únicos años aferrados al poder total en Washington.

Ellos también podrían seguir el consejo de Jennings y hablar con los votantes sobre lo que quieren en lugar de seguir hablando de Trump.

The-CNN-Wire
™ & © 2021 Cable News Network, Inc., a WarnerMedia Company. All rights reserved.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up