Nueva Jersey y Nueva York decretan el estado de emergencia meteorológica

(CNN) — Los gobernadores de Nueva Jersey y Nueva York decretaron el estado de emergencia ante la previsión de un nor’easter esta semana.

En Nueva York, la gobernadora Kathy Hochul declaró la emergencia para más de 20 condados.

“Estoy declarando el estado de emergencia para asegurar que podemos proporcionar los recursos necesarios para responder a esta tormenta y proteger las vidas y la propiedad en las regiones donde la previsión es de lluvias significativas”, dijo Hochul en un comunicado de prensa.

“Estoy animando a los neoyorquinos a prepararse ahora para las inclemencias del tiempo que se esperan en los próximos días e instando a los viajeros a tomar precauciones ante las fuertes lluvias que se esperan mañana por la mañana”, agregó.

Hochul ordenó a varias agencias estatales a primera hora del lunes que prepararan los medios para su despliegue en las regiones afectadas.

El estado de emergencia de Nueva Jersey comenzó a las 8 de la tarde de este lunes, dijo el gobernador Phil Murphy.

“Las condiciones meteorológicas severas afectarán al estado a partir de esta noche y durante los próximos días”, dijo.

El Servicio Meteorológico Nacional ha emitido varias alertas de inundaciones repentinas en el noreste a partir de este lunes por la noche y hasta este martes por la tarde que afectan a casi 30 millones de personas.

Una “triple amenaza” de eventos meteorológicos se desarrollará esta semana en todo Estados Unidos

Es probable que se desarrollen líneas de formación de tormentas eléctricas que produzcan lluvias totales de 50 a 127 milímetros de lluvia, con posibles cantidades mayores. Las tasas de precipitación superarán los 25 milímetros por hora en algunos momentos.

Estas precipitaciones provocarán inundaciones repentinas de arroyos, riachuelos, zonas urbanas y áreas de mal drenaje donde la lluvia sea más intensa.

¿Qué es un nor’easter?

Una nor’easter es una tormenta en la costa este con vientos que suelen venir del noreste, según el Servicio Meteorológico Nacional. Estas tormentas pueden producirse en cualquier momento del año, pero son más comunes entre septiembre y abril.

En invierno, las temperaturas asociadas a un nor’easter pueden ser mucho más extremas que en otoño, lo que puede provocar tormentas más intensas y nieve. Las tormentas pueden provocar la erosión de las playas y el mal estado del mar, con vientos de 58 kilómetros por hora o más.

La Autoridad Metropolitana de Transporte, que supervisa el metro y otras líneas de transporte de la ciudad de Nueva York, espera una lluvia de 150 milímetros en 12 horas, pero no será nada parecido al huracán Ida.

“En ningún momento esperamos ver el tipo de lluvia intensa en un plazo muy corto que tuvimos durante el huracán Ida”, dijo el presidente y director general en funciones de la MTA, Janno Lieber, señalando que la ciudad vio más de 89 milímetros en una hora durante Ida.

“Pero estamos preparados para lo que venga”, añadió Janno.

El mayor problema y limitación al que se enfrenta la MTA es el alcantarillado de la ciudad, que puede verse desbordado como ocurrió durante Ida, dijo Janno. Sin embargo, no esperan que sea un problema durante la tormenta.

Gene Norman, Rob Frehse y Kiely Westhoff de CNN contribuyeron a este informe.

The-CNN-Wire
™ & © 2021 Cable News Network, Inc., a WarnerMedia Company. All rights reserved.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up