Los cangrejos ermitaños se quedan atrapados sin salida en los neumáticos desechados en el océano

(CNN) — Los cangrejos ermitaños se meten en los neumáticos que han sido desechados en el océano, y no pueden salir, según un nuevo estudio de la Universidad de Hirosaki.

El interior cóncavo de un neumático de automóvil puede atrapar a los cangrejos ermitaños que acuden allí en busca de alimento y refugio. El estudio se refiere a este fenómeno como “pesca fantasma”, que hace referencia a cuando los animales marinos quedan atrapados en la basura humana, como las redes de pesca.

Atsushi Sogabe, primer investigador del estudio y profesor asociado de la Universidad de Hirosaki, se percató inicialmente de ello durante un estudio realizado en 2012 en la bahía de Mutsu, Japón. Mientras vigilaba a los peces aguja a lo largo de la bahía de Mutsu, vio varias conchas en un neumático desechado, algunas pertenecientes a cangrejos ermitaños.

El océano Pacífico es tan ácido que está disolviendo los caparazones de estos cangrejos

“Pensé que el cangrejo ermitaño que había invadido el interior del neumático no podía escapar debido a la estructura interna curva del neumático y, en consecuencia, murió”, dijo Sogabe en un correo electrónico a CNN. “Así que quise probarme esta teoría”.

Los caparazones de los cangrejos ermitaños encontrados en este estudio estaban muy dañados, y los investigadores sugirieron que esto era un signo de canibalismo o de competencia por el alojamiento entre los cangrejos ermitaños que se habían quedado atascados.

Mediante experimentos en un acuario y en el océano, los investigadores estudiaron si los cangrejos ermitaños podrían escapar de los neumáticos. A lo largo de un año, los científicos recogieron y liberaron los cangrejos mensualmente, observando casi 1.300 cangrejos ermitaños que quedaron atrapados en los neumáticos. (No se preocupe: los cangrejos ermitaños solo se utilizaron una vez y se liberaron cerca del lugar donde se recogieron).

Ninguno de los cangrejos ermitaños que se introdujeron en los neumáticos pudo escapar.

“La importancia de este estudio es que demuestra que no solo las propiedades químicas y físicas del neumático, sino también su forma, pueden tener un impacto negativo en la vida marina”, dijo Sogabe.

Contaminación del mar: hay 14 millones de toneladas métricas de microplásticos en el fondo marino, según un estudio

Los carroñeros del mar

Los cangrejos ermitaños son los “buitres de los entornos intermareales y marinos”, afirma Jennifer Lavers, profesora de Ciencias Marinas de la Universidad de Tasmania. Ellos remueven y hacen circular la tierra en la orilla, ayudando a las plantas, como las palmeras, a propagarse y volver a crecer. En el océano, son carroñeros y limpian el fondo marino cuando otros organismos mueren.

Los cangrejos también se sitúan en la parte inferior de la cadena alimenticia de los peces y las aves costeras, proporcionando una fuente confiable de alimento.

“Si perdiéramos estas especies de cangrejos o fueran sustancialmente menos abundantes, eso tiene implicaciones para la renovación de los sedimentos. Tiene implicaciones para la regeneración y el crecimiento de los bosques. Tiene implicaciones para la limpieza de nuestras playas y océanos porque potencialmente no habrá buitres que vengan a limpiar las cosas”, explicó Lavers.

Una vez que los neumáticos llegan al final de su “ciclo de vida”, aproximadamente de seis a diez años, según la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en Carreteras, algunos se reciclan y se convierten en pistas de atletismo o en neumáticos nuevos. Pero muchos se tiran a las masas de agua.

Una “barrera de burbujas” atrapa los residuos de plástico antes de que lleguen al mar

Su forma no es el único problema cuando los neumáticos acaban en el océano. El desgaste de los neumáticos contribuye hasta el 10% de los microplásticos en el océano, según un informe de 2017 de investigadores de la Universidad Abierta de los Países Bajos.

Otras formas de contaminación de los océanos y las playas, como las botellas y los envases de plástico, también perjudican a los cangrejos ermitaños. Lavers dirigió un estudio en 2019 en las Islas Cocos o Keeling que descubrió que los cangrejos ermitaños confundían los contenedores de plástico con conchas, lo que hacía que uno o dos cangrejos quedaran atrapados por cada metro cuadrado. Lavers señala que el nuevo estudio de la Universidad de Hirosaki amplía la investigación sobre el atrapamiento a otra parte del mundo, ilustrando un problema “más extendido de lo que pensamos originalmente”.

Los equipos de pesca abandonados, como las redes y los sedales, pueden enredar a animales más grandes, como las tortugas marinas: más de 300 fueron encontradas muertas en la costa de México en 2018.

“En realidad, es probable que esto sea un problema importante”, dijo Lavers. “No solo está ocurriendo en las playas con las botellas de bebidas, sino con varios tipos de desechos, incluidos los neumáticos de automóviles, y es probable que afecte a muchas más especies en una variedad de hábitats que tal vez no anticipamos originalmente”.

Un neumático a la vez

Pero Lavers afirma que no ha perdido toda la esperanza. Los esfuerzos de conservación de los océanos, incluyendo la recuperación de neumáticos o botellas de plástico desechadas, pueden parecer desalentadores a nivel individual, pero esas acciones pueden beneficiar al ecosistema al eliminar los elementos intactos y reducir los riesgos de quedarse atrapados. La retirada de estos objetos también puede evitar que los objetos más grandes se descompongan en trozos más pequeños que los animales puedan ingerir.

“Creo que estos estudios sobre el aprisionamiento de cangrejos realmente validan y muestran los beneficios para la vida silvestre de llevar a cabo estas limpiezas”, afirmó Lavers. “Hay un aspecto positivo que espero que dé a la gente la motivación y la seguridad de que las limpiezas valen la pena”.

Sogabe dijo que, aunque el problema de la pesca fantasma de cangrejos ermitaños puede parecer menos relevante frente al cambio climático y la contaminación por microplásticos, incluso un solo neumático puede suponer un peligro para los ecosistemas.

“Este es un buen ejemplo de cómo nuestro comportamiento casual puede tener un impacto negativo en la vida silvestre de manera inesperada”, dijo Sogabe. “Es importante darse cuenta de que pequeños cambios en el comportamiento de cada uno de nosotros pueden suponer una gran contribución a la conservación del medio ambiente”.

The-CNN-Wire
™ & © 2021 Cable News Network, Inc., a WarnerMedia Company. All rights reserved.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up